Pésimo servicio en Urgencias del IMSS-Chetumal

  • Ante la pasividad del delegado
  • Se brinda atención médica hasta en los pasillos, sin la higiene necesaria

 

Como si la capital de Quintana Roo estuviera en guerra, los servicios de emergencia del IMSS se ofrecen donde se pueda.

 

Chetumal.-  Pese a tener  personal profesional (médicos y enfermeras, camilleros), que hacen todo lo posible por dar atención de salud de calidad y calidez, la impotencia y desilusión van carcomiendo las entrañas del área de urgencias del Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ante una autoridad que los obliga cumplir con lo que se pueda y dónde se pueda con tal de salvar vidas.

Este hospital, que desde sus cómodas oficinas delegacionales está a cargo de Flavio Carlos  Rosado, en un solo turno  entre 8:00 y 23:00 horas  con más de 15 pacientes ingresados en el área de urgencias por diferentes padecimientos, ofrece la atención médica hasta en los pasillos, algunos en condiciones poco higiénicas, como se demuestra un recorrido hecho en esa área del nosocomio.

Mientras el delegado general del IMSS, Flavio Carlos Rosado  presume números de afiliados que crecen en Quintana Roo y de nuevos equipos de última generación en beneficio de la salud, ninguna gestión hace para que Chetumal tenga un hospital de primer nivel y ante problemas de salud mayores optan por enviar todos los días a los enfermos a Mérida o Cancún.

Los pacientes tienen  que permanecer en los pasillos recibiendo diferentes atenciones médicas, de acuerdo a la enfermedad que en ese momento les aqueja y por las cuales son momentáneamente ingresados.

En urgencias les hacen curaciones, sacan sangre o les ponen suero, los medicamentos para calmar dolores, en espera del diagnóstico final, que si bien les va los dan de alta con tratamiento a sus casas o los programan para cirugía o algo que cubre la enfermedad y si no los programan para dos o tres meses a colnoscopia, rayos X, resonancias magnéticas, tomografías y otros estudios especializados que en Chetumal se carece.

En tanto, los recursos federales vienen y van y Flavio Carlos Rosado inaugura guarderías y mejoran oficinas, el Hospital General de Chetumal, muere lentamente por falta de equipo, instrumental e instalaciones adecuadas para dar atención a más de 50 casos, que en sus entrañas, el aérea de urgencias, se vuelve un caos, ante tantos pacientes y pocos espacios, tales que los pasillos, que son usados para atender a los pacientes como lo constató DIARIOIMAGEN.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

Sitios de interés

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2017



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil