Aumenta a casi 300 la cifra de muertos por ataques en Sri Lanka

  • Han realizado 24 arrestos relacionados con los estallidos
  • Autoridades atribuyen la serie de atentados suicidas a un grupo islamista local

 

El números muertos por los ataques terroristas en Sri Lanka aumentó a 290 el lunes, mientras que los heridos suman más de 500.

 

La cifra de muertos por los ataques explosivos en Sri Lanka aumentó a 290 la mañana de ayer lunes, mientras que los heridos suman más de 500, en lo que ya es calificado como el peor acto de violencia en este país asiático desde el fin de la devastadora guerra civil, hace una década.

La policía de Sri Lanka informó ayer lunes que han realizado 24 arrestos relacionados con los ataques terroristas, todos ellos ciudadanos locales, aunque por el momento ningún grupo se ha atribuido las explosiones, que afectaron tanto a iglesias católicas como a hoteles de lujo en la capital, Colombo, y otras localidades. Asimismo, se explicó que al menos dos de los ocho ataques fueron obra de suicidas.

En tanto, tres policías murieron cuando otro suicida hizo estallar explosivos durante el allanamiento a una casa en busca de sospechosos, apuntaron las mismas fuentes.

La policía también informó sobre el hallazgo de una bomba artesanal en el aeropuerto de Colombo, aunque el dispositivo fue desactivado por expertos de la Fuerza Aérea de Sri Lanka.

Las autoridades explicaron que la cifra de fallecidos aumentó debido a la gravedad de muchos de los heridos, así como por el hallazgo de nuevos cuerpos entre los escombros.

La bolsa de comercio, las universidades y colegios permanecerán cerrados. Se informó, asimismo, que los extranjeros fallecidos son 35, mientras que 19 permanecen hospitalizados, destacó la Deutsche Welle.

Hallan 87 detonadores en estación de autobuses

La Policía de Sri Lanka descubrió 87 detonadores en una estación de autobuses de la capital, Colombo, al día siguiente de una ola de atentados suicidas.

“Se hallaron 87 detonadores en la estación de autobuses privada Bastian Mawatha de Pettah”, un barrio de la capital esrilanquesa situado a medio camino entre los hoteles y la iglesia donde el domingo se registraron explosiones, anunció la policía en un comunicado.

Doce detonadores estaban desperdigados por el suelo y los otros 75 en un vertedero de basura cercano, precisó.

“No se ha detenido a ningún sospechoso. La policía de Pettah continúa su investigación”, prosigue el texto, refiriéndose al barrio de la capital donde se encontraron los detonadores. Las autoridades atribuyen la serie de atentados suicidas al grupo islamista local National Thowheeth Jama’ath (NTJ), que hasta el momento no los ha reivindicado.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil