Ya buscan contacto para vender avión presidencial

  • La flota es integrada por 21 aeronaves
  • Su arrendamiento a 15 años es de 7 mil 560 mdp; se han pagado 2 mil 433

 

El costo del avión presidencial era de mil 547 millones de pesos, pero se pagaron adicionalmente mil 405 millones por equipamiento.

 

Andrés Manuel López Obrador reveló que su equipo ya busca contactos con la empresa Boeing para dialogar sobre la venta del avión presidencial.

El virtual Presidente electo adelantó que no se busca obtener ganancias con la transacción, sino simplemente venderlo en lo que costó.

“Ya se está buscando una relación con Boeing para el avión presidencial, la idea es venderlo, no perder dinero, que se venda en lo que vale, pero no me voy a subir a ese avión”.

Explicó que sus colaboradores ya realizan un inventario sobre las flotillas del gobierno federal en el que han encontrado que hay 52 jets, de los cuales, seis fueron comprados en este sexenio, con un valor de mil millones de pesos cada uno.

Detalló que hay 118 helicópteros en el inventario y que fueron comprados seis nuevos, también con un valor de mil millones cada uno.

“Sabemos de la pretensión de comprar ocho helicópteros artillados para la Marina, con un valor de 25 mil millones de pesos, esa compra se va a cancelar porque no podemos hacer ese gasto”, agregó López Obrador.

Se va a vender todo: Romo

Para Alfonso Romo, próximo jefe de la Oficina de la Presidencia, consideró que la venta del avión podría redituar ganancias.

“Vamos a vender todas las aeronaves y va a ser buen negocio, porque las compramos con el dólar a 13 pesos y ahorita estamos a 19. Se va a vender todo.

“No hay que pagar nada, al contrario, no hay pérdida. Lo vamos a cuidar, pero de que se van a vender, se van a vender porque el gasto de mantenimiento y el gasto de operación es una locura y sí vamos a hacer un gobierno austero”, manifestó.

A la fecha, el gobierno federal, a través de la Sedena, ha pagado 2 mil 433 millones 786 mil pesos por el Boeing 787-8 y resta por saldar 5 mil 126 millones 285 mil 914 pesos.

Dicho avión fue adquirido por Banobras en 2 mil 952 millones de pesos, instancia que acordó con la Sedena un arrendamiento financiero a 15 años por 7 mil 560 millones. Según el presupuesto 2018, la Sedena asignó para este año 451 millones 492 mil pesos, sin embargo, se prevé que cada año, hasta el 2027, se paguen anualmente 560 millones 46 mil 993.

Fuentes involucradas en la compra de la nave informaron que si el nuevo gobierno decide venderlo, deberá pagar el costo que erogó Banobras por su compra: 2 mil 952 millones.

Sin equipamiento, el costo del avión era de mil 547 millones de pesos, pero se pagaron adicionalmente mil 405 millones por ajustes de ingeniería, de estructura, equipamiento de cabina, así como por certificaciones y un paquete de refacciones.

Adicionalmente, el gobierno federal pagó alrededor de mil millones de pesos en la adecuación del hangar presidencial para poder almacenarlo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

A principios de 2016, ante la polémica de la llegada de TP01, llamado José María Morelos y Pavón, la Presidencia realizó un estudio sobre la conveniencia de su venta y se concluyó que no era factible.

El análisis de la empresa Flightglobal Consultancy, especializada en valuación y asesoramiento para la compra y venta de aeronaves, determina que entregarlo a una aerolínea comercial generaría una pérdida del 58 por ciento de su costo, es decir, mil 730 millones de pesos.

“De comercializarse con su configuración actual en el mercado de aeronaves privadas, se prevé que la venta podría concretarse en un plazo de entre 12 y 24 meses, dadas las características de este mercado y la complejidad del contexto económico actual.

“Si se vendiera en 24 meses, la pérdida podría ascender a 30 por ciento y en 36 meses a cerca de 35 por ciento”, indica el informe de la compañía.

“Cuando tenga que viajar, lo voy a hacer como siempre, en aviones de línea comercial y por tierra, en eso no hay ningún cambio”, dijo Andrés Manuel López Obrador, virtual Presidente de México.

La flotilla presidencial

La flota presidencial la integran 21 aeronaves, en las que viajan no sólo el Presidente, sino también los elementos del Estado Mayor Presidencial cuando se trata de giras del primer mandatario. Desde 2013, la Defensa Nacional ha renovado 11 unidades asignadas a la Presidencia.

Además del TP01, es frecuente que el jefe del Ejecutivo, cuando viaja sólo con su staff o familia, utilice el avión Gulfstream G-550, considerado por miembros de la Fuerza Aérea como el “Rolls Royce” en aeronaves.

Este avión tiene un costo en el mercado de 50 millones de dólares y fue adquirido en el 2015; en el último año realizó 45 vuelos.

Entre las unidades también están dos Gulfstrem-150, de los años 2014 y 2015, valuados en el mercado en 36 millones de dólares.

En traslados cortos, el Presidente usa dos helicópteros Super Puma 225, cotizados en 24 millones de euros, y que fueron comprados en 2016.

En total, de acuerdo con información proporcionada por Presidencia a través de transparencia, las 21 aeronaves presidenciales han realizado en el último año 2 mil 164 viajes.

 

Características de la aeronave

– Boeing 787-8

– Modelo 2009

– 80 lugares para pasajeros divididos en tres áreas (14 para Estado Mayor, 24 para Presidente e invitados y 42 para escoltas y medios de comunicación)

– Cuenta con un alcance de 13,900 kilómetros, lo que le permite volar sin escalas a cualquier destino de América, Europa y África

– Tiene una vida útil estimada de 25 años, por lo que estará en servicio hasta el año 2040

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

Sitios de interés

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2017



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil