Villanuevistas y otros grupos se oponen a que Mara Lezama sea candidata al gobierno de Quintana Roo

Derecho de réplica

José Luis Montañez

 

  • Villegas Canché se mantiene en calma, dentro del ajedrez político

 

http://diarioimagenqroo.mx/noticias/?p=202281

 

La premisa que se aplica desde hace siglos de divide y vencerás se mantiene en pleno siglo XXI, que le ha funcionado a la perfección a la camaleónica senadora Marybel Villegas Canché para alcanzar sus fines políticos, al trabajar de lado de una mente maquiavélica que realiza movimientos exactos y oportunos en un ajedrez político, donde los villanuevistas juegan un papel fundamental rumbo a la gubernatura.

Todos los días surge un nuevo bloque contra María Elena Hermelinda Lezama Espinosa, presidenta municipal de Benito Juárez, en esta ocasión, encabezado por el propio Mario Villanueva Madrid, ex gobernador del estado, que tiene gran peso político, sobre todo en la zona sur de Quintana Roo.

Los yerros de Lezama Espinosa y ser muy buena para hacer negocios no pasaron desapercibidos para Villanueva Madrid, que sacó sus trapitos al sol y los corruptos tentáculos que la mueven ahora que está en el poder, para que la ex periodista de espectáculos se ubique y le quede claro que la población no es tonta, ni sorda, sí piensa y, sobre todo, no olvida.

Como él, muchos le hacen ver a Mara, que su carrera política agoniza y que ante Rafael Fernando Marín Mollinedo, amigo de cercano de Andrés Manuel López Obrador, no tiene nada qué hacer y Marybel Villegas lo sabe, de ahí que la senadora, incluso, se reunió con su todavía correligionario supuestamente para ponerse a sus órdenes de ser electo como candidato.

La ex locutora, ante el rumbo que toma su vida política, mantiene los dedos cruzados y sólo le falta pedirle a la “Rosa de Guadalupe” que su candidatura no se caiga, ya que prácticamente se ha quedado sola, en un proyecto a punto de naufragar, en donde sus aliados de dudosa moral fueron los primeros en abandonarla para tratar de evitar quedar expuestos y, con ello, salvar su pellejo.

Mientras tanto, Villegas Canché sabe que en política nada está escrito, ni es definitivo, ya que todo depende del color del cristal con el que se mire y aunque su estancia en Morena depende de una cuenta regresiva que aún no concluye, alista sus maletas para ir o quedarse en donde mejor le convenga, ya que camarón que se duerme se lo lleva la corriente.

Dividir no es difícil para quien ya tiene experiencia en dicha tarea, al interior de un partido con diferentes ideologías, en donde todos quieren llegar a como dé lugar hasta la gubernatura, colgados de la estafeta de Morena y de Andrés Manuel López Obrador.

Se levantan dos bloques, maristas y marybelistas

La fractura en Morena ya no se puede ocultar, al levantarse dos fuertes bloques, los marybelistas y los maristas, donde la guerra sucia está a todo lo que da y que, ante la cercanía de la selección o designación interna del candidato a gobernador, sacan sus últimas cartas para no quedar fuera de la jugada en la decisión que tome el Consejo Nacional y Comité Nacional, en torno a sus aspiraciones políticas.

Villegas Canché tiene claro la estocada final que le darán en Morena, que la marcada división sólo es el inicio del destino que tendrá el partido que pregona una unidad que en Quintana Roo está dando tumbos, ya que si bien asegura se sumará a Rafael Marín Mollinedo, mantiene un coqueteo descarado con los partidos que integran el frente opositor, (PRD y PAN).

Los precandidatos son la piedra en el zapato de Morena y Marybel Villegas se aprovecha de ello para mostrar a una Hermelinda Lezama, frágil, débil, desleal y con mucha cola que le pisen, rodeada de liderazgos incapaces de posicionar la unidad porque se pegan y traicionan mutuamente.

Marín Mollinedo, factor de unidad o decadencia en Morena

Los matices que Movimiento Regeneración Nacional (Morena) mostró en los últimos meses dejan ver un partido desgastado con fracturas muy marcadas, ante la dificultad de poder asumir el costo político de sus decisiones rumbo a la gubernatura del estado, a pesar del salvavidas que representa la figura de López Obrador.

El as bajo la manga de AMLO en Quintana Roo, líder moral de Morena, permitirá ver en la recta final del proceso interno, el resultado de sus decisiones y la capacidad de resiliencia que será medida entre sus militantes, de lo contrario iniciarán el proceso electoral cojos y mancos ante la figura que resulte electa o designada como candidato a gobernador, que se presume será Rafael Fernando Marín Mollinedo.

Para el director del Corredor Interoceánico de Tehuantepec, primo de Nicolás Mollinedo, ex chofer del presidente López Obrador, la contienda interna es simplemente pan comido, al igual que la elección a gobernador en Quintana Roo, sobre todo al llegar y calmar los ánimos de una de las candidatas más aguerridas, como la saltimbanqui Marybel Villegas Canché.

Sin embargo, por ahora, Marín Mollinedo mantiene de la mano y dormida a una de sus más poderosas leonas, quien aparentemente está en calma, aunque la realidad es que simplemente está en espera de que inicien los verdaderos “juegos del hambre” en Morena, por la candidatura a la gubernatura, ¡Veremos!

Escríbame a mi mail: montanezaguilar@gmail.com

¬¬¬

Los yerros de Mara Lezama Espinosa no pasaron desapercibidos para Mario Villanueva Madrid, que sacó sus trapitos al sol y los corruptos tentáculos que la mueven ahora.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil