A 10 años de la tragedia en la ABC, padres exigen justicia

  • Colocan antimonumento frente a oficinas del IMSS
  • Afirman que el incendio ocurrió por irresponsabilidad de los tres niveles de gobierno

 

Padres de los 49 niños que perdieron la vida en el incendio de la guardería ABC exigen justicia y castigo a los culpables.

 

A una década de la tragedia de la Guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, a la fecha se presentan situaciones de este tipo, y las autoridades han hecho poco “o más bien casi nada para detener esta grave situación”, denunciaron padres de las víctimas.

Los familiares de los pequeños que fallecieron en el trágico incendio pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador su intervención y que no se cierre la investigación.

En un pronunciamiento expusieron que ayer miércoles se cumplieron 10 años de un día que no debió ser. “Un día que quisiéramos nunca hubiera existido, pero existió a causa de la corrupción y la negligencia de servidores públicos”.

Abundaron que la tragedia ocurrió por la irresponsabilidad de los tres niveles de gobierno y la avaricia de los socios de esa estancia infantil.

Los 14 padres que se reunieron en el “antimonumento ABC 49” dijeron que el incendio en ese lugar causó la muerte de 49 niñas y niños y lesiones vitalicias a más de 80 niñas y niños.

Establecieron que este antimonumento se colocó frente a las oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la avenida más importante de la Ciudad de México, “para recordarle al mundo la deuda con nuestros niños del país. Lo colocamos para ganarle el espacio a la desmemoria, la corrupción y el olvido”.

“Hoy a 10 años de la tragedia y también 10 años de impunidad esa pesada carga que hemos cargado día tras día, que hemos soportado en estos más de tres mil 600 días, colocamos estos zapatitos de bronce como parte del antimonumento”, subrayaron.

Aclararon que no son un agregado puramente estético, son las reproducciones de los zapatos que tenían sus hijas y sus hijos.

“Son su ausencia hecha bronce y un recuerdo permanente de que existieron, dieron sus primeros pasos, fueron niñas y niños felices, anduvieron por parques y también por esa guardería que se suponía era un lugar seguro para ellos”, expusieron.

Los 14 padres reunidos frente a las instalaciones del Seguro Social insistieron que estos zapatitos quedarán aquí instalados y les recordarán de manera permanente a las autoridades federales y estatales que tienen una deuda de justicia y que deben tranquilidad a las familias de los niñas y niños de la Guardería ABC.

Llamaron a la sociedad para que no sea indiferente ante las desgracias de este país. “Este sitio para nosotros, padres y madres, representa la memoria convertida en denuncia, hecha objeto imposible de evadir y es un recordatorio para hablarles a futuras generaciones, a quienes les pedimos que no olviden, que volteen hacia atrás para que la desgracia no se repita”.

Justicia, lo único que piden padres

Julio César Márquez Ortiz, padre de Yeyé, dijo que estuvieron en Palacio Nacional para solicitar una reunión con el Ejecutivo federal y castigar a los verdaderos responsables de la tragedia que enlutó a 49 familias hace una década.

Vestido con una playera blanca y con una fotografía de su hijo, indicó que esa tragedia sigue viva en las familias de cada pequeño y aún no podemos recuperarnos de la pérdida de nuestros hijos.

En el antimonumento Acción, Memoria por los 49, se reunieron 14 padres de familia para exigir justicia. “Nosotros no olvidamos y seguiremos en pie de lucha” dijo Márquez Ortiz.

Consideró que el ex gobernador de Sonora, Eduardo Bours, y el ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Daniel Karam Toumeh, deben ser llamados a cuentas y castigados conforme a la ley.

En la concentración, una de las madres gritó el nombre de cada uno de los 49 menores fallecidos y al final, el resto de los padres remataron: “No debía morir”.

Julio César Márquez afirmó que desde ese fatídico día, cada familia ha vivido una verdadera crisis de la cual no han podido salir, incluso algunas de ellas quedaron marcadas y divididas.

Los padres establecieron que este antimonumento se colocó frente a las oficinas centrales del IMSS en la avenida más importante de la Ciudad de México, “para recordarle al mundo la deuda con nuestros niños del país. Lo colocamos para ganarle el espacio a la desmemoria, la corrupción y el olvido”.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.




Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil