Travellink Casa del Sol Travellink

Comunidades mayas carecen de salud, educación y alimentación  

 

Día internacional de los Pueblos Indígenas

 

  • En Cancún, Playa del Carmen y Tulum segregan a sus fundadores

 

Falta de oportunidades y desigualdad son la otra cara de los pueblos indígenas en México, sobre todo en la zona maya.

 

Cancún.- En el Día internacional de los Pueblos Indígenas no hay mucho que celebrar, pues si bien, los pueblos originarios son la base fundamental de la riqueza cultural de nuestro país, en lugares como Cancún, Playa del Carmen y Tulum han segregado a sus fundadores dejándoles en el olvido y la pobreza, según denunció el Congreso Nacional Indígena.

Las ciudades mencionadas fueron construidas para recibir turistas de medio y alto poder adquisitivo de todo el mundo, pero, de acuerdo con Ángel Sulub, integrante del Congreso Nacional Indígena no son habitables para los predecesores de estas tierras: los indígenas mayas.

En el marco de esta conmemoración, el activista denunció las condiciones en las que se encuentra el pueblo maya en pleno siglo XXI: “Está segregado y discriminado, la mayor parte de la población indígena del estado radica en las ciudades de Cancún y Playa del Carmen, derivado de 30 años de migración en busca de empleo y educación”.

Añadió: “Estas ciudades no fueron hechas para los mayas, pero también es cierto que se necesita a los mayas. Necesitan de la fuerza laboral de nuestro pueblo, pero claramente no son ciudades pensadas para los mayas, sino para los turistas, y no cualquier turista, sino los turistas gringos o europeos”.

Tienen que migrar para buscar sustento

Sulub enfatizó en que el fenómeno migratorio ha propiciado problemas sociales como la desintegración familiar, el abandono de las formas tradicionales de producción, falta de autosuficiencia en las comunidades y hasta pérdida de la lengua originaria.

“Hay fenómenos muy graciosos pero a la vez muy tristes. Compañeros de aquí que se fueron a trabajar en un taxi a Playa del Carmen y de repente cuentan en las anécdotas que en los días de mucho flujo de transeúntes, como en Navidad o Fin de Año, ellos dicen que no levantan a paisanos o a indígenas mayas, porque son días en los que triplican o cuadruplican la tarifa. Ya ni siquiera el acceso a un taxi tienen garantizado”, dijo.

Por otra parte, explica que muchos indígenas mayas llegaron hace más de 30 años a Playa del Carmen o ya vivían ahí desde varias generaciones atrás, pero los que no accedieron a vender sus tierras desde un inicio, finalmente fueron expulsados hacia la periferia, por los costos de vida insostenibles en el centro, ya que los costos de todos los insumos, rentas y pago de servicios se incrementaron.

“Los beneficios económicos a 50 años de la creación de Cancún no se han distribuido de manera equitativa entre las empresas y las comunidades indígenas que durante siglos trabajaron y cuidaron estas tierras, quedando únicamente el empleo de propinas”, manifestó Sulub, quien además se dijo opositor a los megaproyectos de desarrollo. “El principal derecho de los pueblos indígenas es el derecho a existir y vivir con dignidad, por lo que el Día Internacional de los Pueblos Indígenas debe servir para conmemorar y reivindicar la resistencia a desaparecer. El derecho por el que luchamos es por el derecho a la vida, el derecho a existir con libertad”, concluyó.

Desigualdad y falta de oportunidades

 Falta de oportunidades y desigualdad son la otra cara de los pueblos indígenas en México, sobre todo en la zona maya, el centro de Quintana Roo, que genera millones de dólares al año.

¡En la zona maya, el Consejo Estatal de Población (Coespo) señala que existe 306 escuelas, dos especiales, 99 preescolares, 102 primarias, 60 secundarias, 38 media superior y cinco del nivel superior para brindar la atención de 88 comunidades.

No obstante, la mayoría de los indígenas en una edad mayor no tuvieron esa oportunidad de llegar a ninguna de esas escuelas, porque cuando eran niños no existían o en el caso de las niñas tenían debían aprender labores del hogar, según sus costumbres.

En algunos poblados sólo tienen dos niveles educativos, preescolar y primaria, por lo que los jóvenes que tienen la oportunidad de continuar estudiando tienen que viajar al pueblo más cercano, para poder terminar su secundaria y si tienen cómo, seguir con el bachillerato. Son muy pocos realmente los que pueden acceder a una educación profesional, puesto que la mayoría por las condiciones económicas, deben migrar, pero para trabajar y ayudar a sus familias con el sustento del hogar.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil