Travellink Casa del Sol Travellink

Zona Norte de Q. Roo regresa a naranja y la economía se desploma

Derecho de réplica

José Luis Montañez

 

  • Consecuencia de no haber acatado medidas sanitarias el fin de año

 

Del 25 al 31 de enero, los municipios turísticos de la región norte del estado retroceden a semáforo naranja, ante el incremento de casos de Covid-19.

 

Se veía venir el retroceso en el semáforo epidemiológico de Quintana Roo y es que con el alza en el número de contagios a Covid-19 en el estado, que son más de un centenar por cada 24 horas, era insensato mantenerlo en amarillo. Es así, que el gobierno estatal confirmó que a partir de hoy, al menos la Zona Norte de la entidad pasa a naranja nuevamente y con ello más restricciones, cierres de comercios y la economía en una franca y aún más grave caída.

De esta manera, del 25 al 31 de enero, los municipios turísticos de la región norte del estado retroceden a semáforo naranja ante el incremento de casos positivos y decesos especialmente en Playa del Carmen, Tulum, Cancún e Isla Mujeres, mientras que con un ritmo de contagios de 0.23, la Zona Sur se mantiene en amarillo, confirmó el gobernador Carlos Joaquín.

Dado lo anterior se restringen algunas actividades, con algunos ajustes a fin de evitar que la reactivación económica se vea interrumpida: hoteles regresan a una ocupación máxima del 50%, playas seguirán operando al 30% y no hay regreso a clases de manera presencial en las escuelas del estado, asimismo, congresos y convenciones, centros nocturnos, bares y discotecas, centros de espectáculos y cantinas deberán permanecer cerrados.

Carlos Joaquín declaró: “No me hubiera gustado hacerlo, pero no tenemos de otra, los datos científicos nos dan eso y hay que cuidarnos más y lo más importante hoy, es cuidar la vida y la salud de las y los quintanarroenses”.

Explicó que en la región norte los destinos de Tulum y Playa del Carmen, son los de mayor alerta porque el ritmo de contagios se mantienen en constante ascenso, seguidos de Cancún e Isla Mujeres, mientras que Cozumel y Puerto Morelos, van en descenso. Lo anterior como consecuencia de la falta de cumplimiento en las medidas sanitarias, particularmente en el transporte público, por la apertura y operación de antros, bares y por la realización de fiestas y reuniones en playas, casas y otros lugares. Así, como por las aglomeraciones detectadas en mercados, parques, espacios públicos y calles.

“Nuestro estado está teniendo una tendencia creciente de contagios y de forma preocupante puede resultar en un incremento en la capacidad hospitalaria, lo digo con claridad, los hospitales podrían llenarse, la gente se ha confiado y las medidas sanitarias son percibidas por algunas personas como consejos desgastados, que ya no se necesitan aplicar, muchos creen que las reuniones sociales son inofensivas y encuentran la manera de evadir las medidas sanitarias, uno puede negar la realidad, pero normalmente está termina por imponerse”, puntualizó.

La advertencia se había hecho desde principios de noviembre del año pasado, cuando se detectaron gran cantidad de fiestas de halloween y Día de Muertos; las autoridades pidieron no realizar fiestas ni aglomeraciones de cara a las fiestas decembrinas que se avecinaban, incluso las prohibieron, no obstante, a la gran mayoría no le importó y salió a festejar con familias completas, ocasionando el escenario que hoy debemos enfrentar y con el que se vaticina una contracción económica aun peor que la del año pasado, pues para muchos negocios esta será la estocada final.

Empresarios vaticinan una catástrofe económica

El sector empresarial será uno de los mas afectados con el retroceso al color naranja en el semáforo epidemiológico de la Zona Norte, pues afirman que las restricciones y los cierres de negocios son un duro golpe para la reactivación económica, que ya de por sí, jamás logró despuntar, en especial cuando muchos establecimientos llevan meses trabajando para recuperar sus ventas.

Marcy Bezaleel, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, explicó que con esta determinación, ahora deberán operar al 50 por ciento de su capacidad, cuando antes lo hacían al 60 por ciento, situación que complica el escenario de los negocios, ya que ni con el 60 por ciento, lograban las ganancias necesarias para mantenerse a flote.

“Reforzaremos aún más las medidas de higiene que de por sí ya teníamos, obviamente con el protocolo que Canirac, junto con Cofepris y Sectur, hicimos. Este es un panorama muy complicado, porque si antes con el 60% de aforo no se lograban los ingresos necesarios,

ahora menos, hay que recordar que desde la reactivación no hemos podido superar el 35 por ciento de ventas en general”, afirmó.

Y si bien, reconoce que “las zonas turísticas se ven un poco más con afluencia de gente y las zonas del centro, en Cancún específicamente, ahora se ve más complicado, porque de nueva cuenta se perderá la confianza de los turistas”, explicó.

Recuperados de Covid relajan protocolos de salud

A su vez, Adrián López Sánchez, empresario y ex presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), manifestó un fenómeno curioso, en el que quizá muy pocos habían puesto atención y es que afirma que gran cantidad de pacientes que vencieron al coronavirus, dejaron de respetar los protocolos de salud al sentirse inmunes a la enfermedad, por lo que han sido la causa de la dispersión del virus en muchos casos.

“Hemos visto que gente que ya pasó por la Covid y salió adelante, pues no pone las mismas precauciones, porque ya son inmunes en teoría, pero siguen dispersando el virus y es ahí donde tiene que entrar la responsabilidad”, dijo. A lo que habría que agregar que la inmunidad de los pacientes recuperados, no es una garantiza, ya que no todos desarrollan los anticuerpos que les permiten no volver a contagiarse y de hecho podrían contagiarse de nueva cuenta con mas facilidad que quienes no han pasado por la enfermedad.

Asimismo, hay estudios que revelan que quienes sí desarrollan los anticuerpos, no siempre mantienen la inmunidad a Covid-19 por el mismo periodo de tiempo, pues puede variar entre los 2 y los 8 meses, es decir, que aunque ya hayas salido negativo a la prueba Covid-19, tras haber padecido la enfermedad, aún eres vulnerable a una reinfección como se hadado en múltiples casos alrededor del mundo.

Dado lo anterior, López Sánchez pidió a las autoridades reforzar las acciones para regular que los establecimientos cumplan con las medidas establecidas y superar, tanto el rebrote de Covid-19, como este retroceso en el semáforo epidemiológico, que tiene a la economía en una situación históricamente decadente. “De por sí las capacidades permitidas no se alcanzaban en su totalidad, ahora con esta disminución en los aforos, la afectación va a ser mas grave y en muchos casos fatal, porque estarán al borde la quiebra”, finalizó.

Se teme retroceso también en la Zona Sur

Con este primer paso del gobierno estatal, para poner a la Zona Norte en semáforo naranja, que tiene un ritmo de contagios de 0.19, se teme que la Zona Sur tome el mismo sendero en la próxima semana, pues su ritmo de contagios es superior con 0.23, es decir, que por nada están exentos de enfrentar nuevos cierres y mas restricciones, preponderando la salud por encima de la economía.

No obstante a lo anterior, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) delegación Chetumal, Juan Jaime Mingüer Cerón, afirma que el sur no tiene las condiciones como para volver al color naranja en un tenor de economía.

“Eso puede significar afectaciones muy serias para los 8 mil negocios que operan en Chetumal, Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, principalmente para los de Chetumal, ya que se regresaría a mayores restricciones sanitarias y con ello seguro nos enfrentaríamos a cierres definitivos”, comentó.

Destacó que “al tener más medidas de control sanitario se tendrían que reducir las actividades en los establecimientos y el aforo de personas. Con menos clientes y mayor temor por el contagio del coronavirus, las ganancias también mermarían de una forma muy grave”.

Y destaca que desde que se tiene el color amarillo “la recuperación económica se aceleró en Chetumal. Ya no hay cierre de negocios porque se cuenta con ingresos para seguir operando, es decir, que regresar al color naranja implicaría un retroceso en todos los sentidos”.

Por lo que finalmente insiste en que la población debe respetar las indicaciones de las autoridades para evitar un incremento en los contagios de Covid-19 y con eso prevenir el cambio de color en el semáforo en retroceso.

Sancionarán a quien realice fiestas con aglomeraciones

Carlos Joaquín, gobernador del estado, además anunció del despliegue de operativos de supervisión del cumplimiento de restricciones sanitarias y sanciones en transporte público, colonias, playas, tianguis y mercados, embarcaciones y, especialmente, comercios.

De tal manera que “habrá sanciones para quienes organicen reuniones y fiestas; la movilidad será nuevamente restringida; se ordenará el cierre de calles para limitar circulación. Y se iniciará con un programa de telemedicina”, adelantó, sin embargo del último programa mencionado no dio mayores detalles.

Asimismo, concluyó que “se aplicarán pruebas y tamizajes en puntos estratégicos y se reubicará a personal de salud en hospitales con capacidad crítica” y concluyó que “bajar la guardia conlleva a ver que la gente querida pueda enfermar o morir y paralizar actividad económica”.

montanezaguilar@gmail.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil