Travellink Casa del Sol Travellink

Juez español envía a prisión preventiva a Lozoya Austin

  • El ex director de Pemex se negó a la extradición
  • Argumenta que mostró intención de sustraerse a la justicia al usar licencia falsa
José Luis Montañez

 

El ex director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, detenido el miércoles en una villa de lujo del sureño puerto de Málaga, encarará el proceso de extradición desde la prisión.

 

El juez español Ismael Moreno envió a prisión al ex director general de Pemex, Emilio Lozoya, detenido la víspera en una villa de lujo del sureño puerto de Málaga.

Desde la prisión encarará el proceso de extradición solicitado por el gobierno de México ante cargos de asociación delictuosa y cohecho, entre otros.

Moreno tomó su decisión en la audiencia realizada por videoconferencia con Lozoya, quien también fue asesor en materia internacional del ex presidente Enrique Peña Nieto durante su campaña electoral, debido al peligro de fuga que representa.

Lozoya mostró “intención de sustraerse a la justicia”, especificó este jueves el titular del juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

La autoridad española detalló que el ex titular de Pemex mostró una licencia de conducir con una identidad diferente a la suya cuando fue detenido, la cual expidieron autoridades de la capital mexicana.

Las acusaciones que enfrentará el ex titular de Pemex se encuentran relacionadas con la trama internacional de corrupción que por varios años realizó la constructora brasileña Odebrecht.

Declaración por videoconferencia

Lozoya declaró ante el juez por videoconferencia desde los juzgados de Malaga a pesar de que inicialmente se había anunciado su traslado a Madrid tras ser detenido el miércoles en los alrededores de una urbanización de lujo cercana a Marbella. México tiene a partir de ahora un plazo de 40 días par a formalizar la demanda de extradición de Lozoya por presuntos tos delitos de corrupción.

Lozoya Austin estuvo durante nueve meses bajo la mira de la Interpol y de la Policía Nacional española, que detectaron su presencia en diversas localidades del país ibérico, aunque el alto poder adquisitivo del exdirector de Pemex y sus contactos internacionales dificultaron su ubicación definitiva.

“Las autoridades mexicanas iniciaron una búsqueda internacional para detener al prófugo. Gracias a la excelente colaboración existente entre la fiscalía mexicana y la Policía Nacional española se obtuvieron indicios que situaban al fugitivo en diferentes localidades españolas. Si bien el alto poder adquisitivo y sus lazos internacionales complicaban su localización”, señaló la policía española en un comunicado, tras la detención, ayer, del exfuncionario mexicano en el municipio malagueño de Benahavís, en los alrededores de La Zagaleta, en la Costa del Sol española.

Después de que el magistrado ordenó su ingreso en prisión tras considerar la gravedad de las acusaciones formuladas por las autoridades mexicanas —entre ellas haber recibido durante su gestión al frente de Pemex más de 10 millones de dólares en concepto de soborno por parte de la constructora brasileña Odebrecht, implicada en varios casos de corrupción en América Latina, además de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes— Lozoya Austin será recluido en uno de los centros penitenciarios de la provincia de Madrid.

Una vez que México envíe la solicitud de extradición y exista conformidad por parte de la Audiencia Nacional, el exdirector de la empresa productiva del Estado comparecerá de nuevo ante el juez, quien le preguntará directamente si quiere ser extraditado a México, agregan las fuentes judiciales.

El calendario de la extradición dependerá de si Lozoya Austin acepta ser entregado o no a las autoridades mexicanas por los cargos que se le imputan: delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Si acepta, el procedimiento es rápido; si niega las acusaciones y se resiste a ser extraditado a México, el proceso tardará varios meses.

El procedimiento de entrega concluiría con la comparecencia de Lozoya Austin en una Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, compuesta por tres magistrados, quienes decidirán si el exdirector de Pemex es puesto finalmente a disposición de las autoridades mexicanas.

Si los jueces avalan la extradición, el caso pasa a manos del gobierno español, que tiene que aprobar la entrega de Lozoya a México en el Consejo de Ministros, que normalmente respalda la decisión judicial.

La extradición se suele llevar a cabo en los días siguientes a la autorización del Ejecutivo ibérico y el extraditado por lo general viaja en vuelo regular a México, custodiado por policías mexicanos, que se trasladan a España para participar en el operativo.

Lozoya, de 45 años, declaró que llegó a España hace dos días, aunque la Policía Nacional española informó de que había sido localizado en la provincia de Málaga a principios de este año, tras meses de investigaciones en colaboración con la Fiscalía mexicana.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil