Astronautas de la NASA conviven con niños y jóvenes mexicanos

“Hora 14”

Mauricio Conde Olivares

 

Niños y jóvenes se tomaron una foto con Ron Garan, multicondecorado astronauta de las misiones espaciales.

 

El chocolate y el cacao son productos que pertenecen al patrimonio mexicano y nos distinguen a nivel internacional, México ha aportado una infinidad de usos y combinaciones de sabores. Por lo que la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares, A.C. (ASCHOCO) y sus asociados continúan trabajando para generar conciencia sobre la importancia de reactivar el cultivo del cacao en el campo mexicano.

La producción en México de esta semilla ancestral se concentra principalmente en Tabasco (68.8%) y Chiapas (31.1%), estados que aportan el 99% de la producción total del país, el resto se produce en Oaxaca, Guerrero y Veracruz de acuerdo a los datos de Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera.

ASCHOCO trabajan con varios asociados y un ejemplo de ellos son: Ecom Trading, Hershey´s y Mars con quienes se han implementado acciones que permitan incrementar la productividad de la producción de cacao en México.

“El gran reto de la industria es encontrar materia prima para lograr los objetivos de producción y ante la problemática de que sólo se generan 27 toneladas en nuestro campo mexicano, las empresas se ven obligadas a realizar importación de materia prima para completar la producción anual que se estima entre 70-75 toneladas”, resaltó Miguel Ángel Sáinz Trápaga, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares.

A pesar de ello, la balanza comercial de la industria es sana, porque al hacer un comparativo de las importaciones y exportaciones de la producción y materias primas, el resultado favorece al país al realizar más exportaciones, generando ingresos a México por más de $179 millones de dólares de acuerdo a cifras al cierre de 2017.

“Desde 2013 se ha trabajado en la reactivación del campo del cacao a través de parcelas demostrativas, donación de planta de cacao y asesoría agrícola, esto permite que las comunidades se beneficien en tres aspectos: productividad, economía y desarrollo social. Hay un gran reto en este ámbito para llegar a los 30 mil productores de cacao que se estiman en México”, destacó Tonathiu Acevedo, miembro del consejo de ASCHOCO.

Las empresas asociadas establecen compromisos para que haya un beneficio mutuo con sus diferentes grupos colaborativos en la cadena productiva que van desde productores, empleados, proveedores, medio ambiente, clientes y consumidores.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares tiene el compromiso con sus asociados, que representan el 87% de la comercialización y producción de chocolate en el mercado nacional, de generar espacios de trabajo en conjunto con diferentes autoridades y asociaciones que se suman a las buenas prácticas para impulsar el desarrollo de México provocando la reactivación del campo mexicano para el cultivo del cacao, así como la reintegración de jóvenes en estas labores.

También, le comento que a través de sus programas de difusión y formación, en la Agencia Espacial Mexicana (AEM), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), un grupo de niñas, niños y jóvenes convivieron y conocieron las experiencias de los astronautas de la NASA (National Aeronautics and Space Administration), Ron Garan y Mark Kelly.

El director general de la AEM, Javier Mendieta Jiménez, se congratuló de esta nueva oportunidad para inspirar y acercar a la niñez y juventud de nuestro país a la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, a través de actividades de divulgación y formación de capital humano.

“El tema espacial es estratégico en la Cuarta Transformación de México, por lo que aprovechamos la buena relación que tenemos con agencias espaciales de todo el mundo, para fortalecer y redoblar  los esfuerzos en la construcción de capacidades espaciales para México, sobre todo en nuestras nuevas generaciones”, explicó.

Nuestra relación -agregó- con NASA, por ejemplo, es muy buena, ellos nos apoyarán a lanzar el Nanosatélite AzTechSAT-1 (proyecto de talento mexicano que ha recibido apoyo financiero del Fondo Sectorial CONACYT-AEM) desde la Estación Espacial Internacional (EEI), misma de la que han sido astronautas los visitantes de hoy, expresó el científico, quien en 1985 fuera segundo astronauta suplente en la misión del lanzamiento del satélite Morelos II (SCT-NASA).

Niños y jóvenes acudieron en grupos a buscar obtener una foto con Ron Garan, multicondecorado astronauta de las misiones espaciales STS-124, Soyuz TMA-21, y Expedition-27/28, quien viajó en las naves Space Shuttle (estadounidense) y la Soyuz (rusa), volando aproximadamente 114 millones 385 mil 520 km acumulando más de 178 días en el espacio, y orbitando 2 mil 842 veces nuestro planeta.

Así como con Mark Kelly, ganador de varios reconocimientos incluyendo la “Medalla al Servicio Excepcional” y la “Legión de Mérito”, quien recordó que fue seleccionado por la NASA como astronauta en 1996, comenzando su primera misión en 2001 en el “Space Shuttle Endeavour”, nave de la que luego llegaría a ser comandante, y quien realizaría su último vuelo en 2011.

Los asistentes comentaron el hecho de que éste se volvió más famoso por un experimento científico de gemelos, estando uno en tierra (esta vez Mark) y otro en el espacio (su hermano gemelo Scott Kelly, quien rompió un récord de tiempo en el espacio alcanzando 340 días en la EEI, a la que, por cierto, Mark ha volado cuatro veces), cuyos resultados han sido ampliamente difundidos en Internet.

Ambos astronautas “conectaron” inmediatamente con los jóvenes explicándoles un proyecto pionero de tecnología llamado “World View”, una plataforma que utiliza globos estratosféricos de grado espacial en la que ambos astronautas suman esfuerzos actualmente, y coincidieron en expresar que “México es un gran país, con un gran potencial de desarrollo espacial por sus jóvenes”.

Sabemos que el joven talento mexicano está comenzando a brillar en el mundo, tenemos excelentes compañeros e ingenieros de origen mexicano en NASA, y en esta ocasión sembrar la curiosidad por el espacio en la niñez y juventud a través de nuestro trabajo nos emociona, porque ello forma parte de un legado para el aprovechamiento del espacio en beneficio de la humanidad, ya sea en exploración, telecomunicaciones o Internet, coincidieron.

Por su parte, el director general de la AEM recordó que ya un mexicano, Rodolfo Neri Vela, y un mexico-estadounidense, José Hernández, han logrado el sueño de ser astronautas y llegar al espacio, y yo estoy seguro de que, de entre esta niñez y juventud mexicana que hoy se acerca a esta hermosa ciencia con las actividades de la AEM, podrán surgir futuros viajeros de las estrellas hacia 2030, pues a pesar de cualquier complejidad o problema, con estudio y perseverancia todo es posible para el ser humano.

“Los avances de la era digital nos llevan a hablar del espacio antes y después de Internet, ya que en el siglo pasado el espacio sólo generaba astronautas, pero ahora la ciencia y tecnología espacial también generan internautas y conectividad, en lo que es llamado el nuevo espacio o “New Space”, y que Ron y Mark impulsan ahora con sus proyectos, lo que también se encuentra en consonancia con los trabajos que impulsa la SCT y sus organismos como la AEM”, concluyó el científico; empero, lo anterior será motivo de posterior análisis en otra entrega de Hora 14.

mauricioconde59@outlook.com
@mauconde007
https://mauriciocondeblog.wordpress.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.





Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil