Travellink Casa del Sol Travellink

La frontera México con Belice, tierra de nadie

  • Al comandante Conrado Aparicio le preocupa el trasiego por la frontera entre Belice y Guatemala, con el sistema “hormiga”
Martín G. Iglesias

Lanchas rápidas surcan el río Hondo, proveniente de Belice, país que se ha convertido en nuevo “puente” del tráfico de drogas.

Chetumal.- Los 150 kilómetros de frontera entre México y Belice, delimitada por el río Hondo, se está convirtiendo en “un dolor de cabeza” para las autoridades policiacas de ambos países, ya que por su privilegio geográfico, la región es vulnerable al tráfico de drogas, armas, indocumentados y mercancías ilegales.

Si bien es cierto que los recursos de las fuerzas de seguridad son pocos frente al rápido aumento de las operaciones de los traficantes, que sofistican sus tecnologías, ya que Belice solo cuenta con mil policías para los 330 mil habitantes.

En Quintana Roo sólo hay un destacamento del Ejército mexicano con 30 soldados, quienes se encargan de la vigilancia de los 150 kilómetros de frontera, más los elementos de la Marina, que son los responsables de las costas de la Bahía de Chetumal.

Al respecto, el comandante de la Quinta Zona Naval de la Armada mexicana, Conrado Aparicio Blanco, informó que por Quintana Roo el tráfico de droga ha aumentado por aire y mar, pero también preocupa el tráfico por la frontera con Belice y Guatemala con el método “hormiga”.

A decir de David Henderson, comisionado de la Policía de Belice, también se utilizan lanchas rápidas, las cuales surcan cada vez más sus aguas turquesas y avionetas que aterrizan en pistas clandestinas en los claros de su selva.

Del lado beliceño se reconoce que por aire, tierra y mar, los cárteles mexicanos están usando al país centroamericano como un nuevo corredor de la droga que transita de Colombia a Estados Unidos.

“Aunque este no es un país productor, tenemos problemas de tráfico. Es un reto, hay buena colaboración con México y Guatemala para evitar que se asienten los cárteles”, dice con el semblante preocupado el comisionado Henderson.

A decir del general de la 34 Zona Militar, Anastasio García Rodríguez, “Belice es paso de cargamentos de cocaína (que) recala en las costas, por eso trabajamos coordinadamente con la Armada y la Fuerza de Defensa de Belice para cerrar el paso a los traficantes”.

El problema se agudiza por la pobreza en la que viven las comunidades asentadas en la ribera del río Hondo, por lo que “los cárteles tienen sus contactos locales, les pagan con droga o armas.

Algunos abastecen de combustible a los aviones o las lanchas, y sirven de guías para que la droga llegue a México”.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil