AMLO promete resolver el cobro de cuotas en hospitales públicos

  • Ante el incremento de quejas de familias
  • Secretaría de Salud confirma cuotas de recuperación en atención especializada

 

Andrés Manuel López Obrador reiteró que los beneficiarios del Instituto de Salud para el Bienestar, -que reemplazó al Seguro Popular-, no tendrán que pagar cuotas.

 

Ante las crecientes quejas de familiares de pacientes no derechohabientes por el cobro de cuotas elevadas en hospitales públicos, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que los beneficiarios del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), -que reemplazó al Seguro Popular- no tendrán que pagar cuotas, ni siquiera para acceder a los servicios médicos de tercer nivel y acusó a servidores públicos que cobran de oponer resistencia a los cambios de su administración.

“Tenemos que ir resolviendo lo de las cuotas de recuperación porque en efecto, impide que el servicio sea gratuito. Se va a llegar a un acuerdo”, afirmó.

Ante la inconformidad de familiares de enfermos, la Secretaría de Salud emitió un boletín en el que indicó: “los institutos nacionales de salud y hospitales federales brindan atención de tercer nivel, es decir, de muy alta especialidad. De acuerdo con el Artículo 54 de la Ley de Institutos Nacionales de Salud, atenderán padecimientos de alta complejidad diagnóstica y de tratamiento. De acuerdo con el artículo 36 de la Ley General de Salud, los institutos nacionales de salud y hospitales federales están sujetos a obtener cuotas de recuperación para la prestación de servicios de tercer nivel”.

Sin embargo, el Presidente indicó que la atención debe ser gratuita; “todos los servidores públicos tenemos que atender a la gente y no tienen que pagar. Hay resistencias porque los que manejaban las cuotas, a veces, no todos, hacían mal uso de esos recursos. Estaba podrido el sistema de salud público. Como se están llevando a cabo estos cambios, hay resistencias”, apuntó.

El Presidente exhorta a denunciar

De esta manera, López Obrador exhortó a la ciudadanía a denunciar a los servidores públicos que cobren cuotas de manera irregular y solicitó que le dieran los nombres de los funcionarios de salud que cometan este ilícito. “Pido el apoyo de la gente. Si esos casos se dan, de inmediato se atienden. Imagínense que se muera una persona y que no permitan que salga el cuerpo si no pagan. El que hizo eso actuó de manera ilegal, no sólo de forma inhumana, de manera inmoral, sino también ilegal. Que me traigan los nombres y dónde subieron la cuota de 70 a 500 pesos”, puntualizó.

Agregó el mandatario federal: “¿Dónde? ¿Quién lo hizo? Necesitamos nombres, quién fue el que padeció este abuso, que nos ayuden porque ahora le van a dar mucho vuelo a todas estas denuncias, es natural, no quieren que se terminen con estas lacras. Necesitamos todos ayudar”. E indicó que esta gratuidad debe garantizarse en comunidades marginadas, para lo que convocó a profesionales retirados para que puedan regresar a trabajar.

De igual manera afirmó: “Yo he constatado que en algunos hospitales del ISSSTE les dicen a pacientes: ‘No hay medicamentos por la austeridad’. Hay una política porque tenían establecido un negocio, había lucro”, mismo que se comprometió a erradicar, “acabar con la corrupción lleva algún tiempo, lo importante es no rendirnos. Se acaba la corrupción, porque se acaba la corrupción. Ya que se entienda. Nos va a llevar tiempo porque van a haber estas resistencias, pero las vamos a ir superando y por eso estoy aquí todos los días”, culminó”.

Testimonio de un familiar

La promesa de que a partir del 1 de enero los servicios médicos y los medicamentos serían gratis se desvaneció en los primeros días del año para la familia Jiménez Piña, quienes para sacar a su paciente internado en el Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga tienen que pagar alrededor de 5,000 pesos por concepto de hospitalización y medicamentos. “No hay nada de eso, nosotros tenemos que buscar de dónde. Endrogarnos”, dice la hermana de Rosalío.

Explica que, contrario a lo que el presidente López Obrador prometió con la creación del Insabi, que sustituyó al Seguro Popular, sí se están cobrando cuotas; denuncia que los “precios subieron al doble” y que ahora, en lugar de pagar alrededor de 88 pesos, tienen que pagar 477 pesos por la “atención básica hospitalaria”. Cuota que se suma los gastos de medicamentos e incluso de radiografías para su hermano con cirrosis.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil