Política de no tolerancia a cualquier tipo de delincuencia: Carlos Joaquín

Derecho de réplica

Yolanda Montalvo

 

El gobernador Carlos Joaquín González con el General de Brigada, Diplomado de Estado Mayor, Esaú Rodríguez Cuéllar.

 

Se requiere de una fuerza pública que recupere la confianza y la fe de la ciudadanía, así como fortalecer a las instituciones encargadas de impartir justicia, para que la gente tenga la certeza de que el delito no quedará impune, eso, además de ejercer una política de no tolerancia a ningún tipo de delincuencia, es el plan que el gobierno del estado tiene, así lo aseguró el mandatario Carlos Joaquín, durante la apertura de las instalaciones de la policía en Puerto Morelos.

Pese a las condiciones climatológicas y una ceremonia pasada por agua, el Ejecutivo estatal indicó que cada paso que se da, como la apertura de instalaciones policiales, la capacitación de elementos o la reintegración a las fuerzas activas a quienes por años fueron escoltas de funcionarios, es parte de un plan integral de seguridad, que logrará rescatar la confianza ciudadana en las instituciones.

Eliminar escoltas en la ley

Que la reintegración de los elementos policiales que trabajaban como escoltas, no fue una decisión de los presidentes municipales, ni siquiera del gobierno del estado por sí solo, sino fue el resultado del análisis y resolución de los que participan en las “mesas de trabajo en materia de seguridad”, las cuales se implementaron desde hace meses atrás y en las que participan, por supuesto, las autoridades municipales y estatales. Así lo reveló Carlos Joaquín González.

El mandatario dijo que durante la visita del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el funcionario federal indicó la necesidad de incrementar el número de elementos policiales, por lo que se hizo urgente la reintegración de los policías que se encontraban comisionados como escoltas a ex funcionarios y particulares.

Las cosas no quedaran ahí, pues el mandatario aseguró que se analiza enviar una iniciativa de ley, para que desde el Congreso del estado se modifique la legislatura con el fin de que, en el futuro, las fuerzas del orden no sean utilizadas para uso personal.

Un ejército

En realidad, se puede considerar que las fuerzas policiales recibieron un enorme refuerzo con el retorno de los “comisionados”, que servían de escoltas a ex funcionarios y particulares, pues eran un pequeño ejército compuesto de 204 hombres.

Le comento que, fueron 40 policías estatales, 50 ministeriales, 90 elementos de la SSPyT de Benito Juárez y 24 de Solidaridad, los que se reintegraron al servicio activo, mismos que ahora tendrán que desempolvarse y recibir la capacitación necesaria para desempeñar las nuevas funciones de acuerdo al nuevo sistema de justicia penal.

Los que faltan

Trascendió que fue el propio ex gobernador, Félix González Canto, quien solicitó la reintegración de 14 de los 16 policías que lo custodiaban, pues el ahora senador está presto para “colaborar” con el gobierno en lo que se ocupe por el bien de Quintana Roo -ajáááá-.

Sin embargo, de acuerdo a la ley estatal en materia de seguridad, todo ex funcionario que por sus funciones realizadas durante su periodo de ejercicio requiera de escoltas, perderá esa prerrogativa en el caso de ejercer un nuevo cargo público, perooo, la ley se aplica y se interpreta a los propios gustos de los políticos, por lo que, el buen gesto de González Canto aun se quedó corto.

Por otro lado, al ex mandatario, Roberto Borge aún lo resguardan 33 de los 44 “guaruras” que tenía. Ummmm y ¿Si le pasa lo que a Duarte, regresará a los escoltas o se quedará con dos como Félix?, ya veremos, dijo un ciego.

De miedo

Durante la inauguración de las instalaciones de la Policía de Puerto Morelos, el runrún que corrió como corre el chisme de lunes por la mañana en la entrada de los preescolares, es que los portomorelenses no están del todo convencidos de la designación del ahora secretario de Seguridad Pública, Gumersindo Jiménez Cuervo, pues lo ven y tiemblan.

Dicen los que de historia local saben y recuerda como si fuera ayer cuando “Gume” trabajo para la policía de Cozumel, donde los detenidos con droga llegaban sin ella a su destino final -digo, el polvo vuela, eso pudo haber pasado, ¿Qué?, ¿No?, jijijijiji-.

Allá por el 2011, Jiménez Cuervo fue acusado de disparar a un hombre, cuando el ahora jefe policiaco de Puerto Morelos se encontraba bajo los influjos del alcohol. Todo eso les da ñáñaras a los lugareños, que de por sí son medios desconfiados con los fuereños y con esos antecedentes, pues más. Tantán.

 

Recibo información, comentarios, denuncias, réplicas y balconeadas, etc. al mail: yolandamontalvoh@gmail.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

Sitios de interés

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2016



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil