Maduro ordena cerrar la frontera con Brasil y plantea hacerlo con Colombia

  • Mañana, el “Día D” de Venezuela
  • Rechaza el ingreso de la ayuda humanitaria que se almacena en estos países

 

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó ayer jueves el cierre de los pasos fronterizos entre su país y Brasil, al tiempo que dijo estar “evaluando” un decreto similar que afecte a la frontera con Colombia, donde también se almacena la ayuda internacional destinada a paliar la crisis que sufre Venezuela.

“He decidido (que) en el sur de Venezuela (…) a partir de las 20.00 horas (00.00 GMT) de hoy -ayer- jueves 21 de febrero queda cerrada total y absolutamente, hasta nuevo aviso, la frontera terrestre con Brasil”, dijo el mandatario, durante una reunión con militares en el caraqueño Fuerte Tiuna, el mayor cuartel del país.

Brasil figura entre la cincuentena de países que reconoce al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela, y en el estado de Roraima se acopian donaciones de alimentos y medicinas gestionadas por el opositor y que Maduro se niega a aceptar.

Maduro reiteró que estas donaciones forman parte de un “show” para invadir militarmente el país y desalojar al chavismo del poder, que disfruta desde 1999.

Además, el mandatario dijo estar “evaluando” cerrar la frontera con Colombia, donde también se almacena ayuda para Venezuela.

“En el año 2015 tomé la decisión de cerrar las fronteras con Colombia de manera temporal (…), yo no quiero tener que tomar una decisión de esas características, pero lo estoy evaluando, un cierre total de la frontera, lo estoy evaluando, hombre prevenido vale por dos”, dijo el gobernante.

En ese sentido, aseveró que desde Colombia se alistan “falsos positivos” para justificar el ingreso a Venezuela de militares extranjeros, y responsabilizó al presidente de este país, Iván Duque, de cualquier acto de violencia que pueda ocurrir en la frontera entre las dos naciones.

Con todo, en el mismo hilo discursivo aseveró tener información “caliente” que señala que los militares colombianos han dicho a Duque que no se prestarán para un ataque a Venezuela.

“Los militares colombianos se niegan a prestarse a una agresión contra su hermana Venezuela. Militares de Colombia: máximo honor, honor bolivariano, no se presten a falsos positivos, a una provocación”.

Maduro también volvió a rechazar el ingreso de las ayudas que se almacenan en las fronteras con Colombia y Brasil, y aseveró que estos alimentos son “cancerígenos”, sin mostrar pruebas.

Asimismo, se refirió al cierre de las comunicaciones con las islas de Aruba, Bonaire y Curazao, todas territorios políticos de Países Bajos, y aseveró que se vio obligado a hacerlo porque se estaba “preparando una provocación”.

“Yo le digo al pueblo de Aruba, Bonaire y Curazao, quiero las mejores relaciones pero con respeto, queremos las mejores relaciones, fluidas, de comercio, de turismo, de hermandad pero con respeto ¿Es mucho pedir el respeto?”, se preguntó.

La crisis política venezolana se acentuó en enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de 6 años cuya legitimidad no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional, y Guaidó se proclamó luego como “presidente encargado”, por considerar que el líder chavista “usurpa” la Presidencia. Guaidó estableció como una prioridad el ingreso de ayudas para atender de forma inmediata a 250,000 personas en vulnerabilidad, y ha dicho que estas ingresarán “sí o sí” el próximo día 23.

Denuncia uso de países caribeños para una invasión

La cancillería de Venezuela alertó ayer jueves a Puerto Rico, República Dominicana y a otros países caribeños sobre la “utilización inconsulta” de Estados Unidos de sus territorios como plataformas para lanzar operaciones contra “nuestro país”.

“Venezuela manifiesta su inquietud ante los sólidos indicios que señalan la utilización por parte de Estados Unidos de los territorios de algunos países caribeños como plataformas para la planificación y organización de operaciones de naturaleza ilegal y terrorista”, indicó la cancillería en un comunicado.

Agregó que esa realización de operaciones estadunidenses forma parte de “su estrategia confesa de provocar el derrocamiento del gobierno legítimo (de Venezuela) y la imposición de un gobierno títere, mediante un esquema de intervención directa en Venezuela”.

Por ello, las autoridades venezolanas establecieron contactos con los gobiernos de República Dominicana, de Puerto Rico y de otros países insulares del Caribe, para alertarlos sobre “la utilización inconsulta de sus respectivos territorios para el lanzamiento de estas condenables acciones de fuerza”.

Tras hacer referencia a la Proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en 2014, la cancillería indicó que “esta alarma está siendo emitida con el más absoluto sentido de responsabilidad y solidaridad”, así como, “con la esperanza de que sirva para activar en los pueblos de estos países la respuesta digna que de ellos espera la región, desde la confianza en la importancia que los pueblos de estos países otorgan a los valores de democracia, autodeterminación y no intervención”.

La alerta de las autoridades venezolanas se da en momentos en que el gobierno de Puerto Rico así como de otras naciones han enviado toneladas de ayuda humanitaria para los venezolanos, las cuales permanecen concentradas en la frontera con Colombia y con Brasil. Mientras, el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro mantiene bloqueado el paso a la ayuda al argumentar que es solo un pretexto de Estados Unidos para intervenir en su país.

La crisis politica en Venezuela se agudizó luego que el presidente de la Asamblea Nacional, de oposición, Juan Guaidó, se juramentó como presidente encargado de del país el pasado 23 de enero y de inmediato fue reconocido y respaldado por Estados Unidos, al que se sumaron medio centenar de naciones.

 

Este sábado medirán fuerzas, gobierno y oposición

Lo avisó esta semana el autoproclamado presidente ‘interino’ de Venezuela, Juan Guaidó, a través de su cuenta de Twitter: “¡Venezuela, tenemos fecha!”. Con este mensaje, el opositor al gobierno de Nicolás Maduro y jefe de la Asamblea Nacional anunciaba que el 23 de febrero será el día en el que la ayuda humanitaria que se acumula en la localidad colombiana de Cúcuta  y la brasileña Roraima, entre al país para abastecer a cientos de miles de familias.

Los analistas internacionales han calificado ese día como el ‘Día D’ de Venezuela y advierten de que es posible que sea el inicio de un conflicto armado. “La ayuda humanitaria en gran medida va a ser un caballo de Troya y el día de su ingreso, el 23 de febrero, se convierte en el ‘Día D’, asegura el politólogo venezolano Claudio Fantini en la radio Mitre. “Es un día que se presume como punto de inflexión, este día es un punto clave en lo que puede ser el inicio de un conflicto armado: si ese caballo de Troya que va a entrar es repelido militarmente, ya sea por los militares que responden al régimen o por las fuerzas paramilitares, podría detonar un conflicto que inmediatamente involucraría a tropas colombianas y posteriormente a más países”, añade.

Por si fuera poco, para el mismo sábado 23 se han organizado dos conciertos solidarios. Uno a cada lado del puente Simón Bolívar que ejerce de frontera entre Colombia y Venezuela. Del lado del primero, un maxiconcierto que contará con más de una treintena de cantantes reconocidos mundialmente. Y del lado del segundo, aún ninguna cabeza de cartel confirmada, aunque el Ejecutivo está solicitando apoyo de músicos reconocidos a través de las redes sociales.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.



Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil