En Los Cabos encuentras atractivos sin par, alimentos que jamás imaginaste y, en Cabo Pulmo, los arrecifes más singulares

De cinco estrellas

Victoria González Prado

I / II

 

  • A la orilla de la playa de arena blanca y enmarcado por las montañas de la Sierra de San Lázaro, se yergue Holiday Inn Resort Los Cabos All Inclusive

 

El capitán y el primer oficial del vuelo que nos llevó a Los Cabos.

 

Los Cabos, Baja California Sur.- Los Cabos, municipio en el remate sur de la península, entre el océano Pacífico y el mar de Cortés, constituido por dos ciudades y una villa (Cabo Pulmo), es destino turístico de calidad a escala mundial, con diez campos de golf, de excelencia, diseñados por especialistas de la talla de Jack Nicklausk. Este deporte se ha desarrollado muchísimo aquí, por lo que la revista especializada Golf Digest catalogó a Los Cabos como uno de los 15 mejores sitios del mundo para practicarlo.

A este lugar nos invitó Holiday Inn Resort Los Cabos All Inclusive vía Viva Aerobus. Antes de aterrizar, por la ventanilla del avión vemos la belleza majestuosa de este lugar, paisajes que combinan —en Cabo San Lucas y San José del Cabo— montaña, desierto y mar.

Tanto Cabo San Lucas como San José del Cabo están unidos por “corredor turístico” de 32 kilómetros de largo donde se ofrecen servicios de la más alta calidad, que han ayudado a dar a Los Cabos fama internacional que atrae a miles de visitantes nacionales e internacionales.

A la orilla de la playa de arena blanca y enmarcado por las montañas de la Sierra de San Lázaro, se yergue Holiday Inn Resort Los Cabos All Inclusive, que tiene instalaciones de primera clase —a sólo 15 minutos del Aeropuerto Internacional de Los Cabos—, donde nos recibieron cordialmente al atardecer.

Poco después fuimos a cenar al restaurante del hotel Azul Estero, a la orilla de la playa, donde nos esperaba delicioso menú preparado especialmente para el grupo.

Los Cabos se distingue por cocina con productos frescos: pescados, moluscos, crustáceos y animales que quizá nunca imaginaste que se comen. Destacan los tacos de marlín, de camarón y pulpo, doraditas de jaiba, deliciosa tostada de marlín ahumado. Por cierto, Los Cabos es conocida como “capital mundial del marlín”.

También puedes degustar machaca de mantarraya con trocitos de jitomate, chile verde, cebolla, cilantro –pico de gallo—que, con todo lo anterior, se acompaña con vino de Baja California, agua de pitahaya o cerveza bien fría. Después, con el postre, licor de Damiana, bebida tradicional de Baja California Sur, poderoso digestivo, relajante y, dicen, afrodisiaco.

Al otro día, muy tempranito, desayunamos en el restaurante Frutas y Flores donde había exquisito buffet. Luego, Gray Line Los Cabos nos llevó a recorrer el Arco, a sólo 25 minutos del hotel. Recordemos que al Arco Natural —declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco— puedes llegar en lancha o en barco. A escasos cien metros está la Playa del Amor, de nítidas aguas, ideales para practicar snorkel, fotografiar al Arco o quedarte en la playa y tomar el sol. Muy cerca hay colonias de leones marinos, dignos de admirarse.

victoriagprado@gmail.com
Twitter: @victoriagprado

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil