Travellink Casa del Sol Travellink

Ya quebraron más de 6 mil comercios en Quintana Roo

Derecho de réplica

José Luis Montañez

 

  • Los dedicados al turismo, los más afectados por la pandemia

 

La crisis económica ha sido devastadora con los negocios en Quintana Roo, donde al menos 6 mil 500 han quebrado.

 

La crisis económica derivada de la contingencia sanitaria ha sido devastadora con los comercios en Quintana Roo, donde al menos 6 mil 500 de diversos giros y tamaños ya han tenido que cerrar sus puertas de manera definitiva, siendo los dedicados al sector turístico los más afectados.

Entre otros, han sido hoteles, restaurantes, rentadoras de autos, tiendas de artesanías, abarrotes, minisúpers, tiendas de ropa, souvenirs, bares y otros los que han cerrado sus puertas definitivamente en el estado y se espera que con el retroceso en el semáforo epidemiológico que ahora permea en naranja a la Zona Norte y amarillo a la Zona Sur, este tipo de situación continúe.

El presidente de la Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Cancún, Marcy Bezaleel Pacheco, confirmó que de los mil 400 restaurantes que operan los afiliados a la cámara, cerraron sus puestas 300 establecimientos, de ellos, algunos de manera definitiva y otros temporal, esperando que mejoren las condiciones y entonces puedan pagar el costeo de locales, mantenimiento y pagos de salarios, además de los servicios básicos, como agua, luz y teléfono.

Por otra parte, Rafael Ortega, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur) indicó que de un total de cuatro mil 200 negocios que tenían registrados a principios del año pasado, habían cerrado sus puertas mil 260 afiliados para el cierre de 2020 en Cancún.

“Fue un año difícil para cualquier tipo de negocio por la crisis en el turismo derivado de la pandemia por Covid-19, fue un efecto dominó y cuando comenzaba la recuperación se vino la temporada de huracanes que también afectó. Ahora debemos enfrentar el retroceso en el semáforo epidemiológico, lo cual agrava las cosas”, aseveró.

Mientras que, la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, confirmó que actualmente siguen cerrados, luego de 10 meses de inactividad, un total de 16 centros de hospedaje.

Cierres en el sur de Q. Roo continuarán

En lo que se refiere al sur y centro del estado, el panorama luce igual de desalentador, pues en Chetumal, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Tulum también se han registrado cierres definitivos y temporales de múltiples negocios.

En Chetumal, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) confirmó que de un total de 2 mil 500 afiliados, por lo menos 100 negocios,  han bajado las cortinas desde que inició la pandemia, con la pérdida consecuente de 300 empleos.

A su vez, el presidente de la Unión de Propietarios de Restaurantes, Bares y Similares de Quintana Roo (Uprobars), Joaquín Noh Mayo, dio a conocer que al menos 50 de sus socios han quedado en bancarrota. “Muchos ya no volverán a abrir, mientras que otros están esperando a que existan mejores condiciones para volver a invertir y reactivar sus establecimientos. Entre estos negocios se cuentan restaurantes, restaurantes-bar, bares, centros nocturnos, discotecas, minisúpers, vinaterías y otros establecimientos relacionados, que en conjunto daban empleo a más de 250 personas”, explicó.

Mientras tanto, en  Playa del Carmen, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), informó que cerraron definitivamente alrededor de 30 negocios de un total de 150 afiliados; Lenin Amaro Betancourt, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya (CCERM), informó que en la Quinta Avenida y zonas aledañas al menos 30 negocios se fueron a la quiebra.

“Los cierres se deben a una combinación de causas, entre la pandemia y el retraso en la remodelación de la arteria peatonal, que es el corazón turístico de la ciudad”, aseveró.

La Canaco-Servitur de Playa del Carmen calcula que 50 por ciento de 9 mil negocios, es decir, unos 4 mil 500, ha cerrado sus puertas debido a los estragos económicos que ha dejado la pandemia del coronavirus en la localidad “se trata de todo tipo de establecimientos en toda la ciudad y el municipio. Muchos de los negocios que cerraron probablemente nunca más vayan a volver a abrir sus puertas, aunque otros, con muchos estragos podrían volver para el siguiente año”, señaló Octavio Albores Sol, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Playa del Carmen.

En Cozumel, el panorama no es diferente y también vieron irse a la quiebra muchos de los negocios que se sostenían principalmente del turismo y de los paseantes que llegaban por medio de los cruceros, que hasta ahora no tienen una fecha segura de retomar sus operaciones.

En lo que se refiere a Lázaro Cárdenas, en la Zona Norte, los más afectados fueron los pequeños comerciantes, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) informó que se tuvo el registro del cierre de 20 pequeños comercios afiliados y alrededor de 30 que trabajan de forma independiente.

De acuerdo con el personal del organismo empresarial, son alrededor de 300 los comercios afiliados a la Canaco, pero conjuntamente con independientes se estima que hay alrededor de 800 en Lázaro Cárdenas. Mientras que el temor de los que siguen operando, es que con la implementación de nuevas restricciones, otros mas tengan que cerrar de manera definitiva, por lo que buscan llegar a cuerdos con las autoridades para aliviar un poco los pagos de derechos y licencias.

Por último, en Tulum, Rafael Aznar, director de Egresos del Ayuntamiento, informó que a consecuencia del impacto económico, desde finales de marzo a la fecha van más de 76 establecimientos que han cerrado definitivamente.

Los centros nocturnos deberán permanecer cerrados en Cancún

Este fin de semana se dieron a conocer las nuevas restricciones que deben aplicarse en el marco del semáforo naranja que ahora permea a toda la Zona Norte de Quintana Roo, a fin de ponerle un freno al repunte de Covid-19, que lastimosamente ya presenta cifras igual de alarmantes que el año pasado, asimismo, se prevé que La Zona Sur también sufra un retroceso si no comienza a bajar el ritmo de contagios esta semana.

No es de sorprenderse que estemos enfrentando tan grave repunte en el número de contagios diarios a la enfermedad esta última semana de enero, puesto que los especialistas ya lo habían vaticinado con anterioridad, basándose en que el fin de año 2020, la gente relajó completamente las medidas de prevención, principalmente en los centros nocturnos, bares y otros establecimientos que ofrecen fiesta y diversión a los turistas.

Lo que es vergonzoso es que, todas esas reuniones, fiestas, “raves” y demás eventos organizados para celebrar Navidad y Año Nuevo no se quedaron ahí y se siguieron organizando aún después de esas fechas, todos los fines de semana, pues algunos empresarios encontraron una buena entrada de dinero en el afán irresponsable de paseantes nacionales e internacionales por embriagarse y bailar, es decir, que han estado llenando sus bolsillos a costa de la salud de los demás.

Dado lo anterior, ha sido necesario que las autoridades en el estado tomen medidas más serias y contundentes en torno a este tipo de fiestas y de entrada han determinado que los centros nocturnos deben permanecer cerrados en toda la Zona Norte, que abarca a los municipios de los municipios de Tulum, Solidaridad (Playa del Carmen), Cozumel, Puerto Morelos, Benito Juárez (Cancún), Lázaro Cárdenas e Isla Mujeres.

El gobernador Carlos Joaquín, a través de un comunicado, informó que a partir del lunes, en los municipios mencionados se deberán respetar las disposiciones que marca el color naranja en el semáforo epidemiológico estatal, dentro de la estrategia Reactivemos Quintana Roo. Las cuales implican que centros nocturnos, discotecas y bares deben mantener sus puertas cerradas, asimismo, se trabajará más arduamente en la detección de fiestas clandestinas en los diferentes puntos de la entidad.

Hay fiestas clandestinas diariamente en Tulum

Pese a que las autoridades de salud, estatales y municipales, han recomendado no hacer reuniones con un aforo no mayor a 10 personas, según testimonios de trabajadores y denuncias en redes sociales, algunos empresarios en Tulum rompen las reglas y efectúan fiestas clandestinas de música electrónica y DJ’s todos los días.

Un trabajador de la zona hotelera de Tulum declaró: “Todos los días hay fiestas clandestinas en lugares secretos, incluso se anuncian a través de las redes sociales. Estas fiestas se realizan aunque no se tengan los permisos para ello, debido a que personas ligadas con la delincuencia organizada podrían estar relacionadas”

El empleado, que no quiso revelar su nombre por temor a represalias, añade que “muchos están yendo a trabajar porque hay necesidad, pero entendemos que es un riesgo muy grande por lo que esta pasando. En esas fiestas no se invierte en el cuidado de la salud, nadie usa cubrebocas y están todos amontonados”, sentenció.

Este testimonio nos hace recordar un artículo de la periodista inglesa Sarah Bladen, quien escribió en The Independent sobre el idilio que existe con este destino caribeño, el cual ya se convirtió en víctima de su propio éxito y rehén de los turistas, “dado que la frontera con Estados Unidos aún está abierta, Tulum también atrae a un nuevo tipo de visitante: las personas que se rebelan contra las restricciones del coronavirus”, aseguró.

La periodista también publicó una entrevista que realizó a un estadounidense, cuyas declaraciones son realmente preocupantes. “Aquí no parece que el Covid realmente exista, todo está abierto y la vibra está a tope. Mi amigo y yo salimos a mitad de semana y terminamos en un club de reggaetón clandestino. Alrededor de 200 de nosotros estábamos bailando en este lugar, todos sudorosos. Salimos alrededor de las 4 de la mañana y todavía sonaba muy fuerte”.

Esto no es más que una evidencia de que las cosas se han salido de control, pues los turistas prefieren registrarse en la zona hotelera más extravagante, descansar en camas de playa durante el día y consumir drogas en fiestas secretas en la jungla por la noche, sin importarles el costo, es decir, que este tipo de fiestas se han convertido en un nuevo lujo por el cual presumir entre los paseantes.

El turista entrevistado por Bladen comentó que en la fiesta secreta a mitad de la selva a donde acudió, gastó más de dos mil dólares.

montanezaguilar@gmail.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil