Travellink Casa del Sol Travellink

Se autorroba CFE el servicio eléctrico

  • La subestación de la Región 96 no cuenta con los medidores instalados y funcionando
Alejandro Garduño

En la zona hotelera de Cancún los empleados realizan labores de mantenimiento sin las medidas de seguridad, ni señalamientos que les indiquen a los trotadores y ciclistas que ocupan dicha vía para ejercitarse.

Cancún.- Las bodegas de desechos y chatarra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ubicadas al aire libre en la Región 96 de Cancún representan un grave riesgo para la ciudadanía, amén de ser criaderos naturales para la proliferación del mosco portador del dengue.

La hierba y basura que rodea miles de piezas inservibles, entre ellas transformadores, postes y cualquier otro tipo de equipo perteneciente a la autonombrada empresa de clase mundial, son lugares propicios para que la gente arroje basura en el lote, ubicado bajo las torres de alta tensión de la CFE, en el tramo de la avenida Andrés Quintana Roo hasta la Calle 16, donde se encuentran sus oficinas en la Región 96.

Los vecinos comentaron que siempre han estado esos cacharros en ese terreno baldío y en el 2005 y 2006, se encontraba más lleno de desechos eléctricos, que se acumularon luego del paso del huracán “Wilma”, incluso recordaron que los postes y chatarra que fueron recogiendo  fue depositada en la cancha de futbol aledaña a la subestación.

A las afueras de dichas oficinas el lugar está copado de autos particulares, que son estacionados por sus propietarios debajo de las líneas de alta tensión, debido a que no hay un estacionamiento para los usuarios que acuden a realizar trámites, pagos y exponer sus quejas por variación en el voltaje, problema que se está generalizando, el cual ha causado estragos en los aparatos eléctricos.

Los mismos vigilantes de la CFE reconocen que en repetidas ocasiones los ladrones de autos han hurtado del estacionamiento autos, sin que se pueda hacer nada para impedirlo.

Asimismo, se pudo ver que en sus instalaciones de la subestación de la CFE de la Región 96, no cuentan con los medidores instalados y funcionando, a pesar de que está construido el boquete en el muro donde debe ser colocado dicho medidor del consumo de energía eléctrica; cuentan con el servicio de energía y no se registra, y mucho menos se paga.

Por si fuera poco, varios cajeros del Cfemático en distintos puntos no sirven por falta de mantenimiento, y en otros casos el vigilante es el que realiza la operación en lugar del usuario.

En la zona hotelera de Cancún los empleados realizan labores de mantenimiento sin las medidas de seguridad, ni señalamientos que les indiquen a los trotadores y ciclistas que ocupan dicha vía para ejercitarse, caso concreto sobre la ciclopista del bulevar Kukulcán en el tramo del kilómetro 1 al 3 de dicha vía.

El peligro es constante, ya que se cuentan por cientos los postes de concreto que se encuentran en las calles de las colonias populares, los cuales están en mal estado, mostrando la estructura de varillas a la cual se les ha desprendido el concreto.

Finalmente, se puede ver en cualquier parte de la ciudad que en numerosas ocasiones los empleados de la CFE se estacionan con los vehículos de la empresa sobre las banquetas, impidiendo el libre tránsito a los peatones, quienes tienen que rodear los autos para continuar su camino.

EL “CUATRO” DE LOS DIABLITOS

A decir del usuario Guadalupe Pech, en días pasados, hubo una especie de redada que hacen buscando que la gente tenga “diablitos”. A nosotros no nos dijeron que haya habido alguna anomalía, ni teníamos nada que temer, sin embargo nos llegó una multa de $750.00, que cuando fui a aclararla, me respondieron que no había nada que aclarar, que tuve roto un sello y me fregaba y que me diera de santos que la multa era pequeña”.

El denunciante tiene una casa en Corales, y que a partir del mes pasado los recibos se le incrementaron un 300%, “igual fui a aclarar me salieron con que ‘lo más seguro es que tuviera un corto en mi instalación’ y a todos los que reclaman  les dicen lo mismo, les pedí una revisión de medidor, por lo que tuve que pagar $115.00.

El tipo que fue a revisar dijo que estaba bien el medidor, pero que así actúa la CFE, que se cobra a lo ‘chino’, que después de 4 recibos iban a regresar a la cantidad que antes pagaba”.

Abundo  Guadalupe Pech: “el 071 jamás he podido que me atienda un ejecutivo y vía mail (en su portal) quedaron de resolverme al día siguiente y ya pasaron 10 días, la verdad no se qué hacer he perdido tiempo en ir a aclarar y todos son una bola de desgraciados”.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil