Hablan para DIARIO IMAGEN los coristas que hicieron historia con Juan Gabriel

  • En emotiva y sentida entrevista exclusiva tuvimos el privilegio de tener a cuatro de los coristas del Divo de Juárez: Salvador Mundo, Karina Manzur, Sandra Lau y Roberto Velázquez, quienes nos contaron su experiencia al lado del gran ídolo
Gloria Carpio

 

Con suspiros, lágrimas y risas, los coristas de Juan Gabriel: Salvador Mundo, Karina Manzur, Roberto Velázquez y Sandy Lau nos compartieron su experiencia y vivencia al trabajar cerca del ídolo, a quien calificaron de una persona sencilla, inteligente y llena de conocimiento.

Con suspiros, lágrimas y risas, los coristas de Juan Gabriel: Salvador Mundo, Karina Manzur, Roberto Velázquez y Sandy Lau nos compartieron su experiencia y vivencia al trabajar cerca del ídolo, a quien calificaron de una persona sencilla, inteligente y llena de conocimiento.

 

NOS HA HECHO LLORAR CON SU PARTIDA;
PASÓ CON SUS CORISTAS MOMENTOS QUE QUEDAN EN LA POSTERIDAD

En una emotiva y sentida entrevista exclusiva para DIARIO IMAGEN tuvimos el privilegio de tener a cuatro de los coristas de Juan Gabriel, entre ellos al director de sus coros Salvador Mundo, quien trabajó los últimos 14 años con el Divo de Juárez , así como su corista principal Karina Manzur, quien siempre aparecía del lado izquierdo de Juan Gabriel, ya que el propio cantautor así lo había solicitado, que estuviera de su lado izquierdo en cada uno de sus conciertos; la bella Sandra Lau y el talentoso Roberto Velázquez, todos ellos que hicieron historia al lado de Alberto Aguilera Valadez, durante los últimos años.

Con suspiros, lágrimas y risas (quien hizo esta entrevista, quedé con la piel chinita), nos compartieron su experiencia y vivencia al trabajar cerca del ídolo, a quien calificaron de una persona sencilla, inteligente y llena de conocimiento, agregaron que la muerte del compositor los impactó y en un momento dado se mostraron incrédulos ante la noticia, afirman que es un impacto del cual aún no logran salir y que desearían que todo fuera una mala jugada o broma de la vida.

Juan Gabriel, un ser lleno de luz, que es leyenda, y que es el “Amor eterno” de México, América y varias partes del mundo, hizo de sus coristas, más que sus amigos, su familia, pues pasó con ellos los mejores años, los más grandes conciertos y algunos de sus inolvidables momentos como Alberto Aguilera Valadez y quiénes mejor que sus coristas que son parte de la familia de Juan Gabriel para rendirle tributo a través de DIARIO IMAGEN en una inolvidable entrevista llena de sentimientos y agradecimiento.

JUAN GABRIEL ERA IMPRESIONANTEMENTE INTELIGENTE

Quiénes mejor que sus coristas, que son parte de la familia de Juan Gabriel, para rendirle tributo a través de DIARIO IMAGEN, en una entrevista llena de sentimientos y agradecimiento.

Quiénes mejor que sus coristas, que son parte de la familia de Juan Gabriel, para rendirle tributo a través de DIARIO IMAGEN, en una entrevista llena de sentimientos y agradecimiento.

Ustedes pasan a ser historia en la música, porque compartieron el escenario con Juan Gabriel, que para muchas personas es el artista más grande que ha dado México, ¿Qué recuerdo les deja de haber compartido el escenario con Juan Gabriel en innumerables conciertos?

Karina Manzur: Me quedo con un gran aprendizaje, Juan Gabriel fue una persona que regalaba consejos, cariño, sonrisas a diestra y siniestra, e independientemente de las giras, Centro, Sudámerica, Estados Unidos, etcétera. Sentir el aplauso que la gente le brindaba de alguna manera nos salpicaba, ese homenaje que la gente le daba cada que coreaban sus canciones, cada aplauso, cada grito, él era una persona impresionantemente inteligente.

EN EL ESCENARIO ERA EL HOMBRE MÁS DETALLISTA E INTELIGENTE; COMO ALBERTO AGUILERA ERA EL SER MÁS SENSIBLE Y BONDADOSO

Esta foto es histórica, donde el coro de Juan Gabriel forma parte del último concierto que el cantante ofreció en Bellas Artes.

Esta foto es histórica, donde el coro de Juan Gabriel forma parte del último concierto que el cantante ofreció en Bellas Artes.

¿Qué diferencia había entre Alberto Aguilera Valadez y Juan Gabriel?

Salvador Mundo: Yo lo puedo decir así, era uno arriba y otro abajo del escenario. Juan Gabriel arriba del escenario: es el hombre más detallista y exigente, perfeccionista; él escribía, componía, arreglaba, se involucraba en grabaciones, hacía sus armonías, de ninguna manera lo podías engañar ni con la más mínima nota. Tenía la maravillosa capacidad de crear cosas en su cabeza y pedirlas con la voz, a lo mejor no le podía decir al piano, dame un Sol, Fa, La, pero lo cantaba y en esa lluvia de ideas se lograron muchas de sus canciones, era completamente perfeccionista.

Con todo el equipo era muy demandante, quería que conocieras su música, su obra y eso no significaba sólo saberte todas las canciones del show, sino que él comprobara que en algún momento del concierto que tú escuchabas su discografía, ¿cómo?, pues si en la lista de canciones seguía ‘No tengo dinero’, en cuanto empezaba la música y los arreglos él cantaba ‘Me he quedado solo’ o ‘No te has dado cuenta’ o ‘Una dos y tres me das un beso’, esas sorpresas eran como si te pasaran a hacer examen inesperado, ahí se daba cuenta Juan Gabriel quién lo conocía y quién no, y si no lo conocías obviamente era un reclamo de profesional a profesional, porque todos éramos profesionales en el escenario, por algo todo mundo estaba ahí. Ese es Juan Gabriel.

Karina Manzur siempre aparecía del lado izquierdo de Juan Gabriel, ya que el propio cantautor así lo había solicitado.

Karina Manzur siempre aparecía del lado izquierdo de Juan Gabriel, ya que el propio cantautor así lo había solicitado.

Alberto Aguilera, abajo del escenario: Mis compañeros no me dejarán mentir, Karina Manzur estuvo con nosotros ocho años, Alberto Aguilera era un hombre sensible. A nivel personal era un excelente anfitrión, todas las oportunidades que tuvimos de ir a su casa, siempre estaba ‘¿Ya comiste?, a ver tráiganle agua, una botanita’.

La primera vez que me invitó a su casa ni siquiera fue por cosas de trabajo, era porque quería platicar conmigo y fue en su casa de Los Ángeles, él tenía una empleada de confianza y le dice: ‘Yolandita, aquí no comemos carne, tú sabes verduritas… pero Yolandita vas al súper y le compras carnes al flaco (Salvador Mundo), porque este niño sí come carne, está muy flaco y quiero que se sienta como en su casa’. Y en eso se dirige a mí y me pregunta: ¿Qué más se te antoja?, ¿qué fruta?, ¿qué verdura?, ¿Qué quieres que te preparen?” a lo que yo respondía ‘Nada Don Alberto, lo que usted coma’. Ese tipo de detalles que no toda la gente tiene y menos para un compañero, te hacen sentir que pasaste la línea del trabajo.

 

Nos dejaba crecer y volar

  • Durante los últimos cinco años, había ocasiones en que cuando interpretaba “Te lo pido por favor”, la terminaba cantando a su público con lágrimas y de rodillas: ‘Pero no me dejes nunca, nunca, nunca, te lo pido por favor’

 

“Al terminar el show de Bellas Artes, ese día Juan Gabriel nos abrazó muy contento y nos dijo ‘Flacos, ahora sí, hicimos historia’ y así fue porque quedó para la posteridad”.

“Al terminar el show de Bellas Artes, ese día Juan Gabriel nos abrazó muy contento y nos dijo ‘Flacos, ahora sí, hicimos historia’ y así fue porque quedó para la posteridad”.

 

-Alberto Aguilera sí se preocupaba por conocerlos…

Salvador Mundo: Sí, tenía esos detalles, agradeciendo la disponibilidad, porque además era un artista que si bien no estaba por escrito que no podías faltar a su show, ya que no era como con otros artistas, que si no puedes asistir mandas suplente, con Juan Gabriel no podías enviar suplente, y en lo personal hablando de Alberto Aguilera, todo el tiempo que estuve con él, puedo decir que fue un privilegio de sentirme abrazado y querido por él, me dejaba crecer y volar muchas veces. Le pedí permiso de trabajar en una ocasión con Disney, me dijo: ‘si es para tu crecimiento, ve flaco’ para hacer teatro musical, programas de televisión, ‘Flaco mientras sea para tu crecimiento, cuando termines aquí está tu trabajo y aquí está tu amigo, ese era Alberto para mí. (Es el momento en que Salvador rompe en llanto recordando a Juan Gabriel y a Alberto Aguilera).

Sandra Lau: Yo me acuerdo… (Momento de sollozos y lágrimas). Cuando supe de su muerte el primer pensamiento y el primer mensaje fue para Chava (Salvador Mundo), yo sé que de todos los que estábamos en la banda. Salvador Mundo era el consentido, lo quería muchísimo, Juan Gabriel lo dejaba volar.

Hablando de Alberto Aguilera, cuando yo entré al coro, sólo iba a eventos grandes en México, después me integré como base y nos fuimos a Acapulco, a su casa porque él quería ensayar, pero más bien era como que nos quería conocer a los nuevos, habíamos entrado Panchito, Hugo y otro chico que no vino hoy. Me acuerdo que en su casa de Acapulco nos dio de comer y hasta de cenar, nos puso una película ‘Los coristas’ que tenía que ver con la música, nos hospedó en su otra casa. Me acuerdo cuando nos ofreció helado, y todos ‘No, no, no’ pero yo le dije ‘yo sí te acepto, me acuerdo que le puso whiskey al helado napolitano. Sí era un contraste, en el escenario Juan Gabriel era superexigente y aunque yo crecí en Australia, también crecí escuchando sus canciones por mi mamá y de pronto estar en el escenario con él era mágico.

PARA EL ÚLTIMO CONCIERTO EN BELLAS ARTES,
ENSAYÁBAMOS TODAS LAS HORAS DURANTE SEMANAS

-¿Cuántas horas eran de ensayo? ¿Cuántos días? Por ejemplo, cómo se preparó el último concierto en Bellas Artes.

Salvador Mundo: Siendo una compañía tan grande, era muy organizado porque no perdíamos el tiempo, en ese momento había tres directores, uno de casa y otros dos externos: el director de la orquesta, el director del mariachi y el director de los coros, este último que era yo, además estaba el director de la Sinfónica de Bellas Artes, James Demster y el maestro Eduardo Magallanes. El director de la orquesta ensayaba con la orquesta, el del mariachi con su mariachi en otro lado y a mí me tocaba ensayar con los coros, que eran mis compañeros y los coros de Bellas Artes, el maestro James Demster nos regaló dos semanas de su tiempo, sólo para los coros y después de tantas horas de ensayo, tuvimos una semana completa de ensayos generales ya con todo, orquesta, coros, mariachi, de hecho eso viene en el Dvd de Bellas Artes, que se hicieron en el teatro Regina, ahí grabamos ensayos y después fue el ensayo general en Bellas Artes un día antes del concierto.

Karina Manzur: Pero era realmente un ensayo general, desde el maquillaje hasta el tacón y todo, como si ya fuera la función, vestuario, luces, pantallas, audio. todo.

Roberto Velázquez: Es más, no había oportunidad de repetir una canción y el señor Alberto Aguilera estaba en la fila número cinco, viendo y si algo no le gustaba entonces sí se paraba porque tenía que estar perfecto, estuvimos prácticamente un mes ensayando.

¿Cuántas horas eran aproximadamente por día?

Roberto Velázquez: Todas las horas, desde 10 u 11 de la mañana corte para comer y después hasta la noche, durante un mes, de lunes a viernes. En sus últimos conciertos del Auditorio Nacional, se rompía un récord con un show de seis horas y cuarto, que fue el 10 de mayo de 2015.

-Juan Gabriel nunca los dejaba de sorprender en sus conciertos.

Roberto Velázquez: Es que cuando crees que has perdido tu capacidad de asombro, con Juan Gabriel la redescubrías y era renovarte en cada show. Había canciones indudablemente que no podían faltar en un concierto, pero todo concierto era distinto, creo que yo soy de los que estuve poco tiempo (tres años), pero no recuerdo un show que fuera igual a otro, aparte la creatividad del señor era impresionante, de una canción se pasaba a otra y podía regresar a la canción con que inició y todo con una armonía que sólo una persona con esa capacidad artística como la de Juan Gabriel podía lograr, era impresionante. de poder tocar los corazones de 10 mil, 20 mil, 30 mil personas, de cualquier edad y país, porque era internacional, el darte cuenta de que estabas con Juan Gabriel en el escenario, con el más grande, es una satisfacción que pocos vamos a tener el privilegio de poder presumir.

DE RODILLAS LE CANTABA AL PÚBLICO,
“PERO NO ME DEJES NUNCA, TE LO PIDO POR FAVOR”

Sus coristas nos revelaron que hay miles de páginas en internet que dicen ser de Juan Gabriel, pero ninguna lo es.

Sus coristas nos revelaron que hay miles de páginas en internet que dicen ser de Juan Gabriel, pero ninguna lo es.

 

-¿Cuál era, desde su percepción, la canción favorita de Juan Gabriel? ¿La que más le gustaba y emocionaba interpretar?

Salvador Mundo: Era la de ‘Te lo pido por favor’ y aunque Alberto Aguilera nunca me lo dijo, yo pienso que esa era su canción favorita, porque él podía hacer shows de 2, 3, 4, 5 horas y si la canción ‘Te lo pido por favor’ no estaba en la lista, pero si Juan Gabriel estaba emocionado, conmovido por la gente, tal era su gusto de regresar a cantar otras cinco canciones y la última era ‘Te lo pido por favor’, la extra ‘Te lo pido por favor’ y por lo menos los últimos cinco años, esa canción la terminaba cantando llorando y de rodillas, cantándosela su público, ‘Pero no me dejes nunca, nunca, nunca, te lo pido por favor’.

-¿En los últimos años vieron a Juan Gabriel enfermo? Porque hay rumores de que ya se veía con sobrepeso, cansado, otros dicen que lo veían bien.

Salvador Mundo: No, esos son puros chismes, porque el señor Alberto sabía que sí se tenía que cuidar, ausentar de los escenarios tres meses, él decía ‘Muchachos, nos vemos en enero o nos vemos en mayo’. No había un contrato, un sello o una disquera que lo obligara pararse en un escenario, ese era Juan Gabriel. O aunque lo hubiera le valía, si él decía ‘no quiero trabajar en un mes, quiero descansar’, no había poder humano que lo hiciera ir a cantar. Es lógico que se cansara, después de un concierto de seis horas ¿quién no se va a cansar?

Sandra Lau: De hecho ya cuando lo veías bajar las escaleras, nos despedíamos, se le veía el cansancio, es lógico, bajas y ya te relajas, te empieza a doler todo. Es que él llevaba todo el peso del show, decía Salvador de cuando cambiaba de una canción a otra su cara era como si nada pero tenía esa magia, para ir llevando el show por donde él quería aunque la banda no supiera era de ‘Síganme los buenos’. Todos nos cansábamos un montón, Juan Gabriel con el peso del show y con toda la energía, es un intercambio de energía, es normal se iba cansado es un ser humano.

Salvador Mundo: Juan Gabriel sabía de su sobrepeso, pero no es de que lo tuviera preocupado o pensando ‘Si doy otro show me va a dar un infarto’, no se atormentaba, se cuidaba hasta donde podía, lo demás son chismes, para hacer ruido y vender una nota.

De su canción “Te lo pido por favor” ¿Sí se la dedicó a su hermana, se la hizo a ella? o ¿a quién se la hizo?

Salvador Mundo: Mira yo sé por él (Juan Gabriel) muchas cosas, pero la mayoría son dolorosas y si no las dijo él en algún momento o en alguna entrevista, yo prefiero no hacerlo, sí sé a quién se la dedicó, pero prefiero no hablar de ello y no lo haré nunca.

 

 

El director de sus coros, Salvador Mundo, participó en la serie Hasta que te conocí

  • “Al terminar el show de Bellas Artes, ese día nos abrazó muy contento y nos dijo ‘Flacos ahora sí, hicimos historia’ y así fue porque eso se va a quedar para la posteridad”, revela Karina Manzur

 

Los coristas de Juan Gabriel no sólo convivieron en el escenario con el cantautor, también cuentan anécdotas al lado del Divo de Juárez, cuando estuvieron en su casa de Acapulco.

Los coristas de Juan Gabriel no sólo convivieron en el escenario con el cantautor, también cuentan anécdotas al lado del Divo de Juárez, cuando estuvieron en su casa de Acapulco.

 

-¿Vieron la serie ‘Hasta que te conocí’?

Salvador Mundo: Tuve la bendición, porque eso fue una bendición para mí. Ninguno de nosotros sabíamos que se estaba haciendo una serie, y la estaban haciendo el año pasado, en octubre que estábamos en Estados Unidos, y un día me llamó Alberto Aguilera y me dijo ‘Flaco te van a llamar, tú di que sí, no digas que no’. Haciendo un paréntesis hace cinco años estuvimos en Latin Grammys, cuando lo nombraron Artista del Año, una señora que organizó todo, se llama Mary Black que es una dama que nos trató muy bien, productora, me contacta. ‘¿Salvador te acuerda de mí?’, si señora dígame, ‘Mira somos productores, Disney Latinoamérica, estamos haciendo una serie de Alberto que se va a transmitir y algunos de los personajes que van a interpretar a Juan Gabriel no tienen la voz, ya hicimos un casting y no le gustó al señor Alberto, entonces nos pidió que te llamáramos, me acuerdo perfecto de ti, pero yo no decido todo, podrías entonces grabarte cantando con tu celular para ponerlo en la mesa’, ni siquiera me estaba ofreciendo un trabajo. Llegué ese día y les dije ‘por favor grábenme’. Estábamos haciendo un sound check, con el productor y el mariachi, le conté y me dijo ‘Sí Chavita, no te preocupes ahorita te la acompañamos’. Estábamos en Dallas, lo canté, me pidieron que lo hiciera un poco imitándolo, eso fue en octubre y en diciembre me avisaron que me habían aceptado para interpretar las canciones cuando actúa Juan Gbariel, personifiado por Carlos Jorvick, quien interpretó a Juan Gabriel de los 17 los 21 años, justo la etapa en que Juan Gabriel no era lo que es, no tenía el recurso para pagar una grabación, cuando cantaba en el ‘Noa Noa’, de lo cual no hay grabaciones, me pidieron hacer eso y entonces ese es mi doblaje en la serie ‘Hasta que te conocí’ y ahí están mis créditos, con el maestro Luca Ortega, con el que hicimos ‘Que le dijiste a Dios’ y el maestro Herminio Gutiérrez, entonces tuve la oportunidad de conocer el detrás de la producción de esta serie y de su vida por ende.

Dice Maxine Woodside que la canción de “Amor eterno” no se la hizo a su mamá sino un amigo ¿Es cierto?

Salvador Mundo: No sé, lo que te puedo decir es que, Juan Gabriel y el señor Alberto Aguilera, los dos, en gran parte de mi vida han sido mis maestros, mis ídolos, mi jefes, mis amigos y siempre que necesité algo y lo pedía, lo obtuve, a ellos les consta (el equipo de coristas). El año pasado por problemas de salud, me enfrenté a una enfermedad desconocida que me hizo alejarme de los escenarios y estar en cama y Alberto Aguilera no me dejó ni un momento solo, estuvo conmigo, hablándome, mandándome mails, me apoyó moralmente, económicamente, estuvo conmigo, entonces de las canciones si sé o si no sé, si él no lo platicó en una entrevista al aire, yo no lo voy a hacer tampoco, para bien o para mal, él me mostro mucha lealtad y creo que hasta el último momento se dio cuenta de que yo como amigo soy leal.

LLEGAMOS A CANTAR HASTA 90 CANCIONES
EN UN CONCIERTO: KARINA MANZUR

¿Cuántas canciones eran en un concierto como el de las seis horas y cuarto en el Auditorio Nacional?

Roberto Velázquez: Todas (risas), un show normal tenía como cuarenta y tantas canciones, te estoy hablando de como tres horas que eran los conciertos cortos.

Salvador Mundo: Cuando otros artistas cantan 20 canciones por show o 27 y ya te estoy hablando de un récord (risas).

Karina Manzur: Fácil eran ochenta o noventa canciones en el de seis horas, una tras otra porque era rara la vez que Juan Gabriel se detenía a hablar con la gente, salvo que si tuviera muchas ganas de platicar alguna situación, sino se iba de corrido cantando una canción tras otra.

-¿Cómo llega cada uno de ustedes con Juan Gabriel?

Karina Manzur: Todos llegamos por Salvador Mundo.

Salvador Mundo: Recuerdo con mucho gusto, en el año 2001, yo cantaba en un bar, en el que ahora tiene el gusto de cantar mi hermano (Roberto). Yo me acuerdo perfectamente que yo cantaba canciones en inglés de los 70s en una textura tenor y en una ocasión llegó el equipo de Juan Gabriel a celebrar algo y les gustó mi voz y me felicitaron y se fueron, pasaron meses, no años, muchos meses y en una ocasión en aquel la directora de los coros me llama y me dice ‘la persona que está de tenor con nosotros pues acaba de dar las gracias y nos acordamos de ti, ¿te gustaría ser corista de Juan Gabriel?’. Entré como un corista y poco a poco me fui ganando un lugar, poco a poco me fui ganando la confianza tanto musical, vocal y de cariño personal tanto del director musical que eran muy especiales, como el señor Alberto Aguilera, el director del mariachi y a los 3 o 4 cuatro años de haber entrado me nombraron a mí el director de coros.

Karina Manzur: Yo y Chava (Salvador Mundo) nos conocimos en el 2000, al principio decía ‘ay que horror con este cuate (Salvador)’ y después fuimos los mejores amigos, entonces trabajábamos juntos, y cuando Salvador trabajaba con Juan Gabriel le decía ‘pero es que no tienes vida, ya no podemos verte nunca’ porque nos juntábamos los fines de semana a jugar cartas, a comer o cenar o lo que fuera, pero se ausentaba tres meses o más por los conciertos . Y así pasaba el tiempo y yo le decía ‘cómo aguantas’, pero invítame (risas).

Y entonces cuando se dio la oportunidad, pues me llamó y yo feliz, entramos hace ocho años con Juan Gabriel y hasta hoy te puedo decir que es de las mejores experiencias de mi vida, por mil cosas, por conocimiento, experiencia, viajes, ahí conocí a mi esposo.

EN LOS COROS DE JUAN GABRIEL NACIÓ UN “AMOR ETERNO”

En la entrevista, sus coristas nos revelaron que a Juan Gabriel le gustaba que le dijeran “señor Alberto” y que el trato siempre fue de mucho respeto.

En la entrevista, sus coristas nos revelaron que a Juan Gabriel le gustaba que le dijeran “señor Alberto” y que el trato siempre fue de mucho respeto.

 

-¿Ahí se enamoraron? Ahí surgió un “Amor eterno”.

Karina Manzur: Exacto, y por muchas cosas, la verdad es que ha sido de lo mejor que ha pasado en mi carrera.

Roberto Velázquez: Bueno yo realmente fue sin querer, tuvo que ver ahí Sandy, yo iba a un entrenamiento ese día, recibí una llamada de un amigo en común y me dice ‘oye¿ te puedes comunicar con Sandra? porque te quiere decir algo’, ya me comunico con ella, ‘te voy pasar el teléfono de Salvador, porque ahí hay unas cosas de trabajo’ y dije ‘pues bueno’, yo ubicaba a Chavita que estaba trabajando con el señor Alberto Aguilera, y ya cuando empiezo a platicar, Chava dice que es para quedarse de base, ‘vamos a tener una pequeña audición con varios compañeros, todo el mundo está proponiendo a alguien y pues nos acordamos de ti y ojalé te interese’ y dije ‘vamos’. Siempre estar con los grandes con los que tú sabes que vas aprender, es un reto y al final de cuentas son oportunidades que no debes dejar escapar, todo se dio, digo yo a pedir de boca, puesto que prácticamente el mismo día de la audición se comunica Chavita conmigo, ‘bueno llegamos a la conclusión de que eres la persona que queremos que nos acompañe’, así como de repente no lo crees porque había mucho talento ese día y yo creo que también cualquier persona que hubieran escogido ellos hubiera hecho un excelente trabajo, pero bueno yo tuve el privilegio de haberme quedado y desde el día uno siempre estuve cobijado por Chava en el apoyo del material, de los ensayos, del montaje, de todo, pues a Sandy ya la conocía de un rato, me dio mucho gusto verla ahí, ahí conocí a Kari y bueno se empezó a dar todo superbien y fascinado, por que creo que al final de cuentas es el trabajo más demandante que puede haber, porque nunca dejas de aprender, nunca dejas de montar, nunca te deja de sorprender ese trabajo, el artista, tus compañeros, no hay día en que tengas oportunidad de aburrirte y al contrario hacen que saques cosas que ni tú mismo sabias que tenías y es lo que yo más profesionalmente le puedo agradecer al Señor Alberto, que yo descubrí cosas en mí, que pensé que no las tenía , que no existían, conocí a muchos y extraordinarios músicos, otros músicos que son amigos y como te dijo Kari, yo creo que el regalo más hermoso que recibí de esa experiencia que incluso el señor Alberto nunca lo supo, pero yo creo que ahorita ya desde el cielo lo sabe, él sin darse cuenta me dió el regalo más hermoso de la vida, que fue encontrar a mi esposa Karina Manzur y aparte el poder estar a lado del más grande, simple y sencillamente.

Sandra Lau: Yo llegué por Chavita, nos conocimos como por el 2009 por ahí desde que trabajamos por primera vez juntos pues de ahí siempre me siguió invitando a todo, después me invitó al Coro Gospel de México y después hicimos una temporada en el AuditorioNacional, yo iba de aumento con 18 cantantes y así estuve como extra de seis a ocho meses.

Después recuerdo que fue un domingo que me mandó un mensaje Chavita, que estaba con Alberto y con César Benítez el director musical, me dijo que querían aumentar el coro de base ¿Te gustaría? Me preguntó, yo estaba en mi casa sola y respondí ‘Claro sí quiero’, le hablé a mi mamá, no me contestó, le hablé a mi prima, tampoco me contestó, terminé abrazando a mi perrita ‘Estamos con Juan Gabriel’, obviamente estoy agradecida por esta experiencia, pero siempre más agradecida con Salvador Mundo.

Salvador Mundo: El talento no se agradece, si no lo tuvieras no estarías.

 

 

Más de 80 familias dependían
laboralmente de Juan Gabriel

  • Realizaban hasta 15 conciertos por mes; llegaron a cantar 90 canciones en un solo concierto

 

En un concierto de tres horas, Juan Gabriel cantaba alrededor de 40 canciones.

En un concierto de tres horas, Juan Gabriel cantaba alrededor de 40 canciones.

-¿Qué proyectos tienen ahora? ¿Quisieran hacer algo juntos o no lo han pensado?

Karina Manzur: No, es que el fallecimiento de Juan Gabriel fue tan sorpresivo, que no sabemos, aún no salgo de mi asombro, como que no lo puedo asimilar, fue el domingo 28 de agosto cuando vi en Facebook, fue ahí donde un amigo pone ‘por favor que alguien me confirme si es verdad que murió Juan Gabriel’, como por internet lo habían matado 50 mil veces ya nadie lo creía, entonces entre esos comentarios había uno que decía pon las noticias, las pongo y si ya veo que lo dice López Doriga, no podía creer lo que estaba pasando.

Roberto Velázquez: Estás esperando a que digan ‘Estamos haciendo la peor broma de la vida’, no.

Salvador Mundo: Independientemente, creo que muchos o la mayoría del equipo hablando de coristas, músicos, mariachi, todo mundo siempre tuvo otra alternativa, tuvimos un plan B, porque si Juan Gabriel trabajaba mucho, pero cuando le gustaba descansar, lo hacía. De doce años puedo decir que trabajaba siete, ya juntándolo. Entonces pues muchos de nosotros hacíamos televisión, otros comerciales, teatro o en bares o cantando en grupos, orquestas, doblajes, todos tuvimos algo. Nosotros que desde febrero nos bajamos del barco por decirlo de alguna manera, desde ese momento, todos buscamos nuestra alternativa y convertir nuestro plan B en un plan A. Entonces aunque es sorpresiva, repentina y dolorosa la noticia por lo menos a nosotros nos tomó en un momento en el que laboralmente estamos parados en otro lado, lamentamos mucho las más de 80 familias que dependían de Juan Gabriel y que de la noche a la mañana se quedaron sin nada.

Todo el crew, entre mariachi, cantantes, músicos, staff, bailarines, audio, iluminación, el staff de Estados Unidos, podrían haber sido hasta más de 80 familias, las que dependían de Juan Gabriel.

REALIZABAN HASTA 15 CONCIERTOS POR MES

-¿Cuántas ciudades visitaron con Juan Gabriel?, por ejemplo, Salvador, que estuviste 14 años con él.

Salvador Mundo: Te puedo decir que en entre el 2006 y 2007 que fueron los años más productivos en los que yo estuve con él, descansaba menos, uno o dos meses al año y los demás meses me tocaron entre 10 y 15 shows por mes. Me tocó una temporada muy, muy bendecida de trabajo, laboralmente para mí los mejores, imagínate 15 shows por mes, ya me decían 11 y pensábamos ‘Uy ¿por qué tan poquitos?’, cuando en verdad no eran poquitos. Aviéntate todo eso, pero bueno estamos hablando de hace 16 años, cuando el señor Alberto tenía cincuenta, todo era distinto.

Karina: Actualmente teníamos cono 8 o 10 conciertos al mes.

Juan Gabriel con su bella y talentosa corista Karina Manzur, quien trabajó ocho años con el Divo de Juárez.

Juan Gabriel con su bella y talentosa corista Karina Manzur, quien trabajó ocho años con el Divo de Juárez.

“HAY QUE RESPETAR EL DUELO DE LA FAMILIA DE ALBERTO AGUILERA”

Ustedes también formaron y forman parte de la familia de Juan Gabriel, ¿Cuál es su opinión del manejo por parte de su familia, respecto al traslado del cuerpo, la cremación? La gente reclama que quería ver el cuerpo, no las cenizas.

Salvador Mundo: A mí me pareció muy correcto el dictamen que tomó Iván, porque dijo algo bien importante ‘Nosotros les prestamos a nuestro papá toda una vida, déjenos unos días con él’, lo que hayan decidido, personalmente, lo respeto, no tengo opinión a favor o en contra porque si en este momento Dios no lo quiera, toco madera, fallece tu papá, tu mamá, tu hermano, tu esposa, ¿quién soy yo para decirte que no lo hagas? O ‘mejor haz esto porque yo también la quería’ ¿Por qué si yo tengo un amor por tu papá, tu mamá o tu esposa de tantos años, por qué voy a demandarte algo?, lo que decidan ellos es muy respetable.

Roberto Velázquez: Sí, porque a ellos no se les va el artista, se les va el familiar, su padre, su familia, es una perspectiva muy diferente a la que podemos tener todos los demás

Salvador Mundo: Porque si bien tienes razón, nosotros también fuimos su familia y convivíamos más con él que con nuestras propias familias, lo mismo él, nosotros lo veíamos todos los fines de semana y su familia no, si tienen ganas de disfrutarlo ahora está bien.

Sandra Lau: Yo perdí a mi papá, y los que hemos pasado por algo así sabemos que el duelo es de todos, así que pienso principalmente en sus hijos, hay que respetar eso, por más que lo consideramos nuestro, es el papá de estos muchachitos y se debe respetar su decisión, los duelos son distintos y el de ellos más delicado, creo que están en su derecho. Yo pude convivir un poquito con Iván Gabriel y es un chico superlindo, pensé en el cuando supe la noticia, pobrecito, el dolor de perder a tu papá es muy grande, hay que respetar su duelo.

DIVERTIDA ANÉCDOTA, EN DONDE JUAN GABRIEL SE QUEDÓ SIN CAMISA, SACO, ZAPATOS Y CALCETINES EN PLENO CONCIERTO EN CHILE

-Habrá mucho por hablar de Juan Gabriel y nos faltaría tiempo, nos gustaría que compartieran una anécdota más con nosotros.

Salvador Mundo: Yo voy a compartir una que nos hizo reír, que literal Juan Gabriel se quitó hasta la camisa por el público. Estábamos en Chile y él a veces se quitaba el saco o el chaleco, porque iba de traje y lo aventaba o bailaba con él, se lo quitaba de manera sensual, pues en una ocasión se quitó el saco y lo aventó, la gente rompió el saco al pelearse por quedárselo, después empezaron a gritar ‘El chaleco, el chaleco’, imagínate, veinte mil personas gritando ‘el chaleco’, pues se quitó el chaleco y lo aventó, ‘La camisa, la camisa’, se la empieza a desabrochar y nosotros pensamos ‘no’ pues sí aventó la camisa… ‘Los zapatos, los zapatos’, ‘los calcetines, los calcetines’, bueno se quitó hasta los calcetines, y me acuerdo perfecto que estábamos cantando ‘Me gustas mucho’, la parte de “que conste amor que ya te lo advertí que no” como mil veces (risas), era un hombre entregado a su público, literal.

Karina Manzur: Además eso fue risa, de meses, de ir en un aeropuerto y empezar “que conste amor que ya te lo advertí que no” y aventar la bolsa o lo que trajéramos en la mano, la bufanda, fue muy gracioso, ya los pobres metales con la boca sangrada (risas), y Juan Gabriel aventando hasta los calcetines.

Salvador: Por supuesto nunca fue en afán de burla, sino de resaltar esa gracia y ese amor de él por complacer al público de esa manera. Obviamente le gritaron que se quitara los pantalones, pero ‘no, eso no, mejor voy a ponerme algo, síganle muchachos’, y ya se fue a poner otra camisa y unas pantuflas que le dieron, siguió el concierto, no era que ya se hubiera acabado, de hecho iba como a la mitad. Me quedo con esa gracia, esa astucia, deseo de complacer al público al grado de quitarse hasta la camisa.

 

 

Es verdad, Juan Gabriel no tenía teléfono, WhatsApp, Facebook, Twitter, ninguna red social, se comunicaba únicamente por e-mail

  • El director de sus coros, Salvador Mundo, que trabajó 14 años con Juan Gabriel, participó en la serie “Hasta que te conocí”

 

Con Juan Gabriel realizaban hasta 15 conciertos por mes; llegaron a cantar 90 canciones en un solo concierto. El director de sus coros, Salvador Mundo, que trabajó 14 años con Juan Gabriel, participó en la serie “Hasta que te conocí”.

Con Juan Gabriel realizaban hasta 15 conciertos por mes; llegaron a cantar 90 canciones en un solo concierto. El director de sus coros, Salvador Mundo, que trabajó 14 años con Juan Gabriel, participó en la serie “Hasta que te conocí”.

ES VERDAD, JUAN GABRIEL NO TENÍA TELÉFONO, WHATSAPP NI FACEBOOK NI TWITTER NI REDES SOCIALES, SE COMUNICABA ÚNICAMENTE POR CORREO ELECTRÓNICO

-Las ocurrencias, de cuando dijo que no tenía Twitter ni Facebook

Karina Manzur: Es que sí es cierto, te veía con un celular y era pleito ‘deja el teléfono’, no lo soportaba, no tenía teléfono por eso ni Twitter ni Facebook, no le gustaba, era antiteléfonos, te veía a ti escribiendo en el movil y se molestaba porque él te estaba platicando, ya después risa y todo, pero nunca le gustó.

-Hasta cantó no No tengo Twitter, no tengo Fecebook, no tengo WhatsApp, no tengo nada nada nada…

Karina Manzur: Hay miles de páginas en internet que dicen ser él, pero ninguna lo es, la tecnología y las redes sociales no son de Juan Gabriel ni las llamadas, es más todo lo que trataba lo trataba por mail. Todo lo que se quería comunicar contigo era por mail, le podías escribir uno ahorita y a los dos minutos ya estaba contestando, pero llamadas no.

Salvador Mundo: Fue muy astuto porque de esa manera no había modo de que ‘oiga usted me dijo esto o aquello’, porque todo estaba escrito, ‘yo no dije esto, o yo te dije esto e hiciste otra cosa’.

Roberto Velázquez: Era una persona muy inteligente, un genio impredecible, hasta el día en que se despidió.

-Dicen que tendrán que pasar 500 años en que se repita el nacimiento de una persona con el talento de Juan Gabriel, ¿ustedes que opinan?

Salvador Mundo: Bueno yo escuché eso, pero algo más preciso, que un genio como él nace aproximadamente cada 500 años, pero no todos lo logran, el nació y lo logro, porque de verdad lo logró

LE GUSTABA QUE LE DIJERAN “SEÑOR ALBERTO”

-¿A él le gustaba que le dijeran Alberto o Juan Gabriel?

Salvador Mundo: Señor Alberto, se guardaba mucho el respeto

Karina Manzur: Si, él decía que las puertas de su casa estaban abiertas, y así era, tenía kilómetros y kilómetros de terreno y sabías que iba a haber un lugar para quedarte y comer, siempre, nunca lo hicimos pero él era así, muy compartido, pero por mucha confianza y todo, era señor Alberto.

“GRACIAS POR CANTAR MIS CANCIONES”

Al público le decía ‘gracias por cantar mis canciones’

Salvador Mundo: Sí, de hecho así se llamó una de sus giras ‘Gracias por cantar mis canciones’.

-Para DIARIO IMAGEN es un privilegio que ustedes estén aquí, gracias por platicar con nosotros y felicidades por ser parte de esa historia, porque Juan Gabriel vio el gran talento que cada uno de ustedes tiene.

Karina Manzur: Juan Gabriel nos lo dijo cuando terminó el show en Bellas Artes, venía saliendo de su camerino, normalmente nos encontrábamos con él en los pasillos de cualquier venue, en cualquier lugar, era donde lo veíamos, porque en el escenario cruzábamos la cerrada de ojo, la sonrisa, el detalle, el cariño que nos hacía, pero por ejemplo al terminar el show de Bellas Artes, ese día nos abrazó muy contento y nos dijo ‘Flacos ahora sí, hicimos historia’ y así fue porque eso se va a quedar para la posteridad.

 

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.



Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil