Uber tendrá que acatarse a la Ley de Movilidad de Quintana Roo

Derecho de réplica

 

  • Representantes de la empresa se plantaron para solicitar se expida el permiso

 

Piden al Instituto de Movilidad se expida el permiso para Uber.

Después que Uber anunció, como su gran victoria, el que obtuvo una suspensión judicial en contra de las reformas hechas a la Ley de Movilidad del estado, resulta que la alegría no es para tanto, pues la trasnacional que por medio de una aplicación de internet provee servicio de transporte de pasajeros, tendrá que acatar las disposiciones previas a la reforma de las reformas.

De lo único que se libraría Uber es de la adhesión a la legislación que dicta:

a) El servicio de transporte a través de plataformas tecnológicas, se prestará únicamente bajo la modalidad de concesión, manteniendo las mismas normas de operación contenidas en la ley aprobada.

Sin embargo, aún tiene que pedir un permiso al Instituto de Movilidad para iniciar actividades, pues según la “ley Zelaya”, dice que: “si no se cuenta con concesión sólo podrán prestar este servicio quienes cuenten con un permiso expedido por el Instituto de Transporte y estarán sujetos a requisitos cómo: cobrar únicamente a través de tarjetas de crédito o débito. Que el  valor de los vehículos sea superior a las 2,500 UMAS. Que cada vehículo cuente con un GPS y tenga máximo 5 plazas. Que la antigüedad máxima del vehículo sea de  4 años. Y que paguen los derechos que marquen las leyes correspondientes.

Aún no hay permiso

Con amparo en mano, los representantes de Uber se plantaron frente al director del Instituto de Movilidad, Jorge Pérez Pérez, para solicitar se expida el permiso para que los choferes de la aplicación inicien actividades; sin embargo, les recibieron el documento por atención, pero se sabe que Pérez Pérez hará uso de los tres meses que tienen como límite para responder a la trasnacional, tiempo suficiente para que la Consejería Jurídica del gobierno del estado, probablemente impugne esta resolución judicial.

No sólo será necesario que la empresa Uber tenga un permiso para operar, sino que cada uno de los choferes cuente con el aval del Instituto de Movilidad y la certificación de este organismo en cada auto que se integre a  trabajar con la trasnacional.

Así que, no será hasta abril cuando se conozca el siguiente capítulo de este drama de la vida real, pero no el final, pues en el caso de que el gobierno del estado interponga una apelación, el proceso legal se alargaría más allá de la mitad del 2019.

Prohíben a morenos darse de sillazos

Que, como ahora ya son un partido político de nivel y tienen el máximo poder del país: la Presidencia de la República, en el partido Morena ya no caben los mal educados, lengua larga, criticones, ni ninguna otra clase de peladitos…..jijijiji, o sea, se quedará vacío, jijijiji.

Más allá de los preceptos (ahora sólo falacia) de “No mentir, no robar y no traicionar al pueblo”, que a cuatro meses de iniciado “el cambio” ya suena como a burla, en Morena, que a nivel nacional comanda la todopoderosa millonaria, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, incluyeron en los criterios para ser candidatos del partido de AMLO, en la contienda electoral de este año, que los abanderados no anden de chismosos contando cositas malas de la morena, y que, tampoco se vale ya que se agarren a guamazos como es su costumbre.

Esos tiempos en que los morenos se daban hasta con las sillas (literal) ya quedaron atrás, ahora serán igual de aburridos que los otros partidos, jijijiji…¡les hace falta ver más BAX!

En la convocatoria a candidatos a diputados por Morena se lee .“Queda estrictamente prohibido que los/as aspirantes realicen acusaciones públicas contra el partido, sus órganos de dirección u otros aspirantes o protagonistas, o cometan actos de violencia física contra otros miembros o el patrimonio del partido. La falta a esta disposición será sancionada con la cancelación del registro de la candidatura correspondiente”.

Sólo candidatos que sirvan

La convocatoria también le rompió el corazón, no sólo a los morenos que gustan de iniciar peleas campales durante sus reuniones, sino también a esos morenitos de medio pelo, que vienen picando piedra desde hace años con el ahora Presidente de la República, pero que, la verdad sea dicha (o como dicen los jóvenes educados, “la neta”) nada más o son nadie y se quedan opacados por mercenarios de la política, que, sin importar su historial, muestran el billete y dizque, el respaldo mínimo de una estructura política, para colocarse en las candidaturas y dejar a los morenistas como el chinito, “nomás milando”.

En la convocatoria se lee: “la Comisión Nacional de Elecciones, previa calificación de perfiles, podrá aprobar o negar el registro de los aspirantes con base en sus atribuciones; dicha calificación obedecerá a una valoración política del perfil del aspirante, conforme a lo establecido en el artículo 6º. bis del estatuto, a fin de seleccionar al candidato idóneo para fortalecer la estrategia político electoral de Morena en el estado de Quintana Roo. Asimismo, verificará el cumplimiento de requisitos legales y estatutarios y valorará la documentación entregada”.

Queda claro, que sin importar quien sea, en Morena postularán, como lo hicieron en el 2018, candidatos que aseguren el triunfo del partido, pues, si bien la elección de este año, será para renovar el Congreso local, su importancia radica en quién asumirá el control del Poder Legislativo, rumbo a la sucesión del gobierno del estado. ¡Abuelita tus chanclitas!

Los verdes ¿con melón o con sandía?

Los morenos también se tendrán que repartir las candidaturas con los abanderados de otros partidos, con los que vayan en alianza. En Quintana Roo, Movimiento Ciudadano de José Luis “Chanito” Toledo Medina, hasta el momento, no tiene planes de hacer alianza con Morena, pues a nivel nacional, el dirigente del MC, Dante Delgado, trae diferencias (o como dicen los jóvenes educados “trae bronca”) con el presidente López Obrador y cree que su movimiento naranja, que ganó la gubernatura de Jalisco, puede, con los candidatos adecuados, ganar en las urnas a Morena. Sin embargo, los que están en espera de la orden del tucán mayor, Jorge Emilio González “El niño verde”, son los del Partido Verde, pues los cuatro calientacurules….nooooo, perdón….los cuatro tucanes legisladores, quieren reelegirse, Santy Montemayor Castillo, distrito 3; José de la Peña Ruiz de Chávez, distrito 8; Tyara Schleske de Ariño, distrito 4 y José Carlos Toledo Medina, distrito 9.

Seguro, los ciudadanos de esos distritos identifican perfecto a sus legisladores y las muchas acciones que han realizado por el bien de los que los eligieron…Seeeeee, como no….pero eso sí, quieren seguir nutriéndose de las mieles del erario. Tantán.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.




Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil