Travellink Casa del Sol Travellink

Pierde Q. Roo 2 mil empleos diarios; Cancún y Riviera Maya están por vivir la peor crisis de su historia

Derecho de réplica

José Luis Montañez

 

López Obrador deja solo al gobernador Carlos Joaquín González

 

  • No se ha presentado, por parte del gobierno federal, ningún plan serio para evitar que se pierda la mayoría de las 500 mil fuentes de trabajo del sector turístico con los que cuentan estos destinos

 

Cancún y la Riviera Maya están por vivir la peor crisis de su historia debido a la pandemia.

 

Como si se tratara de la fuerza descomunal de un huracán que barre con todo a su paso, la pandemia de Covid-19 se ha llevado ya el 25 por ciento de los empleos de Cancún y la Riviera Maya. Cada 24 horas se están perdiendo dos mil plazas, lo que significa, hasta el día de hoy, cien mil en números redondos, de los 500 mil trabajos formales que generaba la industria turística en Quintana Roo.

La situación no parece inquietar en lo más mínimo al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien de plano ha dejado solo, en medio de las crisis por la pandemia del coronavirus, al gobernador Carlos Joaquín González.

La entidad no ha recibido un solo peso extra, ni en participaciones adelantadas, ni mucho menos en fondos, para contener la tremenda crisis de desempleo que se avecina, junto con el crecimiento alarmante de la delincuencia en los once municipios que conforman el estado.

Fuera de los programas sociales del gobierno federal y del capricho sexenal que significa la obra del Tren Maya, no se habla ni media palabra acerca de un plan serio que se tenga para apoyar la estructura empresarial turística que representan cien mil cuartos de hotel con un aeropuerto internacional en Cancún de primer nivel.

Una pena realmente, que la infraestructura turística que se tardó en construir unos cincuenta años, el coronavirus y la política de abandono, por parte del gobierno federal, estén terminando en unas cuantas semanas con ello. Los países vecinos del Caribe mexicano ya se frotan las manos para captar el turismo que un gobierno torpe está destruyendo a patadas.

Regreso a la nueva normalidad podría poner en riesgo a muchos mexicanos

El gobierno mexicano planea reabrir partes de su economía a partir de hoy, aun cuando investigadores y funcionarios de salud ponen en duda que la curva de contagios se esté aplanando, ya que estás declaraciones van en contra de las cifras de contagios y defunciones reportadas.

Y aunque el subsecretario de Salud a nivel nacional, Hugo López-Gatell, afirmó que hay indicios de que la tasa de contagios ha comenzado a disminuir, las cifras de contagio y decesos que se registran en Quintana Roo, sobre todo en los municipios de Benito Juárez y Solidaridad, principales destinos turísticos de México, no han bajado y por lo tanto, impiden regresar a la nueva normalidad.

El gobernador Carlos Joaquín González aseveró que se debe seguir el orden establecido en el plan de reanudación de actividades, pues de lo contrario se corre el riesgo de un rebrote “No estamos listos todavía. Debemos seguir las indicaciones de tener un retorno gradual, paulatino. La recomendación sigue siendo Quédate en Casa”.

El mandatario quintanarroense aseveró que tener un relajamiento en la disciplina de distanciamiento, de la aplicación de medidas de higiene y la movilización de personas, provoca que los índices de contagios se incrementen.

Curva en trayectoria ascendente

Carlos Joaquín reiteró que Quintana Roo reiniciaría el retorno a las actividades económicas en los primeros días de junio, pero únicamente con la industria de la construcción, y otras consideradas primarias como son el campo y la pesca, posteriormente y de manera paulatina se reactivarán el sector turístico, con nuevos protocolos para la protección de la gente.

No obstante a lo anterior, un grupo de investigadores mexicanos señalan que las nuevas cifras a nivel nacional apuntan a una curva que todavía está en una trayectoria ascendente. Con una de las tasas de pruebas más bajas de la región para detectar el nuevo coronavirus, las hospitalizaciones en México pueden ser el mejor referente para medir el alcance de la pandemia y cuándo es seguro reabrir. “No podemos decir que la curva está cayendo o incluso que está llegando a una meseta”, explicó Alejandro Macías, ex comisionado contra el virus AH1N1, durante el brote de 2009.

“Necesitaríamos semanas de números a la baja para poder decir eso. Está bien hacer planes para reabrir, pero tenemos que esperar más para poder decir que hemos alcanzado el pico”, aseveró.

Funcionarios y organizaciones de salud pública, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, advirtieron que las economías no deberían comenzar a reabrir hasta que haya una disminución en los casos generales o pruebas positivas al virus SARS-CoV-2 por un período de 14 días.

Hoteles de Cancún reabrirán a partir del 1 de junio

Según se dio a conocer el fin de semana, los hoteles en Cancún reabrirán sus puertas de manera gradual a partir del 1 de junio, cuando comenzarán a operar al 20% de su capacidad.

Con la intención de generar confianza en el viajero, se realizará una apertura gradual que irá en aumento paulatino hasta lograr el 100% de su capacidad, tentativamente en un par de meses más, según calculan los empresarios y a reserva del comportamiento del virus en las próximas semanas.

Así pues, el 20% equivale a la entrada en operación poco más de 10 mil cuartos de los más de 47 mil que se ofertan normalmente.

La hotelería del Caribe mexicano tiene fe de que se logré en una pronta recuperación turística, después de que algunos estados de EEUU anunciaran el levantamiento paulatino de las restricciones de movilidad y la reactivación de vuelos nacionales e internacionales.

Por su parte, Air Canadá volará al Caribe y también reabrirá sus primeros vuelos en junio, lo cual es una bocanada de aire para el gremio hotelero.

Abrirán aun sin certificación sanitaria oficial

El presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, Roberto Cintrón Gómez, aseguró que abrirán aunque no cuenten aún con la Certificación Sanitaria Turística que dará la Sectur Quintana Roo, pues los hoteles que pertenecen a la asociación cuentan con certificados de salud emitidos por instituciones privadas que incluyen 140 protocolos para garantizar sanidad a los clientes.

Citó como ejemplo, la cadena AMResorts, propiedad de Apple Leisure Group, que implementó el nuevo programa de calidad, seguridad e higiene CleanComplete Verification, una certificación respaldada por Cristal International Standards, cuya iniciativa abarca los temas de higiene y de servicio durante toda la estancia de los viajeros.

Es decir, que estos protocolos son seguidos y respetados por los hoteles de la asociación, incluso antes de que se diera la pandemia por el Covid-19, lo cual es un punto a favor de estos complejos turísticos, con el que los paseantes pueden contar a la hora de reservar nuevas fechas para vacacionar.

Hoteleros sacrifican sus tarifas

De esta manera, los hoteles de Cancún pusieron a disposición de los turistas, descuentos de hasta 60% en sus paquetes de reservación, como una estrategia para garantizar ocupaciones en las próximas fechas, esto incluso contra las recomendaciones de expertos de no sacrificar las tarifas.

A través de sus páginas oficiales y redes sociales, hoteles como Flamingos, de Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres; tienen una promoción para reservar ahora y alcanzar hasta 60% de descuento.

Atelier, por su parte, en la zona continental de Isla Mujeres, ofrece certificados de pre estancias a un costo de dos mil 900 pesos, mientras que para su centro de hospedaje en Cancún Óleo, el costo es desde mil 600 pesos.

La cadena Fiesta Inn oferta sus hoteles hasta 50% de descuento, ignorando todos, la recomendación de Sedetur y expertos de no bajar sus tarifas.

Un riesgo bajar tarifas, dicen expertos

Francisco de la Madrid, director del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur); en un encuentro virtual con los socios del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe, aseveró que es un completo riesgo bajar las tarifas hoteleras, pues “La presión de la oferta lleva a que los centros de hospedaje bajen sus precios, aunque es deseable evitar esta práctica en lo posible”, declaró.

Marisol Vanegas Pérez, titular de la Secretaría de Turismo de Quintana Roo también recomendó no realizar este tipo de estrategias. “Se podría afectar a largo plazo al Caribe” sin embargo, los hoteleros ya promocionan estas ofertas para su reapertura.

En 2001, cuando ocurrieron los atentados a las torres gemelas en Estados Unidos, aplicaron una baja de tarifas y tardaron en recuperarse 28 meses, por ello la recomendaciones de expertos y autoridades es evitarlas. “Nosotros estimamos que en los primeros meses arrancaremos con estancias pequeñas durante los primeros meses, aunque para octubre y noviembre veremos mejores reservaciones”, agregó.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil