Travellink Casa del Sol Travellink

Piden al presidente Andrés Manuel López Obrador que ya no se degrade más la Laguna de Nichupté, en Cancún

Derecho de réplica

José Luis Montañez

 

De un lado el mar y del otro, la laguna de Nichupté totalmente contaminada por las descargas de aguas negras de la zona hotelera de Cancún. Ni los hoteles ni los residenciales cuentan con los equipos adecuados de tratamiento de aguas residuales y como si esto fuera poco, ahora el enorme vaso de agua contaminada tiene un cementerio náutico; una veintena de embarcaciones de diferentes calados se encuentran abandonadas y sumergidas parcialmente a la altura del kilómetro 5 de la Avenida Kukulkán, precisamente donde se encuentra el Asta Monumental de la Bandera Nacional que mandó instalar el ex presidente Ernesto Zedillo.

 

Hoteleros, asociaciones de residentes, comerciantes, prestadores de servicios náuticos, restauranteros y deportistas de la Zona Hotelera de Cancún hacen un llamado urgente al presidente Andrés Manuel López Obrador; al director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons; al titular de la Secretaría de Turismo a nivel federal, Miguel Torruco Marqués; al gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín González y a la presidente municipal de Benito Juárez, Mara Hermelinda Lezama, para que de manera urgente tomen medidas y no se siga contaminando gravemente la Laguna de Nichupté, ubicada en uno de los puntos turísticos más importantes del Caribe mexicano.

Y es que desde hace un tiempo, e independientemente de las aguas negras que descargan sobre ese manto acuífero, hoteles comercios y restaurantes, ahora se tiene el grave problema de que en diferentes puntos de esta hermosa laguna han aparecido lanchas y pequeñas embarcaciones abandonadas por sus propietarios y que sirven de nido de ratas, cucarachas, mosquitos y otro tipo de insectos y plagas que afectan la salud del ser humano.

Concretamente, sobre el kilómetro cinco de la Avenida Kukulkán y frente al Asta Bandera Monumental que mandó instalar el ex presidente Ernesto Zedillo, se localiza un cementerio náutico, compuesto ahora por una veintena de embarcaciones semihundidas que dan muy mal aspecto al paisaje, pero además causan problemas de salud.

Cabe hacer notar que a unos cuantos pasos de ese sitio se localizan unan oficinas de la Secretaría del Medio Ambiente a nivel federal, pero nadie hace caso al problema, pese a que los vecinos del lugar han reportado en numerosas ocasiones la “marina basurero” que va creciendo de manera alarmante, sin que ninguna autoridad se ocupe de ello.

Se le han entregado cartas al gobernador Carlos Joaquín González, lo mismo que a la presidenta municipal, Mara Hermelinda Lezama, sin que hasta el momento se tenga una respuesta favorable.

Algunas de las embarcaciones son de lujo, pero han sido desvalijadas, además de que se han ido hundiendo con el paso del tiempo como se puede apreciar en las gráficas que presentamos en este espacio.

No es posible, dice Antonio L. Galán, uno de los vecinos de la zona, que Cancún se degrade todos los días con tanta basura y contaminación y que la Laguna de Nichupté esté llena de basura y agua maloliente. Presenta sitios como el que se localiza frente al Chedraui Select, unos kilómetros adelante, donde por las tardes es imposible caminar por las cortinas de moscos y en las orillas se almacena la basura y la porquería que la gente irresponsable lanza al vaso de agua que poco a poco se ha ido convirtiendo en un gran foco de infección.

Piden que el presidente López Obrador haga una recorrido por esta zona en su próxima visita a Cancún, pues dice Antonio: “siempre que viene una autoridad la pasean por los mejores lugares y esconden los sitios que son una vergüenza y una muestra de cómo este paraíso terrenal que nos dio la madre naturaleza a los mexicanos se va transformando en un basurero por culpa de gente y autoridades irresponsables”.

Vale la pena saber quién pompó y de a cómo no, a la reelección
de Mara Hermelinda Lezama como alcaldesa de Cancún

En este espacio se lo comenté a usted en varias ocasiones señalando que si Mara Hermelinda Lezama lograba la reelección como presidenta municipal de Benito Juárez, Quintana Roo, de manera automática se enfilaba a ser la sucesora de Carlos Joaquín González, como gobernador de la entidad.

También le comenté que debido a los actos de corrupción en su administración y los lujos con los que vive La Doña iba a ser imposible que ganará una encuesta interna en Morena para saber si nuevamente se le lanzaba como candidata al puesto, una virtual reelección, pues.

Pues bien, resulta que a primera hora de ayer domingo, el delegado especial del CEN de Morena y amigo personal de Andrés Manuel López Obrador, Oscar Cantón Zetina, dijo en una entrevista banquetera breve y sin ningún empacho que las “encuestas” daban como resultado que Mara, en Cancún, y Laura Beristain, en Playa del Carmen, habían ganado y por amplio margen -no Mause Micky– la nominación en este “limpio” proceso electoral.

Y ante tanta desfachatez de estos políticos de la 4T, valdría la pena saber ¿quién pompó? la reelección de Mara Hermelinda Lezama y de paso la de Laura Beristain, en Playa.

Ya sabe usted, en las redes sociales los mensajes suspicaces dicen que el viaje del “Tiburón” rumano -íntimo amigo del niño verde, jejeje- a la Ciudad de México la semana pasada tuvo un doble fin, esto es hacendario y electoral -jajajajajaja-, pero también se dice que si los padrinos “compraron” a La Doña la nueva candidatura, entonces la competidora de enfrente “vendió caro su amor” y que el cañonazo fue de doscientos millones de pesos… chale ni que estuvieran filmando la nueva versión de Aventurera en los bellos escenarios de Cancún y la Riviera Maya… tan tan.

Escríbame a mi mail: montanezaguilar@gmail.com

 

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil