PROVOCA INVASIÓN DE PROPIEDAD PRIVADA EN CANCÚN LA CORRUPCIÓN EN EL JUZGADO SEGUNDO CIVIL UNITARIO

 

CORRUPCIÓN EN EL JUZGADO SEGUNDO CIVIL
DE  PRIMERA INSTANCIA EN CANCÚN

EXPEDIENTE: 928/2015

 

Licenciado Carlos Joaquín González
GOBERNADOR CONSTITUCIONAL
DE QUINTANA ROO.

 

Licenciado Felipe Villanueva Rivero
MAGISTRADO PRESIDENTE
DEL TRIBUNAL SUPERIOR
DE JUSTICIA DE QUINTANA ROO.

 

Licenciado Miguel Ángel Pech Cen
FISCAL GENERAL DE JUSTICIA
DEL ESTADO DE QUINTANA ROO.

 

La actuación de funcionarios públicos deshonestos en nuestra entidad está provocando que el ESTADO DE DERECHO EN QUINTANA ROO se viole de manera sistemática, auspiciado con ello la impunidad de invasores profesionales de predios —propiedad privada—, que ahuyentan del estado inversión de capitales de quienes confían en esta tierra para generar  bienestar y fuentes de empleo.

Es un deber de las autoridades velar por el irrestricto apego a la LEY,  SU APLICACIÓN Y CASTIGAR PENALMENTE a quienes con la complicidad de servidores judiciales se han dedicado a la invasión de propiedades privadas adquiridas de manera legítima ante NOTARIO PÚBLICO.

Los hechos

Por órdenes expresas del magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, Fidel Villanueva Rivero, la Contraloría Interna de esa institución abrió una carpeta de investigación para indagar con todas sus consecuencias —incluyendo el cese fulminante del Juez Segundo de lo Civil de Primera Instancia en Cancún, licenciado Juan Carlos Quintal Canul y su secretaria de Acuerdos, Dilery Guadalupe Jiménez Vera—, por presuntos actos de corrupción registrados en un proceso judicial civil viciado, —928/2015—,con el que se pretende despojar de dos predios en la avenida Huayacán, esquina con la calle Noche Buena, a su legítimo y único propietario.

Dos de los cuatro lotes en cuestión —invadidos por personas extrañas, mismos que han provocado todo tipo de daños al predio—, fueron adquiridos de acuerdo y conforme a la Ley, luego de que el Notario Público Número 3 de Cancún, doctor Marco A. Sánchez Vales, investigara y certificara que los bienes en cuestión —los cuatro lotes de la esquina de la avenida Huayacán y calle Noche Buena—, estaban limpios legalmente y exentos de cualquier gravamen o causa alguna para su compra-venta legal.

La operación se llevó a cabo en la oficina del citado Notario Público Número 3 de Cancún, quien escrituró a nombre del actual y único propietario los cuatro lotes en cuestión que forman la esquina de la avenida Huayacán y calle Noche Buena.

La forma viciada en la que se lleva a cabo el proceso inventado en dicho juzgado civil y con el que se pretende “fabricar” la presunta propiedad de dicho terreno a quien no posee documento legal alguno y, si lo hay, son producto de la presunta fabricación y uso de indebido de documentos oficiales falsos.

Por lo que solicito al Fiscal General de Quintana Roo, licenciado Miguel Ángel Pech Cen, consigne a un Juez Penal la carpeta de investigación con relación a este caso, abierta por los delitos de INVASIÓN DE PROPIEDAD PRIVADA Y DAÑO EN PROPIEDAD PRIVADA, referente a los cuatro lotes que forman la esquina de la avenida Huayacán y calle Noche Buena de mi única propiedad, con el objeto de que se libren las órdenes de aprehensión correspondientes contra quién o quiénes y sin ningún derecho legal y la ayuda de funcionarios deshonestos del Juzgado Segundo de lo Civil en Primera Instancia de Quintana Roo, han invadido y dañado los predios del verdadero y único dueño.

Estos hechos han sido ya denunciados también en la Vicefiscalía Especial de la Zona Norte para que se investigue a fondo y se proceda conforme a derecho contra los invasores de predios, una mujer identificada plenamente y varios sujetos que obedecen sus órdenes y se introducen sin derecho alguno a dos de los predios en cuestión. Que se les aplique todo el peso de la ley y se siente un verdadero precedente ante este tipo de delitos tan recurrentes en el principal destino turístico del país, debido a la plusvalía que ha cobrado la tierra.

De lo contrario, se está asentando un grave precedente y se provoca que con estas acciones fuera de la Ley quienes piensen invertir en Quintana Roo, lo piensen dos veces o más por estar en riesgo su patrimonio.

“Fabrican” propietarios

Lo anterior ha quedado demostrado al final de las audiencias en el citado Juzgado Segundo Civil, cuando el legítimo propietario de un predio ubicado en la esquina de Noche Buena y Huayacán  (escrituras públicas registradas debidamente por el Notario Público Número 3 de Cancún a favor del único y propietario legítimo del predio), ha sido presionado en dos ocasiones en el interior de la sala de audiencia para que llegue a un acuerdo con la parte que demanda —sin ningún derecho legal—, y que pague una fuerte suma de dinero para que no se le arrebate de las manos un patrimonio ganado con el esfuerzo de muchos años de trabajo.

Ley de Herodes 

Después de ser notificado de la demanda civil en su contra el propietario del predio acudió junto con sus abogados ante el Juez Segundo para presentar toda la documentación en regla de la propiedad en cuestión. La única petición fue que impartiera justicia apegado a Derecho y sin favorecer a ninguna de las dos partes, seguro de que la propiedad es única y legítima en su posesión legal al cien por ciento, con todos los registros en orden como lo certificó y dio Fe de Hechos el Notario Público de Cancún, Francisco Lechón.

Sin más documentos que un papel ilegible, escrito a mano por una presunta operación de compra-venta de un terreno —inexistente—, pues no especifica con claridad, ni por mucho la ubicación del bien, ni tampoco su extensión correcta, la parte que demanda se lanzó a exigir la propiedad sin tener legalmente derecho alguno, ni antes, ni después de los hechos que se reclaman. En la actualidad son ya dos predios los invadidos en esa misma esquina del mismo dueño, producto de la impunidad generada por un mal procedimiento civil judicial.

Ah… pero para eso los armadores del caso, una licenciada, asesorada por invasores profesionales y litigantes mañosos, cuentan con la ayuda de la secretaria de Acuerdos del Juzgado Segundo Civil de Cancún, que hace sentir su poder autoritario sobre el legítimo dueño y su defensa. En repetidas ocasiones se ha negado a las solicitudes de la defensa para aportar documentos y procedimientos que demuestren de una vez por todas que ese juicio no debió ni siquiera de haberse iniciado por no haber materia para litigar conforme a Derecho. Bueno, pero el fondo del caso ya se lo puede usted imaginar estimado lector.

Se le ha negado a la parte acusada el legítimo derecho a defenderse, con recursos suficientes y oficiales para demostrar que la parte contraria miente y no tiene ningún derecho sobre el bien que se quiere adjudicar de manera por demás tramposa.

Con todo y que sabía perfectamente que la audiencia de testigos no se puede realizar en dos partes, simple y sencillamente porque unos testigos les dirán a otros lo que se les preguntó y podrán colocar las cosas en el presunto viciado proceso a su favor, la citada funcionaria judicial, Dilery Guadalupe Jiménez Vera, decidió proceder con la audiencia.

Ese día el incidente hizo que el titular del juzgado saliera de su cubículo muy molesto, despeinado y jadeante y en tono amenazante presidiera la diligencia, no sin antes conminar en tono amenazante al verdadero y único propietario a responder una serie de preguntas de la confesional.

El tiro era preciso…de acuerdo a lo presuntamente planeado por los estafadores y la misma secretaria de Acuerdos, hacer que el demandado se pusiera nervioso, cayera en contradicciones para favorecer a la otra parte. Al final de la audiencia una señora chaparra, vestida de blanco y con el pelo oxigenado, que presidía a gritos la defensa y que se dice amiga y protegida del gobernador, se dirigió al demandado y sin rubor alguno y frente al escritorio de la secretaria de Acuerdos, Dilery Guadalupe Jiménez Vera, exigió un arreglo económico para finiquitar el caso, cosa a la que se opuso terminantemente el legítimo y único dueño del predio señalando que todos sus documentos de la citada propiedad son certificados por el Notario Público Número 3 de Cancún, doctor Marco A. Sánchez Vales, cumpliendo con todas las especificaciones de la ley en la materia y una vez que el citado funcionario investigó e informó que los cuatro lotes que forman la esquina de Huayacán y calle Noche Buena no tenían impedimento legal o fiscal para ser adquiridos por el de la voz.

Interviene Fidel Villanueva Rivero

Cansado de las maniobras legaloides en su contra y viendo que su propiedad legítima está en riesgo, el demandado acudió a informar del proceso viciado con el que se sigue su caso en el Juzgado Segundo de lo Civil en Cancún.

Tras ser enterado detenidamente sobre el caso, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, Fidel Villanueva, solicitó al contralor interno de la institución investigar a fondo el caso y solicitar al Juez Segundo de lo Civil una ficha técnica del expediente.

Sentado para que no se canse…

Lo que le narro a continuación es verdaderamente patético y de risa, pues después de 72 horas y poniendo todos los pretextos del mundo, por fin el citado juez se dignó a entregar el documento en unas cuantas líneas mal redactadas con la información requerida por el presidente magistrado Villanueva Rivero.

La cosa se puso buena cuando el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, Fidel Villanueva Rivero, pidió a su secretario particular comunicarlo con el Juez Segundo Civil de Primera Instancia de Cancún, licenciado Juan Carlos Quintal Canul, quien ni siquiera se tomó la molestia o se dignó a contestar la llamada…

Es una práctica constante el que en el Juzgado Segundo Civil de Primera Instancia de Cancún los funcionarios actúen con autoritarismo y sin tener en cuenta que son servidores públicos.

Para esa hora el presidente magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, licenciado Fidel Villanueva Rivero, estaba que echaba chispas de coraje y haciendo un esfuerzo profesional, pidió nuevamente al secretario particular enlazar la conversación con el multicitado juez.

Ya sabe usted, el citado funcionario civil Quintal Canul, quien ni siquiera había leído el expediente, disparó como metralleta una serie de pretextos a su jefe jerárquico, quien poco faltó para que lo cesara en el acto.

Al fin que ya se va…

En el Juzgado Segundo Civil de Primera Instancia de Cancún, el personal llamado a cuentas por irregularidades y presuntos actos de corrupción, dice que la cosa es “calmada”, como decía Clavillazo..!

El próximo mes de agosto el presidente magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, Fidel Villanueva Rivero, dejará el cargo y para ese entonces sí nadie podrá evitar que tuerzan la ley a su antojo y sigan con su intención de despojo. Sin embargo, el caso está ya denunciado en la Contraloría Interna del propio Tribunal Superior de Justicia y en la Fiscalía Especial a cargo del licenciado Miguel Ángel Pech, para que se actúe con prontitud y todo el rigor de la ley.

Sólo que el legítimo propietario del predio en cuestión dice que no parará en pedir justicia y que recurrirá al mismo gobernador de la entidad, Carlos Joaquín González,  y al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para informarles del caso y pedir una investigación a fondo y castigo ejemplar para los malos funcionarios.

Es preciso señalar que este tipo de corrupción, tanto en los juzgados civiles, como en tribunales  laborales están a la orden del día, dañándo con ello la imagen de Quintana Roo, como destino para las inversiones.

Ya se han dado casos en que los legítimos propietarios de empresas y propiedades inmobiliarias se han quedado literalmente en la calle por juicio amañados en los que vivales y empleados corruptos del los juzgados hacen su agosto torciendo la ley, fabricando “propietarios” y derechos inexistentes de demandantes para beneficiar a personas sin escrúpulos, que a últimas fechas han encontrado una verdadera “mina de oro” en este tipo de procedimientos inventados, sin sustento y violatorios del Derecho Constitucional.

Es de señalar que en el caso del citado proceso del Juzgado Segundo Civil de Primera Instancia de Cancún, la actitud del titular Juan Carlos Quintal Canul y su secretaria de Acuerdos Dilery Guadalupe Jiménez Vera, ha provocado impunidad en los invasores de predios.

Las agresiones a la propiedad no cesan y ha sido invadido sistemáticamente, pese a que el Departamento de Ecología Municipal colocó sellos de clausura debido a que los invasores incendiaron los predios para limpiarlos y construir un cuartucho de madera, que según ellos les dé la posesión del bien. Aquí es importante señalar que es necesario que se respete el ESTADO DE DERECHO EN QUINTANA ROO, pues de lo contrario cualquiera que coloque una carpa dentro de sus propiedad privada estimado lector dirá que ya es suya. A LO QUE HEMOS LLEGADO EN ESTE MÉXICO VIOLENTO Y SIN RESPETO A LAS LEYES.

El terreno en cuestión, propiedad legítima y única del demandado —Con Fe Pública del Notario Público Número Diez de Cancún, Francisco Lechón—, ha sido incendiado, deforestado, dañado, clausurado e invadido en múltiples ocasiones, como resultado de las maniobras ilícitas de un grupo de vivales y leguleyos presuntamente apoyados y coludidos con la burocracia del multicitado juzgado civil y asesorados por “coyotes” profesionales…

 

RESPETUOSAMENTE

JOSÉ LUIS MONTAÑEZ AGUILAR

PROPIETARIO ÚNICO.

 

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

Sitios de interés

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2016



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil