NAICM requiere 88 mil mdp del presupuesto, dice AMLO

  • Slim y empresarios plantean reducir costos en Texcoco
  • Promete atender problema de saturación en aeropuerto capitalino
José Luis Montañez

 

Andrés Manuel López Obrador afirma que tiene información de que empresarios, como Carlos Slim están planteando que las obras se pueden concluir con “un costo menor”.

 

Andrés Manuel López Obrador anunció que las obras del nuevo aeropuerto de México requerirían 88 mil millones de pesos de presupuesto público que su gobierno no podría aportar, pero afirmó que empresarios encabezados por Carlos Slim han planteado reducir costos y “hacerse cargo” de la inversión.

A través de un video publicado en su página de Facebook, el Presidente electo señaló que, hasta el momento, su equipo tenía el dato de que Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en el municipio de Texcoco, era “autofinanciable”, dado que se podía “concesionar” y así no requerir dinero del presupuesto. Pero, de acuerdo con un informe que le entregó el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, “ahora resulta que sí”.

“Hace unos cuantos días se hizo una reunión del Fideicomiso (del NAICM) y se están solicitando 88 mil millones de pesos del presupuesto público”, aseveró Andrés Manuel López Obrador, “Esto no es posible; nosotros no podríamos financiar esto”, señaló.

El político indicó que, no obstante, tiene “información de que empresarios como Carlos Slim y otros que tienen obras en el aeropuerto de Texcoco” están planteando que las obras se pueden concluir con “un costo menor” si los materiales se compran en México.

“Lo que plantea Slim y un grupo es que se pueden reducir los costos y, lo que más importa, que podrían hacerse cargo de la inversión, sin que se utilicen recursos del presupuesto. En ese caso, sí, podríamos considerar la posibilidad de continuar con la construcción en Texcoco y no cancelar la obra”, añadió.

El costo total de la obra del NAICM es de aproximadamente 13,300 millones de dólares, de acuerdo con el actual gobierno de Enrique Peña Nieto, si bien el equipo de López Obrador ha aumentado esta cifra hasta los 16,000 millones de dólares.

De acuerdo con una encuesta publicada por Consulta Mitofsky, el 64,9% de los mexicanos está “poco o nada interesado” en participar en la consulta sobre el futuro del NAICM.

Señaló que, de todas formas, “va a ser la gente la que va a decidir” el futuro del nuevo aeropuerto en la consulta planeada para finales de mes, previsiblemente el 28 de octubre, si bien aún no se ha detallado cómo será la dinámica.Asimismo, subrayó que “pase lo que pase” en la consulta se debe atender “la saturación del actual aeropuerto” capitalino, en el que el tráfico aéreo seguirá creciendo.

La consulta va

López Obrador aseguró que el tema de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) se resolverá de acuerdo a lo que más le convenga al país, y será la población la que decida su futuro.

Aclaró que aunque la construcción de la terminal aérea se resuelva en un sentido u otro (lago de Texcoco o Base Aérea de Santa Lucía): “Hay que atender el problema de la saturación” en el actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México.

Explicó que pase lo que pase, es necesario atender el problema de saturación del actual aeropuerto, porque si una solución o la otra nos lleva tres, cuatro, seis años, irá creciendo el tráfico aéreo y no se podría atender la demanda en la terminal capitalina.

Dijo que en este caso se tendría que habilitar el aeropuerto de Toluca, quizá el de Puebla y Morelos, y si se opta por Santa Lucía, se iniciaría pronto la construcción de una o dos pistas, para rápidamente resolver el problema de la saturación del tráfico aéreo en la Ciudad de México.

El presidente electo aseveró que desde hace algunos años, cuando iba a iniciar la construcción del nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco, una empresa que se conoce como OAS, que tiene que ver con aviación, espacio aéreo y estudios de ese tipo, declaró que era posible mantener el actual aeropuerto y utilizar la Base Aérea de Santa Lucía, es decir, que podían operar los dos sin problemas de interferencia en el espacio aéreo.

Precisó que hay un dictamen en ese sentido y leyó un párrafo: “La Base Aérea de Santa Lucía se encuentra a 36 kilómetros aproximadamente del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, distancia que se reduciría si lo que medimos es la separación de sus espacios aéreos.

“Es una zona despejada, con buena climatología local, con características mecánicas del terreno que no parecen tener especiales condiciones críticas y dispone de espacio para crecer, en principio de manera moderada. Las trayectorias principales de operación son compatibles entre ambos aeropuertos”, señaló. Expuso que de acuerdo con la información que le presentó la víspera el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, también se podría “resolver el problema hacia 20-30 años a futuro” y adelantó que estos datos se complementarán con un estudio que entregarán especialistas franceses el próximo lunes.

Programa Sembrando vida creará 400 mil empleos directos

El presidente electo anunció la estrategia Sembrando vida, programa de comunidades sustentables, con la que se crearán 400 mil empleos directos desde el próximo año, y que busca equilibrar el desarrollo de la región sur-sureste del país, que no se ha desarrollado como otras zonas de México.

Con este programa se planea sembrar un millón de hectáreas con árboles frutales y maderables, que se mezclarán con cultivos de corto y mediano plazo para rescatar el campo y reactivar la economía local. El programa contempla el pago de cinco mil pesos por jornal, lo que significará una inversión estimada entre 12 mil y 15 mil millones de pesos.

Este proyecto impactará en especial la región sur-sureste del país, donde se cuenta con una gran riqueza natural, se tiene la tierra, el agua y la mano de obra experimentada, que es la de comuneros, jornaleros o ejidatarios, explicó López Obrador.

“Vamos a atender el sur-sureste para que no haya esa contradicción, esa paradoja de riqueza y pobreza, por eso este programa es muy importante”, afirmó. Agregó que el pago de cinco mil pesos el jornal lo recibirá directamente el dueño de la tierra donde se sembrarán los árboles frutales y maderables. El gobierno aportará las plantas y los recursos para sembrarlas, explicó el presidente electo.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.



Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2017



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil