Con el operativo en Culiacán me pusieron un 4: López Obrador

Derecho de réplica

José Luis Montañez

 

  • Arremete contra medios de comunicación por difusión de violencia

 

El Presidente subrayó que Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, será detenido siempre y cuando no se arriesgue a la población.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que si la intención era ponerle un “cuatro” con el operativo de detención y liberación de Ovidio Guzmán (hijo de “El Chapo”), el pasado jueves, le hicieron lo que el viento a Juárez.

El Ejecutivo federal destinó gran parte del tiempo de su conferencia matutina a explicar por cuarto día consecutivo el tema del operativo fallido en Culiacán, Sinaloa.

Reiteró que no le gusta la especulación ni conjeturas frente a la pregunta de si sabía que este presunto narco fue compañero de escuela del hijo del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, como aparece en un video que se difunde en redes sociales de un antiguo anuario.

“No me gusta la especulación, no hago conjeturas. Yo procuro tener información de primera y la tengo; y no permito que nadie me manipule, no me comparen, porque eso sí calienta. No es de que hacen las cosas y yo no me entero, o yo delego funciones y usted haga lo que quiera”, expuso.

Al preguntarle si mete las manos por sus secretarios del Gabinete de Seguridad, el mandatario respondió “sencillamente tengo información y nada de lo que usted está planteando es de mi conocimiento, así nada más”.

Recalcó sobre el video que muestra un anuario donde se observan las fotografías en blanco y negro de niños del hijo del narcotraficante y el hijo del funcionario, “hay muchísima información, nada más hay que saber cuál información es objetiva, cuál no y qué información tiene un propósito básicamente político electoral”.

Y acotó “en las redes sociales, las benditas redes sociales, hay muchas cosas, pero yo prefiero que haya excesos de información en las redes sociales a que no haya información como era antes, porque antes controlaban a los medios casi a todos y era un silencio cómplice”.

Dice que sabe todo lo que sucede en el país

López Obrador insistió en que “el presidente de México tiene información y sabe muy bien todo lo que está sucediendo y toma las decisiones que corresponden para garantizar la vida de los mexicanos y el bienestar de los mexicanos”.

Arremetió contra algunos medios, que, dijo, “fingen que son independientes cuando no son más que voceros de grupos de intereses creados, nada más que se disfrazan de independientes; y luego hasta se enojan porque les decimos que representan al conservadurismo”.

Cuestionó que en el pasado cuándo los medios difundían sobre la violencia, matanzas y masacres y aseguró que esto se callaba junto con todas las violaciones de derechos humanos.

“Si por eso es que se dio la orden de exterminar, se llegó a decir, los encargados de los operativos, que había la orden de arriba de limpiar, porque arriba se encargaban de los derechos humanos; o sea, libertad para reprimir. Eso ya no hay, eso ya no existe, por eso, quisieran que nosotros regresáramos a lo mismo”.

También preguntó que “si el jueves hubiese habido muchos muertos, ¿cómo estaríamos? Era frenar un proceso de transformación, era detener la posibilidad de un cambio verdadero en el país”.

Al preguntarle sobre si le intentaron poner un “cuatro” con el fallido operativo del pasado jueves, afirmó “si fue esa la intención, como dicen los abogados, aceptando sin conceder, nos hicieron lo que el viento a Juárez. Punto”.

El Presidente está dispuesto a comparecer

El mandatario dijo estar dispuesto a comparecer ante la autoridad competente para exponer las razones del porqué se tomó la decisión de evitar la confrontación en Culiacán, Sinaloa, el pasado jueves, dejando en libertad a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Decidimos no arriesgar la vida, una decisión que tomó el Gabinete de Seguridad y yo la avalé, porque un gobernante inteligente puede poner en riesgo su vida, pero no tiene derecho a poner en riesgo la vida de los demás”, explicó en su conferencia matutina.

El presidente reiteró que va pasar el tiempo y la gente de Culiacán va poder juzgar esta decisión y aseguró tener la conciencia tranquila por actuar de manera correcta, porque “lo del jueves demostró que hay un cambio verdadero”

López Obrador se refirió a la denuncia que presentó la dirigencia nacional del PAN en su contra por liberar a un presunto narcotraficante en el estado de Sinaloa, en alusión a Ovidio Guzmán. Calificó a este partido como partidario del uso de la fuerza.

“Tengo la conciencia tranquila”

López Obrador dijo que con el tiempo la gente de Culiacán podrá juzgar si fue buena o mala la decisión de evitar la confrontación y preferir proteger la vida de las personas, en vez de la detención de un presunto delincuente.

Afirmó que tiene la conciencia tranquila y sabe que se actuó de manera correcta, por lo que su gobierno seguirá atendiendo las causas que originan la violencia en lugar de recurrir a las estrategias fallidas de los gobiernos anteriores.

“Nuestros adversarios, los conservadores corruptos, aplicaron una política de confrontación y violencia para garantizar la paz y la tranquilidad y esa política insensata e inhumana produjo más violencia, mucho sufrimiento y masacres”, acusó el mandatario.

Expuso que había de decisión de arrasar y lo muestran los datos. Al registrar que fueron más los muertos que los heridos y los detenidos. López Obrador agregó que desde un principio dijo que se iba a cambiar esa política y no arriesgar la vida de la gente y él avaló la decisión porque “un gobernante, un dirigente puede poner en riesgo su vida, pero no tiene derecho de poner en riesgo la vida de los demás”.

“Se detendrá a Ovidio, pero sin arriesgar a la población”

Sobre este tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador subrayó que Ovidio Guzmán será detenido siempre y cuando no se arriesgue a la población “Sí, en todos los casos se tiene que castigar a presuntos delincuentes, se tiene que detener a presuntos delincuentes, pero lo más importante es cuidar la vida de las personas”, reiteró el mandatario.

López Obrador remarcó que si existen las órdenes de presentación y de extradición, Ovidio será aprehendido “siempre y cuando, repito, no se ponga en riesgo a la población, que se cuide la vida de las personas”.

Hizo énfasis que en todos los casos se debe detener y castigar a los presuntos delincuentes, pero lo más importante es cuidar la vida de las personas.

Culiacán no será otro Ayotzinapa, asegura la FGR

El fiscal general, General de la República (FGR) realizará una investigación exhaustiva sobre la violencia generada el jueves en Culiacán, Sinaloa, así como la actuación de la autoridad durante los operativos llevados a cabo, con el fin de fincar responsabilidades penales y esclarecer los hechos.

Alejandro Gertz, titular de la dependencia, indicó que hasta hoy no se señala ninguna responsabilidad al presidente Andrés Manuel López Obrador y precisamente por ese motivo un grupo con los mejores fiscales investigará de manera detallada para definir con precisión y no tener “otro Ayotzinapa”.

“Yo tengo en este momento que rehacer todo el caso Ayotzinapa, lo estamos revisando todo para poder armar lo que ocurrió ahí, no quiero que esto me vaya a pasar”, comentó en conferencia de prensa.

En cuanto a lo ocurrido en Culiacán mencionó que se comenzará como se inician las investigaciones: por las conductas específicas de cada uno de los servidores públicos y los delincuentes.

Igualmente, “cómo se llevaron a cabo todas las circunstancias y cómo salieron de la cárcel algunos reos, y cuales fueron las actuaciones de la policía local, la Guardia (nacional), de todos los que hayan participado”, apuntó.

Gertz Manero subrayó en tal sentido que se empieza una investigación por el conocimiento de los hechos y las pruebas -las cuales, dijo, no se van a ocultar- y no por la descalificación.

EU insistirá en la extradición del hijo de “El Chapo”

Por su parte, el representante en México del Partido Republicano de Estados Unidos, Larry Rubin, afirmó que el gobierno de su país insistirá en la extradición de Ovidio Guzmán y otros narcotraficantes mexicanos requeridos por Estados Unidos, puesto que, según sus palabras, “la prioridad de ambos gobiernos debe concentrarse también en frenar el tráfico de armas, aparte del narcotráfico mismo y del lavado de dinero”.

Destaca que las armas que han ingresado al país provienen de Estados Unidos, lo cual ha causado que el crimen organizado tenga armamentos más poderosos, incluso que el mismo gobierno. “Definitivamente debe ser una prioridad, la lucha contra la importación a México de armas, esto ha venido acrecentándose de una forma dramática y por más esfuerzos que haga el gobierno mexicano por decomisar armas, pues en Estados Unidos se siguen vendiendo”, argumentó.

Lo mismo solicita que se trabaje de manera conjunta para por capturar y desarticular a las bandas criminales en todos los rubros, desde huachicoleros, homicidas, secuestradores y narcotraficantes. Para efecto de lo anterior, dice, deberán establecer una estrategia como se hizo con el acuerdo migratorio que, desde su punto de vista, ha sido exitoso para las dos naciones, que han frenado el cruce ilegal de México a Estados Unidos.

Pese a lo anterior se dijo en desacuerdo con las decisiones del presidente López Obrador, en torno a la captura y posterior liberación de Ovidio Guzmán “Definitivamente este tipo de decisiones no ayudan para mandar una señal de tranquilidad, pero a fin de cuentas creemos que la estrategia debe continuar, de parar a los capos y desarticular a las bandas criminales, son parte del riesgo que se tiene”, concluyó.

Historial del hijo de “El Chapo” Guzmán

Ovidio Guzmán López, “El Ratón”, fue detenido y liberado el pasado jueves por fuerzas federales durante un operativo fallido.

Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, otros de los hijos de “El Chapo”, han figurado más en las labores del Cártel de Sinaloa, mientras Ovidio se mantenía en un bajo perfil.

Junto a su hermano Joaquín Guzmán López, Ovidio es acusado por cargos de asociación delictuosa relacionados con drogas ilícitas, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos en febrero pasado. Los fiscales alegaron que los hermanos se asociaron para distribuir cocaína, metanfetaminas y marihuana en Estados Unidos provenientes de México y de otras partes del mundo de 2008 al 2018.

Ovidio es hermano de Édgar Guzmán, quien fue abatido por miembros del Cártel de los Beltrán Leyva, el 10 de mayo de 2008; este enfrentamiento a balazos se registró en un estacionamiento de un centro comercial del Desarrollo Urbano Tres Ríos, en Culiacán. Sus otros dos hermanos se llaman Joaquín y Griselda.

Guzmán López, quien tiene 28 años, es hijo del matrimonio de “El Chapo” con Griselda López Pérez.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.


Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil