AMLO descarta represión contra integrantes de la CNTE

  • Abierto al diálogo con el sector magisterial
  • Les refrenda su compromiso de abrogar la reforma educativa
José Luis Montañez

 

Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno está abierto al diálogo con la CNTE sobre el tema de la reforma educativa.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno está abierto al diálogo con el sector magisterial sobre el tema de la reforma educativa, por lo que llamó al debate en todos los sectores, y dejó en claro que no habrá represión para ningún grupo.

Luego de que, desde la víspera, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) bloquearon el acceso a las cámaras de Diputados y Senadores, ayer jueves el mandatario federal indicó que instruyó a los secretarios de Gobernación y de Educación a dialogar con los inconformes, a quienes refrendó que cumplirá su compromiso de abrogar la reforma educativa.

“No sé qué motiva este movimiento y quiero que se debata sobre este asunto de manera abierta al interior del movimiento magisterial… para que se defina una postura con claridad, porque esto es algo parecido a lo que suele pasar: que grupos que en apariencia son radicales, sus actitudes demuestran más su adhesión al conservadurismo, éste es otros de los casos”, expresó en conferencia de prensa.

Tras refrendar que en su gobierno no habrá represión para nadie, pero que no hay grupos ni sindicatos favoritos, López Obrador dijo que de ser necesario pediría a los legisladores, tanto diputados como senadores, que no sesionen para evitar la confrontación y garantizar la paz.

En este sentido, quedó abierta la posibilidad para que los maestros sostengan este diálogo con autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) a las 10:00 horas en la sede de esta dependencia y puedan presentar el pliego de peticiones que tengan.

“Me dirijo a todo el magisterio nacional, a todos los trabajadores de la educación, para que se deje de manifiesto con toda claridad que siempre hemos cumplido y vamos a seguir cumpliendo con nuestros compromisos; somos consecuentes no ahora, sino desde hace mucho tiempo que luchamos por la justicia y por una auténtica democracia”, destacó y reiteró que se cancelará la reforma educativa.

López Obrador consideró que actualmente ya no se puede ser “un rebelde sin causa” y actuar motivados por caprichos y sin argumentos, ya que el pueblo no lo permite, razón por la que hizo hincapié en que lo mejor es aclarar las cosas y avanzar hacia el diálogo.

Asimismo, el mandatario cuestionó si esta posición de los maestros inconformes fue consultada con las bases y si se estableció en una actitud democrática.

López Obrador señaló que la actitud de los maestros inconformes se puede deber a desinformación, por lo que sería necesaria una explicación más clara, o bien a desconfianza, generada por muchos años de mentiras.

En cualquier caso, enfatizó de nueva cuenta que, no se ordenará el uso de la fuerza, ya que este no es un gobierno represor y es necesario que cada quien asuma su responsabilidad.

Respecto a los maestros inconformes que obstruyen instalaciones las cámaras de Diputados y Senadores, López Obrador solicitó a los legisladores evaluar la pertinencia de en su caso no sesionar para evitar cualquier confrontación, ya que lo mejor es la paz y la tranquilidad.

El mandatario resaltó la importancia de la iniciativa que se está impulsando, la cual plantea a la educación como un derecho y no como un privilegio, mismo que deba garantizar el Estado.

“Esta es una gran reforma, porque todo el proceso en contra de la educación pública, gratuita y de calidad comenzó con Salinas; siendo Zedillo secretario de Educación, se reformó el Artículo 3 para que la educación fuese obligatoria, gratuita, solo en el nivel básico, y se empezó a poner al mercado la educación en el nivel medio superior y en el nivel superior”, subrayó.

“No tendremos “preferidos” para medicamentos”

El Presidente dijo que el pasado miércoles se realizó una reunión con al menos 200 proveedores de medicinas, pues se busca que ya no haya “preferidos” en su gobierno.

“Ayer se hizo una reunión con todos los proveedores de medicinas y acudieron muchos y vamos a colocar de manera abierta, es una licitación internacional y que no haya preferidos”, dijo en conferencia mañanera.

“Me informaron que participaron mas de 200 proveedores, ya no queremos que tres vendan el 70 por ciento”.

El mandatario aclaró que las empresas señaladas por su administración como “consentidas” en sexenio pasado para la compra de medicamentos podrán participar en adjudicación en tanto se aclara si hubo o no corrupción en adquisiciones. “Hasta que se aclare si esas adquisiciones fueron legales, si no hubo corrupción, si no hubo influyentismo, porque que sería inmoral”, sostuvo.

La Presidencia de la República había dado a conocer los nombres de las 10 empresas “consentidas” del gobierno de Enrique Peña Nieto para la compra de medicamentos para el IMSS y el ISSSTE. De acuerdo con un informe de Hacienda, esa decena de compañías concentró el 79.6 por ciento del gasto realizado en el periodo 2012-2018, que rebasó los 335 mil 340 millones de pesos.

La semana pasada, la SHCP anunció dos nuevos mecanismos para la compra de medicamentos y material de curación por adjudicación directa y licitación internacional.

Con respecto a la adjudicación directa, será para proveedores con vigencia del 16 de abril al 30 de junio, mientras que la licitación internacional para el segundo semestre del año.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.





Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil