Enfada y divide a policías federales la falta de claridad

  • Niegan corrupción y “mano negra” en protestas
  • Ante al anuncio de que mañana iniciaría la reasignación, exigen indemnización
José Luis Montañez

 

Policías federales negaron que exista “mano negra” en las manifestaciones, en demanda al respeto sus derechos laborales.

 

Las explicaciones hechas por autoridades a elementos de la Policía Federal que se mantienen en el Centro de Mando en Iztapalapa, luego de ser informados que la corporación ha dejado de tener operatividad y que en 18 meses desaparecerá, generaron enfado y división entre los elementos.

El disgusto de quienes mantienen tomadas las instalaciones no se hizo esperar cuando tuvieron conocimiento de que este sábado se instalarían mesas para asignar a otras áreas a quienes quieran seguir trabajando, o bien tramitar su liquidación.

Por lo anterior, y debido al anuncio de que las autoridades ya no saldrían a hablar con los elementos, entre gritos y exigiendo indemnización, los agentes ingresaron al edificio en el que se instaló la mesa de negociación.

El titular de la división de Fuerzas Federales, Raúl Ávila Ibarra, y el jefe de División Gendarmería, Benjamín Grajeda Regalado, se ubicaron en el salón donde se han llevado las negociaciones.

Mientras, otros elementos de la Policía Federal se mantenían a la espera y exigiendo la presencia de las autoridades, aclarando que no aceptarían una liquidación, sino una indemnización por la desaparición de la Policía Federal.

En tanto, los voceros que mantuvieron el diálogo con las autoridades hacían lo posible para llegar a un acuerdo diferente ante la negativa de sus compañeros de dejar salir a las autoridades mientras no den una respuesta satisfactoria.

Por otro lado, policías federales amagaron con cerrar enlaces administrativos si no les resuelven alguno de los puntos que solicitan, a fin de que no haya actas administrativas para el personal que quiera desplegarse y hacer fuerza en el lugar.

Según ellos, el objetivo es no dejar que nadie trabaje para que todos los elementos de la Policía Federal hagan presencia, “porque no somos mil, ni minoría. Somos 35 mil elementos de la Policía Federal”, dijo uno de los voceros.

Negó que ya se haya retirado a elementos que fueron desplegados en diferentes puntos como Guardia Nacional, pero aseveró que se mantendrán prudentes de las propuestas que hagan las autoridades, ya que no se puede esperar más tiempo.

Agentes niegan corrupción y “mano negra” en protestas

Por la mañana, elementos de la PF negaron que exista corrupción y que los dirigentes de sus protestas sean personas ajenas a la dependencia, como señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los policías también negaron que exista “mano negra” en estas manifestaciones, que son motivadas por supuestas irregularidades de su cambio a la Guardia Nacional.

Desde el miércoles, elementos de Policías Federal protestan por su cambio a la Guardia Nacional en el Centro de Mando en Iztapalapa, donde se han expresado su inconformidad por la violación de sus derechos laborales.

Los elementos además mantienen tomadas las instalaciones de dicho Centro de Mando y continúan manifestándose en diferentes puntos de la Ciudad de México.

El presidente López Obrador sostuvo que hay “mano negra” en este movimiento, pues quienes dirigen las manifestaciones no trabajan en la Policía Federal, pertenecen a organizaciones de otro tipo.

El mandatario federal también dijo que “no hay mal que por bien no venga”, toda vez que ya se había dicho que la corporación estaba echada a perder.

“No nos tiembla la mano, que nos investiguen”: inconformes

Un grupo de policías en protesta por su cambio a la Guardia Nacional se deslindó de cualquier representación política y mostró identificaciones que los acreditan como agentes activos de la corporación.

Somos policías federales, no nos tiembla la mano, que nos investiguen”, dijeron a medios de comunicación afuera del Centro de Mando de Iztapalapa, en referencia a que uno de los líderes de las protestas estuvo relacionado con secuestro.

Los agentes reiteraron su llamado a que se les respete sus derechos laborales y solicitaron que en la mesa de negociación se presenten representantes del gobierno federal “verdaderamente dispuestos a dialogar”.

Subrayaron que ellos fueron capacitados para desempeñar funciones de seguridad pública, no como militares, ni navales, ni de seguridad privada y que si se pretende su ingreso al nuevo órgano del Estado, primero se les debe liquidar.

En caso contrario, dijeron, que sea opcional y, de concretarse su ingreso a ese cuerpo de seguridad, se les capacite de manera adecuada.

Expusieron con toda libertad se pueden investigar sus expedientes y constatar que no tienen antecedentes penales, además de que cada dos o tres años se les aplican pruebas de confianza que han concluido satisfactoriamente.

Es necesario que las autoridades verifiquen lo que se está diciendo porque, de lo contrario, están incurriendo en la difamación y la calumnia, externaron los inconformes.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.





Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil