CARTA ABIERTA

 

  • Señor presidente Andrés Manuel López Obrador, por un café de Starbucks, una juez civil de Cancún me despojó de mi patrimonio

 

Licenciado Andrés Manuel López Obrador
Presidente de México

Arturo Zaldívar Lelo de Larrea
Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Licenciado Adán Augusto López
Secretario de Gobernación

Abogada María Estela Ríos González
Consejera Jurídica de la Presidencia de la República

Licenciado Alejandro Gertz Manero
Fiscalía General de la República

Licenciado Carlos Joaquín González
Gobernador Constitucional de Quintana Roo.

Doctor Arturo Contreras Castillo
Secretario de Gobierno del Estado de Quintana Roo

Magistrado José Antonio León Ruiz
Presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado de Quintana Roo

Maestro Óscar Montes de Oca Rosales
Fiscal General del Estado de Quintana Roo

 

Señor presidente Andrés Manuel López Obrador tiene usted toda la razón, cuando repite a diario en sus conferencias de prensa mañaneras que existe todavía mucha corrupción en el Poder Judicial de nuestro país, tanto a nivel federal como estatal, por lo que los ciudadanos debemos denunciar abiertamente a todos aquellos funcionarios deshonestos, que manchan la reputación del gobierno en sus tres poderes.

“Estigmatizar a los funcionarios corruptos” es nuestra mejor arma para evitar la impunidad en México, señala usted a diario, presidente López Obrador, cosa con la que creo estamos de acuerdo todos los mexicanos.

Al grano, pues: Hace nueve años y con el producto de mi trabajo de cincuenta años ininterrumpidos, adquirí para mi familia, cuatro lotes baldíos (1, 2, 3 y 4), en la esquina de la avenida Huayacán, con las calles de Jazmín y Nochebuena en la ciudad de Cancún, Quintana Roo.

Acudí, antes de cerrar el trato con el propietario, con el Notario Público Número 3, de la misma ciudad, Doctor Marco Antonio Sánchez Vales, quien tras estudiar e investigar la documentación correspondiente de los cuatro lotes, en las instancias correspondientes, me dio luz verde para proceder a la compra de dicha propiedad, por ser una propiedad totalmente legal y con documentación al corriente.

Tras la operación, contraté posteriormente, al Notario Público Número 10, de Cancún, licenciado y embajador Francisco Lechón Rosas, para que, una vez más, certificara, que el de la voz, José Luis Montañez Aguilar, seguía manteniendo la propiedad, pacífica y continua, de los lotes 1, 2, 3 y 4 en la esquina que forman la avenida Huayacán, con las calles Jazmín y Nochebuena, en Cancún.

Ahora bien, con la ayuda de tres abogadas gángster de nombre Esther Elizabeth Pug Hernández, Magali Bonilla Pasos y Ana Jackell y de la invasora profesional de predios en Cancún, Quintana Roo, de nombre Guadalupe González, hija de un tal “Don Pancho”, se me invadieron tres de los cuatro lotes baldíos de mi absoluta y legal propiedad (2, 3 y 4), y se me demandó por la vía civil y con documentación falsa la posesión, con documentos falsos y argucias legaloides, de la multicitada propiedad.

El primer Juicio por el lote 3, lo confronté con éxito en el juzgado Segundo Civil de Primera Instancia de Cancún, ganando las tres sentencias en el mismo número de instancias.

El segundo juicio por el lote número 4, prescribió sin mayor problema y tengo en regla y al día toda la documentación de los cuatro lotes.

Debo decir que en su momento, tanto el Fiscal General del Estado, como el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, me sugirieron tener paciencia y esperar a que la ley se aplicará de manera correcta, cosa que he realizado con puntualidad hasta el día de hoy.

Es más, y de acuerdo a los Códigos Civiles y Penales vigentes, en la Fiscalía General de Quintana Roo, he denunciado formalmente los hechos y pido todo el peso de la ley, en contra de los demandantes en mi contra, Aurora Osorio Nataren y sus abogadas Esther Elizabeth Pug Hernández, Magali Bonilla Pasos y Ana Jackell, así como la invasora profesional de predios en Cancún, Quintana Roo, de nombre Guadalupe González, (hija de un tal “Don Pancho”) por el uso de documentos falsos, invasión de propiedad ajena, manipulación de la justicia, asociación delictuosa y los que resulten.

Señor presidente López Obrador, han sido ya siete largos años los que he luchado, con mucha paciencia, y siempre de acuerdo a la ley y con mi documentación en orden, (escrituras), para recuperar lo que me pertenece y que adquirí de manera legal y con el producto de mi esfuerzo y trabajo de cincuenta años.

El tema es que en el último juicio, por el lote 2, que se desarrolló en el Juzgado Civil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Cancún, bajo el número de expediente 927/2015 y cuya titular, la maestra (?) Ruth Gamboa Iñiguez, falló sorpresivamente en mi contra y todo porque las abogadas defensoras de la parte contraria, cada que se tenía una audiencia, repartían café del Starbucks, a manera de soborno, al personal encargado del proceso.

Increíble, pero cierto..!

Promoví en segunda instancia, recurso de apelación, entre otras causas porque la parte contraria demandó en principio la presunta posesión del lote tres que da a la Calle de Nochebuena, pero pasado medio proceso judicial y de manera ilegal y sorpresiva, rectificaron la ubicación, según la demandante y sus abogados, diciendo que se habían equivocado de dirección y que la presunta propiedad que pretendían adjudicarse era el lote dos y no el tres, cuya dirección corresponde a la Avenida Huayacán, sin presentar documentación legal y los peritajes de ubicación correspondiente del terreno que según ellas, y presuntamente, les pertenece con documentación falsa.

Nos quedamos con la boca abierta cuando la jueza, maestra (?) Ruth Gamboa Iñiguez aceptó el cambio de ubicación de la presunta propiedad demandada, como si se tratara de un cambio de calcetines.

Y lo peor fue que posteriormente de manera desparpajada e ilegal a todas luces, su sentencia fuera a favor de miembros de la delincuencia organizada, de la cual y de acuerdo al Código Penal Vigente, se convirtió en cómplice.

He de reconocer, señor presidente Andrés Manuel López Obrador, que al ir a la segunda instancia, bajo el número de foja 154/2020, y en completa legalidad y puntual aplicación a Derecho, la Sexta Sala Especializada en Materia Civil y Mercantil del Tribunal Superior de Justicia del estado de Quintana Roo, con sede en Cancún REVOCÓ EN SU TOTALIDAD LA SENTENCIA EMITIDA POR LA JUEZA RUTH GAMBOA IÑIGUEZ, POR SER UN VERDADERO ATROPELLO A MIS DERECHOS E INTERESES.

LENTOS, COMO UNA TORTUGA

Actualmente, se sigue juicio de amparo directo bajo el número 24/2021 ante el Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito, con residencia en Cancún, Quintana Roo, el cual fue turnado desde el mes de marzo de 2021 a la ponencia de la magistrada Selina Haidé Avante Juárez, quien hasta la fecha no ha emitido la resolución correspondiente, y no obstante ello, dentro de los antecedentes del expediente únicamente se encuentra un returno a la ponencia del secretario de tribunal Santiago Ermilo Aguilar Pavón, en funciones de magistrado de circuito, a efecto de que formule el proyecto de resolución correspondiente, resultando evidente un retardo en la impartición de la justicia.

POR LO QUE SOLICITO, A USTED SEÑOR PRESIDENTE, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, Y A LAS AUTORIDADES CORRESPONDIENTES DEL CASO, TENGAN A BIEN TOMAR ESTA CARTA ABIERTA A LA OPINIÓN PÚBLICA, COMO UNA DENUNCIA FORMAL, PARA QUE LAS AUTORIDADES CORRESPONDIENTES, APLIQUEN TODO EL PESO DE LA LEY A QUIEN, EN ESTOS HECHOS RELATADOS, LA HAYA VIOLENTADO.

Respetuosamente

José Luis Montañez Aguilar

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil