Prohíbe EU importar de México pesquerías y mariscos; quiere salvar vaquitas marinas

“Hora 14”

Mauricio Conde Olivares

 

La Corte Internacional de Comercio de Estados Unidos ordenó a la administración Trump prohibir las importaciones de pescados y mariscos de México, que son capturados con redes agalleras, que capturan y matan a la vaquita marina.

 

Cancún Tech City A.C., da sus primeros pasos para generar un ecosistema de emprendimiento tecnológico integrado al momento por 15 empresas y con la meta puesta en hacerse de una sede.

Luis García, el nuevo presidente de esa asociación civil, define el rumbo inmediato; trabajar en el Diagnóstico del Ecosistema del Emprendedor, un documento que habrá de arrojar luz sobre quiénes, dónde y qué hacen el sector de la innovación, el emprendedurismo y la tecnología en Cancún y el resto del Caribe mexicano.

Hasta ahora han detectado a 55 empresas que se mueven en el segmento pero no será sino cuando concluyan el mapa que sabrán que hace falta para robustecer el ecosistema.

Con un diagnóstico en la mano, el siguiente paso es emprender acciones para crecer y eso, a decir de García, solo se puede hacer estableciendo políticas de trabajo bien definidas para impulsar a los emprendedores y después buscando fondos nacionales e internacionales para apoyarlos.

Los que ya son parte de Cancún Tech City trabajan ahora mismo para generar startups y empresas nuevas, sin embargo, reconocen que hacen faltan universidades que aporten la academia para generar, por ejemplo, indicadores que les indiquen el camino.

“Al sector le hace falta infraestructura y políticas empresariales y económicas que hagan de Cancún un semillero de emprendedores “, mencionó. Eso será parte de la segunda fase del proyecto.

La primera fase será presentada este año a las autoridades estatales y a la nueva administración municipal en Benito Juárez en la versión del mapa del emprendedor.

Cancún Tech City nació hace poco más de un año en Tech Garage Cancún, de la mano de Marco Erosa, presidente de Canieti Cancún, con la meta de convertir a Cancún en un destino tecno-turístico de clase internacional al atraer empresas del ramo tecnológico y lograr que instalen parte de su operación en este destino turístico, algo que Luis García asegura se ha venido dando de forma orgánica.

“Por ejemplo en las avenidas Bonampak y Náder, están asentadas algunas de las empresas tecnológicas y emprendedoras más representativas del sector”, observó.

El gancho es la marca Cancún, aprovechar el renombre que tiene a nivel mundial este destino para captar la atención de los inversionistas a quienes ya han buscado en las principales ferias de tecnología de Estados Unidos.

Aquellos que acepten traer sus capitales y desarrollo de software a Cancún contarán con la asesoría de por Pro Quintana Roo, la oficina de Gobierno Digital del Gobierno de Quintana Roo y el Parque Tecnológico de Cancún que promueven el proyecto.

Erosa Cárdenas cree que esta es una inmejorable oportunidad de promover a Cancún no solo como un destino de sol y playa sino como un destino de tecnología y enriquecer el ecosistema tecnológico para abonar a la transferencia de conocimiento.

Para lograrlo trabajan en establecer una red de oficinas virtuales o de coworking que les ofrezcan un programa de trabajo específico para sus necesidades de tal manera que al cabo de un tiempo tengan incluso una cifra de cuántos de esos turistas visitan el destino.

Por otra parte, le informo que en respuesta a una demanda presentada por grupos conservacionistas, la Corte Internacional de Comercio de Estados Unidos ordenó a la administración Trump prohibir las importaciones de pescados y mariscos de México que son capturados con redes agalleras que capturan y matan a la vaquita marina en peligro crítico de extinción.

Con tan solo 15 vaquitas restantes, casi la mitad de la población se ahoga en estas redes de pesca cada año. En ausencia de una protección adicional inmediata, la pequeña marsopa podría extinguirse en el 2021.

“La prohibición de pescados y mariscos capturados con redes agalleras en el Golfo de California en México es la línea de vida que la vaquita necesita desesperadamente”, dijo Giulia Good Stefani, abogada del Consejo de Defensa de Recursos Naturales, quien expuso el caso ante la corte.

“En conjunto, nuestras organizaciones han pasado más de una década trabajando para salvar a la vaquita, y nunca la extinción se sintió tan cerca, pero ahora, la marsopa más pequeña y más amenazada del mundo tiene lo que puede ser su última oportunidad”, añadió.

La decisión surge de una demanda judicial presentada en marzo por el Consejo de Defensa de Recursos Naturales, el Instituto de Protección de los Animales y el Centro para la Diversidad Biológica, donde se expone la facultad del Congreso en virtud de la Ley de Protección de Mamíferos Marinos que Estados Unidos protege no sólo a los mamíferos nacionales, sino también a las ballenas, delfines y marsopas de otros países.

La prohibición de importación incluye todos los pescados y productos del mar derivados de la pesca comercial de México que utilizan redes agalleras dentro del rango de distribución de la vaquita marina en el Alto Golfo de California.

Esta incluye camarón, curvina, sierra y chano de la región.

Las redes agalleras que se tienden en el agua de manera indiscriminada, capturan peces y otras criaturas marinas, incluyendo a la vaquita. Se estima que en 2017 se capturaron más de mil 400 toneladas de pescado con redes de enmalle. Ahora se ha prohibido el camarón, con un valor de aproximadamente 16 millones de dólares, que cruza la frontera para ser consumido en los Estados Unidos.

“Con la vaquita en el borde de la extinción, estas sanciones económicas son dolorosas, pero necesarias para presionar a las autoridades mexicanas de proteger finalmente a estas pequeñas marsopas”, explicó Sarah Uhlemann, directora del programa internacional en el Centro para la Diversidad Biológica. “Durante 20 años el gobierno mexicano ha prometido salvar a la vaquita, pero ha fallado en tomar una acción significativa. Eso tiene que cambiar o perderemos estos animales para siempre”, refirió.

La Ley de Protección de Mamíferos Marinos faculta al gobierno estadounidense de prohibir las importaciones de pescados y mariscos extranjeros provenientes de la pesca que matan a los mamíferos marinos, incluyendo la vaquita, a un ritmo tal que pueda contravenir los estándares para los pescadores nacionales de Estados Unidos.

La tasa de mortalidad de la vaquita, de casi la mitad de la población anual, supera por mucho las tasas de captura incidental de las pesquerías para los mamíferos marinos permitidos en EU.

“Este fallo es una reivindicación de un objetivo clave de la Ley de Protección de Mamíferos Marinos, y asegura que el mercado estadounidense no va a acelerar la extinción de una especie en peligro”, dijo Susan Millward, directora del programa de animales marinos en el Instituto de Protección de los Animales.

“El gobierno mexicano debe ahora proteger a la vaquita de las redes agalleras antes de que sea demasiado tarde y esta especie desaparezca para siempre”, argumentó. En su decisión, el tribunal dice que: “Se está excediendo el número de muertes de vaquita permisibles [bajo la Ley de Protección de Mamíferos Marinos], que es un requisito legal de un embargo, y que la especie está en peligro de extinción”.

El tribunal dijo que el riesgo de extinción de la vaquita por la pesca con redes agalleras en el Golfo es mayor que los costos de un embargo, tomando nota de las declaraciones de los expertos que la “Extinción es. . . inevitable a menos que las redes agalleras se eliminen completamente del hábitat de la vaquita”.

El gobierno de México no ha prohibido de forma permanente todas las redes agalleras en el hábitat de la vaquita, a pesar de repetidas recomendaciones de los científicos y la evidencia de que el uso de redes de enmalle por cualquier pesquería, en o adyacente al hábitat de la vaquita, sin lugar a dudas llevará a la extinción de la especie.

El Centro para la Diversidad Biológica es una organización de conservación nacional, sin fines de lucro con más de 1.6 millones de miembros y activistas en línea dedicados a la protección de especies en peligro de extinción y los lugares salvajes.

El Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC) es una organización ambiental sin fines de lucro internacional con más de 3 millones de miembros y activistas en línea. Desde 1970, sus abogados, científicos y otros especialistas medioambientales han trabajado para proteger los recursos naturales del mundo, la salud pública y el medio ambiente. NRDC tiene oficinas en Nueva York, Washington, DC, Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Bozeman, MT, y Beijing; empero, lo anterior será motivo de posterior análisis en otra entrega de Hora 14.

mauricioconde59@outlook.com
https://mauriciocondeblog.wordpress.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.





Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil