Travellink Casa del Sol Travellink

La justicia no debe politizarse

Por la Derecha..!

Luis Ángel García

 

El Presidente insiste en fustigar al Poder Judicial cuando sus determinaciones no se apegan a los caprichos del Ejecutivo, sin importar si están apegadas a derecho. La 4T politiza la justicia y exige se aplique la ley para los enemigos, la gracia para los familiares y simpatizantes. Afortunadamente “todavía hay jueces en Berlín”, como reza la anécdota prusiana que ejemplifica la verdadera división de poderes y el freno a los abusos de los reyes. Todavía hay tribunales cuyos magistrados dan la razón al ciudadano.

Una resolución de impartidores de justicia ordenó al gobierno la devolución de mil millones de pesos a una particular por cobro incorrecto de impuestos, lo que provocó la ira en Palacio Nacional porque significa perder mucho dinero que se utilizaría para los programas sociales que aplican con fines clientelares y porque hay un enorme resentimiento hacia los ricos. Inaceptable tener que devolverle lo robado por el SAT a los “fifis”, si esos recursos son para mantener a los viejitos y a los “ninis”. Por eso la determinación de los jueces fue cuestionada en la mañanera y se tildó a los representantes del Poder Judicial de injustos, de sólo aplicar la ley para joder al gobierno y quitarles beneficios a los pobres.

El Ejecutivo olvida que “dura lex sed lex”, la ley es dura, pero es ley y es obligatoria para todos, ricos y pobres. Mientras las decisiones favorecen a los círculos oficiales no hay problema, cuando es contraria a la administración se imputa a los jueces todo tipo de epítomes conservadores o de corrupción. Hágase la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre. Mientras el ex presidente del Tribunal Electoral, José Luis Vargas, le enmendaba la plana al INE, todo era miel sobre hojuelas, el mandatario aplaudía las resoluciones y la independencia de los magistrados, pero cuando estos dieron visos de independencia, hasta festinó el “golpe de escritorio” que le dieron a Vargas sus pares. Nada que contravenga los deseos presidenciales puede aceptarse, por eso busca la destitución de los miembros del Tribunal para poner magistrados “carnales”.

Tampoco aceptó el actuar de los jueces que otorgaron amparos a los niños para que puedan vacunarse, se fue contra ellos por quitarles esas dosis a los adultos con el peregrino argumento de que es muy baja la posibilidad de contagio en los menores y el dogma que le ha vendido López-Gatell de que “no hay evidencia científica” de que necesiten los infantes la inoculación, aunque crezcan las muertes.

También apoya las determinaciones judiciales que mantienen en la cárcel a Rosario Robles, a opositores panistas, a odiados empresarios, pero se molesta por la protección de la justicia al gobernador de Tamaulipas o cuando no otorgan las órdenes de aprehensión contra sus perseguidos políticos.

Encolerizó cuando el tribunal electoral retiró las candidaturas de los aspirantes de Morena a las gubernaturas de Michoacán y Guerrero por violar la ley, pero calla ante los reclamos de que el narco manipuló los comicios en las entidades del Pacífico para favorecer a los de la 4T. No olvidemos su obsesión por querer ampliar ilegalmente el periodo en funciones del presidente de la Suprema Corte y el reclamo que hizo a los ministros por no darle la razón. Se solaza con la sujeción a proceso de un reportero por “atentar” contra sus esbirros en las mañaneras.

Un día sí y otro también instiga, amenaza y difama a los impartidores de justicia cuando no se ciñen a sus mandatos, pero afortunadamente todavía hay jueces que no se dejan intimidar, aplican la ley y creen en la división de poderes. “Todavía hay jueces en Berlín”.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


@DiarioImagen Encuéntranos en Facebook

Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil