Travellink Casa del Sol Travellink

Peligro de que Q. Roo duplique delincuencia por el alto desempleo que ha generado en el sector turismo la pandemia del coronavirus

  • Ya rebasan las cien mil plazas de trabajo perdidas en este ramo
José Luis Montañez

 

En Quintana Roo ya rebasan las cien mil plazas de trabajo perdidas en el sector turismo.

 

En 2009, cuando la pandemia de influenza azotó fuerte a nuestro país, el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, gritaba a los cuatro vientos lo que se tenía qué hacer para evitar el crecimiento de la inseguridad en el país, producto del desempleo generado por la citada emergencia sanitaria. Hoy, en Quintana Roo ya andamos arriba de las cien mil plazas de trabajo perdidas en el sector turismo, pero el primer mandatario ha de pensar que acá, los únicos que merecen y necesitan su ayuda son los pobres, como él llama a los millones de afiliados a los programas sociales de su gobierno.

Y decía el tabasqueño, cuando andaba buscando por segunda ocasión la presidencia del país, que por sentido común el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa tenía que apoyar a la pequeña y mediana empresa, que según sus propias palabras que circulan ahora en audio por las benditas redes sociales, generan en este país el 80 por ciento del las fuentes de empleo.

Y entonces, por qué ahora se niega a diseñar una estrategia para rescatar a las empresas que están quebrando a causa de la pandemia del coronavirus y mandando a las filas del desempleo a miles y miles de mexicanos que ya desde ahora no saben qué van a comer mañana y cómo van a mantener a sus familias.

Y mire que la cosa se está poniendo color de hormiga, pues los hoteleros de Cancún y la Riviera Maya ya se han puesto de acuerdo para no abrir sus instalaciones -esta zona cuenta con cien mil cuartos de hotel-, si no tienen garantizado el 25 o 30 por ciento de hospedaje, pues de otra forma no salen con los gastos, ni bajándole a sus personal el sueldo a la mitad o haciendo que los empleados trabajen por tandas de quincena.

Ya en Cancún se da el caso de que los comedores públicos, o sea los de beneficencia, caso concreto el ubicado en la zona de El Crucero, han tenido que atender hasta 200 comensales, cuatro veces más de los que atiende normalmente.

En fin, es urgente que el presidente López Obrador apoye en la entidad para evitar una crisis económica terrible, si tomamos en cuenta que el turismo tarda meses en recuperar su rango de llegada a Cancún y la Riviera Maya.

Aumenta mendicidad en Benito Juárez

El incremento de mendicidad e inseguridad en la ciudad no disminuyó, a pesar de la pandemia del coronavirus, lo que representa un grave riesgo para la población, ante la desatención y falta de aplicación del Bando de Gobierno y Policía Municipal de Benito Juárez.

Desde 2019, el Observatorio Municipal Ciudadano emitió alertas de dicha situación y la petición de poner orden, que de acuerdo a los quejosos la autoridad hizo caso omiso, ya que no sólo se incrementó, sino representa un riesgo en la presente pandemia por Covid-19.

En su oportunidad, Enrique Macías Pérez, del observatorio, exhortó a frenar y poner atención en dicho tema que se incrementó desde el inicio de la administración de Mara Lezama, y que hoy es “una postal” recurrente y obligada en puntos como el Mercado 28, donde se puede ver a un indigente de cabello cano, deambulando en la zona.

Así también, en las avenidas López Portillo, Yaxchilán y Chichén, El Crucero, Tulum, entre otros puntos, a mujeres con niños, hombres y ancianos pidiendo dinero a los conductores, sin ninguna protección.

En este grupo de personas en la calle, se suman los malabaristas y limpia-parabrisas, que ponen en riesgo no sólo su integridad física, sino también la de conductores.

Comedor comunitario de “El Crucero” podría cerrar

El comedor comunitario de la zona de El Crucero corre el riesgo de cerrar la próxima semana, esto, por la falta de donativos, pues lo que lograron recolectar ya se gastó debido a la gran cantidad de gente que ha visto en este servicio un apoyo en su vida diaria.

Araceli García Morales, vicepresidente de la asociación civil FORAVA, encargada de atender este comedor, declaró: “Nuestra intención era ayudar aproximadamente a 50 personas que necesitaran alimento, pero en el primer día la fluencia fue mucho mayor, ahora con los pocos insumos les damos de comer hasta donde alcance, que son como 200 personas diarias; nos queda alimento como para una semana más, si llegan donativos nosotros con mucho gusto, pero lo más seguro es que cerremos por esta misma situación”.

Hay que destacar que al principio las autoridades policiales exhortaban a los ciudadanos a retirarse por el tema de la sana distancia, pero al darse cuenta que era una labor altruista, ellos mismos empezaron a coordinar medidas de prevención, para que pudieran continuar entregando la comida de manera segura para todos.

Así se les invitó a lavarse las manos constantemente, tener a la manos gel antibacterial y portar en todo momento cubrebocas, incluso, afirman que “hubo empresarios que se sumaron a esta labor y que ofrecen alimentos cerca de aquí, también se les agradece su labor, pero no está siendo suficiente. Ojala puedan escucharnos más personas y sumarse a esta red de apoyo, salir todos juntos adelante”, añadió García Morales.

Por lo anterior, reiterativamente se le solicita a los ciudadanos que asisten por un plato de comida que por favor no vayan con niños pequeños, puesto que son propensos a contagiarse, además se ha implementado el uso de fichas para evitar que la gente espere en vano o se amontone en el lugar.

De igual manera, se ha tomado la dinámica de que solo acuden por los alimentos, no pueden comerlos en el lugar, para evitar riesgo, de modo que se les entrega la comida para llevar en la mayoría de los casos. Se espera que tanto empresarios, instituciones y ciudadanos se sumen a esta labor, y se logre evitar el cierre de este comedor que ha ayudado a un gran número de personas durante esta contingencia sanitaria que ha afectado la economía de todos.

Venta de gel y cubrebocas, negocio redondo de ambulantes

Un negocio redondo se tornó la venta ambulante de gel antibacterial y cubrebocas en la ciudad, aunado a la venta de productos de primera necesidad, que se regulará con la expedición de permisos provisionales, durante la presente contingencia sanitaria.

Dicha medida, se aprobó para frenar la venta ambulante de dichos productos, ya que al parecer se les pide que cumplan con las medidas de sanidad para poder vender y evitar con ello, más contagios.

Al momento, a los vendedores se les puede ver en calles y avenidas, así también mesas instaladas en las puertas de los negocios que cambiaron su giro comercial para la venta de dichos productos, con el aval de la autoridad, que justificó dicha activación ante la falta de ingresos de la familia.

Sin contar los que todavía venden en la informalidad, se expidieron 80 permisos provisionales o temporales que reguló la actividad que ahora realizan algunas personas, que tiene que ofrecen sus productos con estrictos protocolos de higiene, y sin perder la sana distancia.

El director de comercio en la vía pública, Amilcar Alcocer García, informó que dichos permisos son para comercios temporales que venden productos de primera necesidad cubre bocas y gel anti bacterial, que son monitoreados periódicamente en operativo de vigilancia.

Aquellos que venden productos de primera necesidad como fruta, huevo, entro otros, al igual que quienes venden alimentos para llevar, tienen que cumplir con la sanidad necesaria en virtud que tienen que manipular las cosas con las manos.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil