Piden abogados que México regrese a “El Chapo” Guzmán

  • Protesta en la cancillería

 

La defensa de Joaquín Guzmán Loera pide al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, anular la autorización que concedió el anterior gobierno.

 

Abogados de Joaquín El Chapo Guzmán, protestaron afuera de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para demandar que se restablezca el proceso de extradición del narcotraficante a Estados Unidos.

Los inconformes señalaron que desde un principio ellos se opusieron a ésta, porque existían amparos en curso.

“Desde aquella época nosotros estamos en la Suprema Corte; esperamos que tengamos una sentencia favorable para que El Chapo sea regresado a México en virtud de que se llevó ilegalmente”, explicó José Luis González Meza, defensor del narcotraficante, afuera de la sede la cancillería.

En una carta que fue entregada a la dependencia, la defensa pidió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador anular la autorización que concedió la administración de Enrique Peña Nieto para juzgar al capo en la Corte Federal del Distrito Este, en Nueva York.

“Solicitamos se le otorgue a nuestro cliente Joaquín Archivaldo Guzmán Loera el respeto a la regla de especialidad, ya que la administración pasada lo dejó en un estado de indefensión, violando los derechos humanos de un connacional y desestimando el tratado de extradición del cual México y Estados Unidos de Norteamérica tienen vigente”, expone la misiva dirigida al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Testigo clave en juicio de El Chapo narra crisis nerviosas y electroshocks

El colombiano Christian Rodríguez, de 32 años, testigo del gobierno estadounidense en el juicio del ex jefe del cártel de Sinaloa Joaquín “Chapo” Guzmán y su ex jefe de comunicaciones, relató al jurado que sufrió tanto estrés cuando colaboraba con el FBI en 2013 que terminó dos veces en el hospital.

A los veinte años ya había ganado medio millón de dólares a cambio de blindar las comunicaciones de la familia colombiana de narcotraficantes Cifuentes y del capo mexicano Chapo Guzmán. Pero le costó caro: crisis nerviosas, hospitalizaciones y electroshocks.

Parte del estrés, reveló, se debía a que tenía dos familias paralelas, ambas con hijos, y que una de ellas no estaba al tanto de la existencia de la otra.

Rodríguez comenzó a trabajar en la seguridad de las comunicaciones para los Cifuentes en Colombia en 2008, y a través de ellos conoció al Chapo ese año y comenzó a trabajar para él.

“Tenía demasiado estrés sobre mí”, dijo al jurado Rodríguez, que aún toma medicación y sigue una terapia. “Me dieron terapia electroconvulsiva”, añadió, pero dijo que no le afectó su memoria lejana, sino apenas la del día antes y el día después del tratamiento.

El exestudiante de ingeniería dijo que se reunió personalmente con “El Chapo” unas 12 veces.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil