Piden madereros locales surtir durmientes del Tren Maya

“Hora 14”

Mauricio Conde Olivares

 

Productores forestales de la zona maya de Quintana Roo solicitaron que el abasto de durmientes que el Tren Maya requiere para los tramos SELVA 2, CARIBE 1 y CARIBE 2 sea hecho por ellos.

 

Luego que el Presidente Andrés Manuel López Obrador explicara que sin consenso de los pueblos indígenas no va la construcción del Tren Maya, de manera unánime los representantes del pueblo maya peninsular y grupos población indígena migrante reunidos en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, votaron a mano alzada a favor del proyecto.

Y para mayor beneplácito de los indígenas mayas quintanarroenses anunció que intervendrá para la liberación de quien fuera su gobernador más querido, Mario Villanueva Madrid,

Sin embargo quedaron en el tintero varias peticiones de los pobladores de esta región del país en torno a la construcción del Tren Maya, como por ejemplo la de los productores forestales de la zona maya del estado de Quintana Roo, integrados a diferentes organizaciones que por más de 35 años han manejado y conservado sustentablemente las selvas de la entidad.

Por ello, solicitaron que el abasto de durmientes que el Tren Maya requiere para los tramos SELVA 2, CARIBE 1 y CARIBE 2 sea hecho por ellos, por lo que demandaron que dentro de los proyectos que Fonatur está concursando sean contemplados con esta opción socialmente viable, económicamente rentable y amigable con el medio ambiente.

El impacto económico que habría en la zona maya con la producción y venta de durmientes de madera sería de 1 mil 152 millones de pesos, unos 57.6 millones de dólares, Considerando una inversión de 5 mil millones de dólares anunciada por Fonatur para el Tren Maya, la inversión en durmientes de madera representa solamente el 1.15% del presupuesto total, con impactos sociales, económicos y ambientales viables y positivos.

De esta forma, en las 10 organizaciones de productores forestales de Quintana Roo se generarían 9 mil empleos totales, directos e indirectos, por un tiempo de ocho meses.

“Es necesario que los ejidos que contamos con un permiso autorizado por Semarnat seamos beneficiados por el Tren Maya, ya que la mayoría no vendemos ni el 50% del volumen autorizado, lo que pone en riesgo el cuidado, protección y conservación de la selva, dado que el manejo forestal implica nuestra participación en actividades de prevención de incendios forestales, evitar la desforestación, vigilar que no exista corta clandestina, entre otras tareas”, argumentaron los representantes de ejidos y organizaciones forestales de Quintana Roo.

Estos productores forestales cuentan con la experiencia de más de 25 años de abastecer durmientes a Ferrocarriles Nacionales, de épocas que datan de las décadas de los setenta, principios de los ochenta, en el Municipio de Felipe Carrillo Puerto, operaban dos uniones de ejidos, Emiliano Zapata y Jacinto Canek, quienes llegaron a comercializar 800 mil durmientes anualmente.

“La situación que actualmente vivimos requiere de alternativas para generar empleo y mejorar nuestro ingreso y la producción de durmientes puede ayudar a cumplir con este propósito. Si el suministro de durmientes se asigna a una gran empresa nacional o extranjera, el recurso financiero fluirá a un inversionista privado y no a nuestras comunidades mayas que hemos manejado y cuidado sustentablemente nuestras selvas”, argumentaron los productores forestales.

En el estado de Quintana Roo suman 10 organizaciones de productores forestales en 138 ejidos forestales, que sin ningún problema podrían abastecer los durmientes requeridos basados en su experiencia de 37 años.  Con una superficie de dotación de más de 1.69 millones de hectáreas, son 14 mil 345 productores.

Explicaron que a través de los años las evaluaciones que les han hecho de sus selvas indican que son sustentables: “tenemos 215 mil hectáreas de selva con certificación de buen manejo con indicadores internacionales, sin embargo, tenemos problemas, principalmente por una baja en nuestro ingreso económico, debido a una caída del 80 por ciento en las ventas de caoba, motivada, por los retrasos en la expedición de certificados CVITES, recomendado por CONABIA, la cual no tiene fundamento”.

De acuerdo con datos de inventario forestal de diferentes ejidos de Quintana Roo y con base en la Norma Oficial Mexicana NOM- 056-SCT2-2016, para durmientes de madera, existen cuando menos diez especies con potencial para abastecer los durmientes para el Tren Maya.

Refirieron que desconocer el trabajo que han realizado en el manejo forestal sustentable de las selvas y la satanización de que la selva no se debe tocar para conservarla, provoca un daño a los productores forestales, a sus familias y a la población de las comunidades mayas, quienes durante 25 años han aprovechado sustentablemente a la selva, por lo que la estructura y composición de la selva se ha quedado asegurada.

La extracción altamente selectiva de especies maderables que tienen un mercado asegurado y que ha predominado a la fecha, ambientalmente no es lo mejor; aprovechar un mayor número de especies maderables contribuirá a mantener una selva sana tanto en flora como en fauna.

Los árboles propuestos para elaborar los durmientes son aquellos que han llegado a una edad en la que su capacidad de captura de carbono se ha estancado, por lo que, al contrario, estos abrirán claros en la selva para que nuevos árboles prosperen y la captura de carbono se reactiva.

El carbono capturado en los árboles que serán aprovechados, al transformarlos en durmientes, seguirá capturado en ellos.

El aprovechamiento integral de la selva maya y sus recursos naturales asociados, impulsará un desarrollo territorial que contribuirá a la generación de empleos bien pagados, mejorará la calidad de vida de los habitantes de la zona maya, se conservarán los recursos naturales, la flora, la fauna, se mitigarán los impactos del cambio climático al incrementar la captación de carbono y, lo principal, se abonará a saldar la deuda histórica con el pueblo Maya. Ahora, solo queda una pregunta en el aire, ¿y si utilizará el gobierno de la Cuarta Transformación durmientes de concreto?

Por otra parte, respecto al Tren Maya, Andrés Manuel López Obrador dijo que si vamos a empezar a hacer el tren, que ya estaríamos en condiciones de iniciar con las obras el año próximo y a convocar a las empresas en diciembre, lo que llaman licitar, “no quisiera yo -se los digo así con toda franqueza- que por mezquindades empiecen a llover los amparos y se detenga la obra, y que no la terminemos en tres años, y que termine yo mi gobierno y quede esa obra a medias”.
¿Saben qué?, señaló López Obrador, “Si es así, mejor no la inicio porque yo no voy a dejar una obra inconclusa. Entonces, les estoy explicando esto porque quiero que me ayuden. Yo les digo que esta obra conviene al desarrollo de los pueblos y que no vamos a afectar el medio ambiente; al contrario, vamos a cuidar la naturaleza, y vamos a cuidar el patrimonio cultural de los mexicanos. No somos irresponsables, depredadores, que no nos confundan”.

Agregó que nosotros lo que queremos es que haya desarrollo sustentable; es decir, que pueda haber crecimiento económico, beneficio, sin afectar la naturaleza y mucho menos afectar las zonas sagradas, las zonas arqueológicas. Es de esa manera que queremos hacer este tren.

Les comento esto, dijo,  para que sepan con mucha claridad cuál es mi planteamiento. Yo estoy a favor de que se construya el Tren Maya, pero estoy actuando de manera precavida, porque son ‘cosita’ los conservadores y no quiero que para frenarnos dejemos inconclusa una obra y se tire el dinero. Eso no. Por eso les quería informar sobre este asunto.

Ya sé que van a tener tiempo y le pido aquí a los dirigentes del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, a Adelfo Regino, que lo más pronto posible se hagan las consultas a todos los pueblos.
¿Qué decía Juárez? ‘Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho’. Y así vamos a actuar.

Si la gente dice: ‘Vamos’, vamos; si la gente dice: ‘No’, no vamos. Pero que sea el pueblo el que decida, no los grupos de intereses creados que nada más están viendo en su provecho.

Consultas, Adelfo, pueblo por pueblo, explicando el proyecto y que de esa manera resolvamos antes de lanzar la licitación para que no comencemos algo que vaya a quedar inconcluso o no se pueda termina, ordenó el Presidente de México; empero lo anterior será motivo de posterior análisis en otra entrega de Hora 14.

mauricioconde59@outlook.com
@mauconde007
https://mauriciocondeblog.wordpress.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil