Trump reconoce a Jerusalén como la capital de Israel

  • Reubicarán la embajada estadounidense
  • Comienza nuevo abordaje al conflicto entre Israel y Palestina

 

Tras el anuncio de Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel, cientos de manifestantes se concentraron en Gaza y quemaron fotos del presidente estadunidense.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció ayer miércoles a Jerusalén como la capital de Israel, por lo que ordenó iniciar el proceso para trasladar la embajada estadunidense de Tel Aviv, con el fin de identificar la realidad que impera en esa disputada ciudad.

En una histórica declaración desde la Casa Blanca, el mandatario aseguró que su anuncio “marca el inicio de un nuevo abordaje al conflicto entre Israel y palestinos”, e insistió que ello no significa un distanciamiento de la política tradicional de Estados Unidos hacia la solución del conflicto entre israelíes y palestinos.

Trump, quien hizo de este cambio una de sus promesas de campaña, insistió que su posición no era diferente a la asumida por sus últimos tres predecesores, después de que el Congreso aprobó en 1995 una ley para el traslado de la embajada a Jerusalén, aunque en todos los casos éstos firmaron dispensas para aplazar el cambio.

Esta acción por parte de los ex presidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama respondió al cálculo político de que ello podría complicar sus esfuerzos de mediación para llevar a judíos y palestinos a la mesa de negociación y alcanzar finalmente un acuerdo de paz entre las dos partes, algo que Trump disputó.

Dijo que después de más dos décadas de dispensas, no existen indicios de que israelíes y palestinos estén más cerca de una paz duradera, y aseguró que “sería un desatino asumir que la repetición de la misma fórmula producirá ahora un resultado mejor o diferente”.

“Por lo tanto, he determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel. Si bien los presidentes anteriores han hecho de esto una gran promesa de campaña, no han cumplido. Hoy estoy cumpliendo”.

Trump dijo que este nuevo curso de acción es lo mejor para los intereses de Estados Unidos y la búsqueda de la paz entre Israel y los palestinos, y aseguró que el mismo permitirá avanzar en el proceso de paz, si bien la mayoría de los Estados árabes, además de Francia y Reino Unido, expresaron su oposición al anuncio.

Dijo que pese a que Jerusalén es la sede del parlamento israelí, el Tribunal Supremo y donde se ubica la residencia del primer ministro y el presidente, Estados Unidos se ha negado a reconocer cualquier capital israelí en absoluto.

“Pero hoy finalmente reconocemos lo obvio, que Jerusalén es la capital de Israel. Ésto no es más que un reconocimiento de la realidad. También es lo correcto. Es algo que tiene que hacerse”, manfestó.

En consecuencia, anunció que ordenó al Departamento de Estado que inicie los preparativos para trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

Igualmente, precisó que su anuncio no significa que Estados Unidos esté tomando una postura sobre el futuro final de la ciudad, que los palestinos quieren como sede del poder de su Estado, incluidos los límites específicos de la soberanía israelí o la resolución de fronteras impugnadas.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

Sitios de interés

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2017



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil