Travellink Casa del Sol Travellink

Reconoce López Obrador que hay rebrote de Covid-19 en Q. Roo

 

Tras la entrada a la nueva normalidad

 

  • Habrá más camas para evitar que se rebase la capacidad hospitalaria

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció ayer que debido a la aceleración de contagios de Covid-19 en Quintana Roo, el gobierno federal aplicará más medidas.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció ayer, durante su conferencia mañanera en Irapuato, Guanajuato, que debido a la aceleración de contagios de Covid-19 en Quintana Roo, el gobierno federal aumentará el número de camas y así evitar que se supere la capacidad hospitalaria, que hoy, al menos, en Chetumal ya se ha visto rebasada.

“Yucatán iba bien, Quintana Roo, lo mismo, no está tan grave la situación, pero hubo una especie de rebrote. Lo mismo nos sucedió en Veracruz, Tabasco va a la baja, Sinaloa va a la baja, como en el caso de la Ciudad de México”, aseveró.

El primer mandatario manifestó que tanto en Yucatán como en Quintana Roo el aumento de casos es consecuencia del relajamiento en las normas sanitarias de parte de algunos ciudadanos, a quienes invitó a ser cuidadosos para que esta situación no se repita en otros estados. “Había una disminución de la pandemia (en Yucatán y Quintana Roo) y hubo una especie de rebrote. Volvió a incrementarse el número de afectados, eso lo tenemos que cuidar, de los 32 estados, en nueve, sólo en nueve, tenemos incremento en el número o porcentaje de infectados. En 23 estados la pandemia va a la baja”.

Por lo anterior, “el caso de Yucatán y el caso Quintana Roo van a requerir también, y ya lo estamos haciendo, de ampliar el número de camas, mejorar instalaciones, ya está ocupándose, sobre todo, Zoé Robledo, director del Seguro Social”, aseguró.

Frenar la pandemia es tarea de todos

Agregó: “Como estamos abriendo, en el caso de la Ciudad de México, ya hay más movilidad, y ahí vamos a la baja. Estamos esperando los últimos resultados, cuidando que no vaya a haber un rebrote. Es cuidar para que, donde ya teníamos menor incidencia de la pandemia, no resurja”.

De este modo, apeló a la ayuda de la gente, “depende de nosotros mismos, de los ciudadanos. Ya aprendimos, nunca habíamos tenido tantas clases sobre higiene personal, nunca nos habíamos lavado las manos con tanta frecuencia como ahora, ya sabemos que necesitamos mantener la sana distancia y la higiene personal. Hay que cuidarnos nosotros mismos, no que nos prohíban las cosas, sino que nosotros actuemos como los hemos hecho. No hay toque de queda, no es obligatorio quedarse en la casa, hay recomendaciones que se deben seguir, pero no hay una actitud autoritaria”, concluyó López Obrador.

Rebrote alarmante en Chetumal y riesgo en Cancún

Si bien el rebrote más evidente se ha dado en la zona sur de Quintana Roo, donde su número de contagios se incrementó un 600 por ciento y donde Chetumal encabeza la lista de mayor infección y decesos, lo cual los ha llevado de regreso al semáforo rojo, también ahora, en la zona norte existe el riesgo de retomar la máxima alerta sanitaria.

Cuando a principios de mayo, Cancún lideraba indiscutiblemente la lista con mayor índice de contagios y muertes, tras el desconfinamiento a principios de junio, el rebrote quedó evidente, aun con las cifras que, muchos presumen, han sido maquilladas para minimizar el golpe a la salud y hacer contrapeso al golpe económico.

El 28 de mayo, Quintana Roo tenía 1,768 casos positivos acumulados, de los cuales Cancún reportaba, 1,283 y Playa del Carmen, 292; mientras que Chetumal, únicamente contaba con 87; Bacalar 1 y Felipe Carrillo Puerto, 12; a la par que Cozumel tenía, 41; Isla mujeres, 17; José María Morelos, 4; Tulum, 21; Lázaro Cárdenas, 7 y Puerto Morelos, 3.

Por lo anterior, se aventuran a reabrir las puertas al turismo y comenzar con la reactivación el 8 de junio, cuando Quintana Roo ya tenía 2,194 casos positivos acumulados, de los cuales Cancún reportaba, 1529 y Playa del Carmen, 347; mientras que Chetumal, únicamente contaba con 162, Bacalar 10 y Felipe Carrillo Puerto, 24; a la par que Cozumel tenía, 52; Isla mujeres, 19; José María Morelos, 5; Tulum, 30; Lázaro Cárdenas, 10 y Puerto Morelos, 6.

Es decir, que el incremento era por decirlo de alguna manera normal, dentro de las estadísticas mundiales, no obstante, unos 15 días después de esta apertura, comenzó la hecatombe, pues a partir del 28 de junio ya se comenzaron a reportar cifras desde 80 hasta más de 200 casos diarios.

Relajan medidas y nos llevan al caos

Es difícil decir si fue a partir del 8 de junio, cuando las personas comenzaron a relajar las medidas de prevención a la enfermedad, pues muy posiblemente, nunca tomaron las precauciones, la diferencia es que al principio de la pandemia por lo menos estaban encerrados en sus casas y ahora salen a las calles dejando ver su falta de civismo y responsabilidad. Los centros comerciales lucen abarrotados, al igual que los parques recreativos y las mismas calles, aun cuando se ha dicho reiterativamente que sólo se debe salir de casa, si es necesario.

Hay que aclarar y repetir, hasta el cansancio que salir de fiesta no es necesario, tampoco alcoholizarse en las banquetas, ni atiborrar los espacios públicos, menos hacerlo sin la más mínima atención a los protocolos de salud.

En cuanto a la gente que ha tenido que salir a trabajar, lo han hecho sin cuidarse, ni cuidar a los demás, usan el cubrebocas, sí, pero mejor dicho de “cubrepapadas”, así como las caretas de “penacho”, mientras que los comerciantes usan guantes sucios y no dan la limpieza necesaria a sus centros de abasto.

Irresponsables, culpables del rebrote

Esto ha llevado al rebrote que aquí detallamos y no sólo a eso, sino a la saturación de los hospitales, que ya han reportado al menos en la zona sur, una ocupación del 100 por ciento de su capacidad, mientras que en la zona norte, el panorama no es por nada alentador y se dirigen al mismo curso.

Prueba de esta gravedad, es que incluso quienes mostraban renuencia al uso de cubrebocas, como lo era el caso de Mara Lezama, presidenta municipal de Benito Juárez, Cancún, ya utiliza este método de prevención, esperemos que no sea de manera tardía, ya que como autoridad municipal, dio un muy mal ejemplo a los pobladores de esta ciudad, quienes evidentemente no adoptaron este tipo de medidas.

Sumado a lo anterior, el gobierno municipal, no ha realizado una campaña suficiente para concientizar a las personas sobre la aplicación de las normas preventivas. Esto se hace notorio cuando en Cancún, los fines de semana se celebran bodas, cumpleaños, tardeadas e incluso en el interior de los fraccionamientos hay desfiles de autos, donde señoras y niños escriben carteles con frases como “Vete coronavirus, aquí no te queremos” como si el virus supiera leer, mientras que las medidas correctas para ahuyentarlo no las aplican y salen sin protección.

Se espera que la incidencia a la alza en el número de contagios, se mantendrá por lo menos los próximos 15 días, lo cual representa un grave riesgo no solo a la salud, sino a la economía.

Policías y personal médico sufren consecuencias

El secretario de Seguridad Pública, Jesús Alberto Capella Ibarra, confirmó el deceso de otro policía: Julio César Salcedo Meneces, perteneciente al equipo de Seguridad Pública de Quintana Roo, el noveno policía que muere a causa del coronavirus.

“Es otro día muy triste para nosotros con otra pérdida irreparable. Un integrante del equipo de la SSP de QRoo, Julio Cesar Salcedo Meneces, lamentablemente falleció el día de hoy. Mi más sincero pésame para su familia, amigos y compañeros de trabajo”, escribió ayer el funcionario en su cuenta de Twitter.

El 20 de abril falleció el agente de la Policía Turística de Benito Juárez, Wayner Flores Trinidad; tres días después, el agente de la Fiscalía de Investigación en la Zona Norte, Luis Felipe Ortiz Seca.

Más tarde, el 24 de abril murió el elemento de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez, Juan Salgado Dionisio; 24 horas después se confirmó la muerte del policía segundo de la Guardia Nacional (GN) en Cancún, Jorge Rolando Vázquez Díaz.

Posteriormente, el oficial de la Policía Municipal de Playa del Carmen, Manuel Jesús Espinoza Flores. Asimismo, murió Daniel Moo Cupul, de la Policía Municipal de Lázaro Cárdenas el 4 de mayo, y el 14 de mayo se registraron los decesos de Marciano “Chanito” Antonio José y Arturo Izquierdo Aguilar.

Mientras que el personal médico no se ha salvado, al estar en la primera línea de batalla frente al Covid-19, aún siguen sufriendo la falta de insumos, protección adecuada y capacitaciones para hacer frente a la pandemia, lo cual ha derivado en la muerte de al menos, una decena de sus miembros.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil