Jurado de EU halla culpable al Chapo Guzmán de narcotráfico

  • Concluye “juicio del siglo”
  • Tan sólo por el primer cargo, recibirá la cadena perpetua
José Luis Montañez

 

El capo sinaloense, a diferencia de su esposa, parecía petrificado. Al ser cuestionados si estaban de acuerdo con el veredicto, cada miembro del jurado, evitando la mirada de Joaquín Guzmán Loera, dijo que sí.

El jurado del juicio al narcotráficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, por unanimidad, lo declaró culpable de los 10 cargos por otras tantas violaciones al código penal estadunidense.

Entre los cargos destaca su iniciativa criminal continua, así como conspiración internacional para elaborar y distribuir cocaína, metanfetaminas y mariguana. También uso de armas de fuego y lavado de dinero.

Tan sólo por el primer cargo, podrá recibir la cadena perpetua. El jurado lo encontró culpable de 25 de las 27 violaciones señaladas en éste.

Los 12 miembros del jurado emplearon 36 horas a lo largo de seis días en deliberar, que se sumaron a los casi cuatro meses de juicio, demandaron copias de los testimonios y tras el receso del fin de semana, alcanzaron una decisión.

Emma Coronel tenía los ojos llenos de lágrimas al escuchar el veredicto, pero, optimista, levantó su pulgar cuando Guzmán la volteó a ver. El sinaloense, en cambio, parecía petrificado. Al ser cuestionados si estaban de acuerdo con el veredicto, cada miembro del jurado, evitando la mirada de Guzmán, dijo que sí.

El juez Brian Cogan les agradeció su metódica deliberación, que tomó seis días.

La conclusión se alcanzó tras 12 semanas de juicio, 56 testimonios y cientos de evidencias documentales y audiovisuales.

Según la Fiscalía, el cártel del capo mexicano traficó al menos 200 toneladas de cocaína a Estados Unidos durante más de dos décadas.

El narcotraficante mexicano rechazó presentar su propio testimonio, y podría enfrentar una pena de cárcel de por vida, aunque queda abierta la posibilidad de una apelación. En un mensaje afuera de la Corte de NY, informó que el jurado determinó que dirigió al Cártel de Sinaloa y fue responsable de homicidios y tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

El Capo conocerá su sentencia el 25 de junio

Joaquín “El Chapo” Guzmán conocerá la pena por los 10 cargos en los que fue encontrado culpable el próximo 25 de junio, informó la Corte neoyorquina, donde fue enjuiciado.

“Se trata de una victoria del pueblo estadunidense”, dijo a la prensa a la salida de la corte Richard Donoghue, funcionario del departamento estadunidense de Justicia.

Guzmán lidereó el Cártel de Sinaloa, uno de los más peligrosos del mundo y responsable de violencia, asesinatos y tráfico de drogas durante décadas, lo que le enfrenta a una condena de por vida sin posibilidad de preliberación, agregó.

Así recibió Guzmán Loera el veredicto

Joaquín “El Chapo” Guzmán miró de frente al jurado mientras el juez leía el veredicto de culpabilidad ayer martes.

Guzmán se reclinó en su silla para llamar la atención de su esposa, quien le dio un sutil gesto de aprobación con los pulgares, cuando al jurado se le dio permiso de retirarse de la sala en un tribunal federal en Brooklyn. Tras el veredicto leído por el juez Brian Cogan en la corte federal de Brooklyn, el ex jefe del Cártel de Sinaloa, de 61 años, que vestía traje gris oscuro y camisa beige, miró a su joven esposa Emma Coronel, madre de sus hijas mellizas de siete años, sonrió levemente como para tranquilizarla y se puso la mano en el corazón.

Coronel, de 29 años, vestida con pantalones ajustados negros y una chaqueta verde, le levantó el pulgar de la mano derecha, se cruzó las manos en el pecho y le tiró un beso antes de que los alguaciles retiraran a “El Chapo” de la sala.

El abogado Jeffrey Lichtman dijo que la condena de Guzmán era “devastadora”. Pero agregó que podía “decir con orgullo” que la defensa “lo dejó todo en el campo de batalla”.

“No voy a llorar, no se murió nadie”: Emma Coronel

“Hoy yo no voy a llorar. ¿Por qué? Nadie ha muerto aquí”, dijo Emma Coronel, al conocer el veredicto de culpabilidad emitido en contra de su esposo, Joaquín “El Chapo” Guzmán, en la corte de Nueva York ayer martes.

Fue la respuesta de la consorte al ofrecimiento de una periodista que le ofreció unos pañuelos desechables inmediatamente después de conocerse el veredicto de los 12 miembros de jurado que vio el caso de su esposo.

Coronel Aispuro, quien el próximo tres de julio cumplirá 30 años de edad, acudió a prácticamente todas las audiencias del juicio que inició el pasado noviembre y ayer concluyó con el veredicto de culpabilidad.

De acuerdo a periodistas presentes en la sala, Guzmán y Coronel intercambiaron miradas tras conocer el veredicto, y era notorio que la ex reina de belleza se esforzaba en no llorar.

Una leve sonrisa compartida fue la despedida entre ambos, además de que Coronel se llevó la mano a su corazón como gesto también de adiós.

Fue ahí donde la periodista Blanca Rosa Vilchez ofreció los pañuelos desechables a la esposa de Guzmán, quien le respondió con palabras que en todo momento pretendieron mostrarla serena, dijo a la reportera.

 

Los diez cargos

• Participación continua en una empresa criminal
• Conspiración internacional para producir y distribuir cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana
• Conspiración para importar cocaína
• Conspiración para distribuir cocaína
• Distribución internacional de cocaína
• Otro cargo por distribución internacional de cocaína
• Uno más por distribución internacional de cocaína
• Un cuarto por distribución internacional de cocaína
• Uso de armas de fuego
• Conspiración para lavado de dinero, producto del narcotráfico

 

El sinaloense será enviado al “infierno de los capos”

Joaquín “El Chapo” Guzmán podría pasar sus días en el Centro Penitenciario y Administrativo de Máxima Seguridad en Florence, conocida también como ADX.

La prisión de máxima seguridad se ubica en el condado de Fremont, en Colorado, y medios estadunidenses la han llamado “el infierno de los capos”.

Luego de darse a conocer el veredicto del jurado, la Oficina Nacional de Correccionales podría sugerir al juez Brian Cogan que Guzmán Loera sea trasladado a la ADX, una de las prisiones más temidas de Estados Unidos. En Florence ADX están recluidos otros capos del narcotráfico, mafiosos y algunos terroristas, como miembros de Al-Qaeda, incluido Zacarias Moussaoui, quien estuvo involucrado en los ataques del 11 de septiembre.

En esta prisión hay 402 internos, todos varones de entre 24 y 77 años de edad, quienes pasan sus días en celdas de concreto de 2.1 x 3.6 metros que tienen una pequeña ventana por donde entra la luz del sol. A los reclusos sólo se les permite salir a las áreas comunes una hora al día y sus alimentos se les proporcionan por una rendija instalada en la puerta de las celdas.

La operación de la ADX inició en 1994 y tiene un cupo máximo para 490 reclusos.

Los horarios de visita son de jueves a domingo entre las 08:00 y las 15:00 horas y todas las visitas deben se aprobadas por las autoridades de la prisión.

 

Las 5 sorprendentes revelaciones
en el juicio contra Guzmán Loera

Tras cuatro meses de presentación de pruebas e interrogatorios a testigos, el proceso judicial a Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, concluyó ayer martes con el veredicto de culpabilidad.

De las declaraciones han surgido revelaciones extraordinarias. Estas son cinco de las más llamativas.

1.- Sobornos de alto perfil

Los testimonios sobre sobornos de la organización de Guzmán Loera a funcionarios mexicanos incluyeron a dos ex presidentes de México.

Un testigo del juicio contó una anécdota sobre un accidente de avión que sufrió Guzmán.

Primero fue el abogado del capo, Jeffrey Litchman, quien en su alegato de apertura del juicio aseguró que los presidentes Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018) recibieron “cientos de millones de dólares en sobornos”.

Tanto Calderón como Peña Nieto -que en el momento de la declaración de Litchman aún estaba en el cargo- rechazaron los señalamientos.

Pero el pasado 16 de enero, un ex colaborador del “Chapo”, Alex Cifuentes, fue más específico en el caso de Peña Nieto.

El ex presidente Enrique Peña Nieto rechazó de inmediato las acusaciones de haber recibido sobornos.

“¿Guzmán pagó un soborno de 100 millones de dólares al presidente Peña Nieto?”, preguntó Lichtman al testigo, quien respondió: “Así es”.

El ex mandatario no emitió una respuesta a este nuevo señalamiento, pero el ex jefe de la oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán, tachó de falsedad la declaración del narcotraficante.

2.- Enterrado vivo

Uno de los testimonios que más asombro causó fue el de Isaías Valdez Ríos, un ex guardaespaldas de “El Chapo” que describió el nivel de violencia que ejercía su jefe con sus propias manos.

El testigo declaró sobre dos “traidores” que se habían unido al cártel rival Los Zetas y que, tras ser capturados, fueron llevados ante la presencia de Guzmán Loera.

Durante más de tres horas, el capo los golpeó brutalmente.

Durante el juicio, la Fiscalía presentó pruebas de las extravagantes armas que tenía “El Chapo”, como una con incrustaciones de diamantes.

“Eran como muñecas de trapo, sus huesos estaban totalmente rotos. No podían moverse. Y Joaquín todavía los estaba golpeando con una rama y su arma”, dijo Valdez el pasado 24 de enero.

Los dos hombres fueron ejecutados por “El Chapo” con disparos en la cabeza y sus cuerpos fueron quemados en una gran hoguera para que no quedaran ni los huesos, según Valdez.

El hombre contó cómo atestiguó la ejecución de un tercer hombre con un nivel de violencia aún mayor.

“Hizo quemaduras con un hierro en la espalda, su camisa se le pegaba a la piel. Tenía quemaduras hechas con un encendedor en todo el cuerpo. Sus pies fueron quemados”, dijo Valdez al jurado.

Isaías Valdez fue presentado como un ex guardaespaldas del Chapo Guzmán.

Luego de pasar días encerrado, lo llevaron con los ojos vendados a un cementerio y, tras interrogarlo más, Guzmán Loera le disparó con su arma.

El hombre todavía estaba jadeando intentando tomar aire cuando fue arrojado a un agujero y enterrado vivo, según el testimonio de Valdez.

3.- “El Chapo” negociando

Otro de los momentos más sorprendentes fue cuando el tribunal escuchó grabaciones en las que se escucha la voz de Guzmán Loera en una negociación de narcotráfico. Los fiscales presentaron un audio en el que, aseguran, “El Chapo” sostiene una conversación telefónica con un narcotraficante de las fuerzas armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En los casi 12 minutos, Guzmán Loera le plantea a su contraparte la compra de seis toneladas de cocaína.

“Me dice mi sobrino que usted tiene 6 (toneladas) y si se le pagan 2 y media, usted las pone en Guaya (Guayaquil, Ecuador)”, se escucha a “El Chapo”.

Su interlocutor, no identificado, le responde: “Yo me muevo siempre y cuando, como quedamos, el 50% me lo dejen depositado. Y arranco inmediatamente para allá”.

Esta fue la primera vez que se escuchó públicamente al líder del Cártel de Sinaloa en una negociación.

4.- El software espía de “El Chapo”

Otro de los testimonios reveladores fue el de Christian Rodríguez, un técnico en comunicaciones digitales colombiano que instaló software y equipos de espionaje para “El Chapo” a partir de 2008 y hasta 2012.

Se encargó de instalar un sistema de comunicaciones a prueba de intercepciones y el capo quedó tan complacido que pidió más software para espiar a múltiples personas, desde sus trabajadores hasta sus parejas, entre ellas su esposa Emma Coronel.

Emma Coronel, la esposa de Guzmán Loera, estuvo presente en el tribunal durante la mayor parte del juicio.

“Me llamaba todo el tiempo para pedirme cosas para el software espía”, aseguró Rodríguez

Pero lo que para Guzmán Loera llegó a ser su “juguete” de espionaje predilecto luego se volvió en su contra, pues Rodríguez se volvió cooperante secreto de las autoridades de Estados Unidos en 2009.

El software que había instalado para el líder del cartel de Sinaloa sirvió para que Estados Unidos accediera a conversaciones del narcotraficante -algunas presentadas en el juicio- sobre negocios de drogas, violencia y sobornos a autoridades.

También fueron recuperados los mensajes de Guzmán Loera con sus parejas.

5.- Mil 328 millones de raya de coca

Guzmán, de 61 años, fue condenado por haber introducido más de 150 toneladas de drogas a Estados Unidos.

Durante el juicio, los testigos y los fiscales expusieron los métodos del Cártel de Sinaloa para introducir las drogas desde México, desde el uso de camiones con doble fondo hasta sofisticados túneles en la frontera.

La defensa de Guzmán se centró en afirmar que su cliente no era el líder del Cártel de Sinaloa, sino solo uno de sus cabecillas.

Pero uno de los testimonios más llamativos fue el del fiscal federal adjunto Adam Fels, quien dijo que “El Chapo” había enviado “más de una raya de cocaína para cada persona en Estados Unidos” en tan solo cuatro de sus envíos.

Eso equivale a más de 328 millones de rayas de cocaína, señaló el fiscal al tratar de dimensionar para el jurado de qué tamaño eran las actividades de narcotráfico del acusado.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.



Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil