Rusia responde a la contraofensiva ucraniana con bombardeos masivos

 

Golpea infraestructura civil

 

  • El portavoz de Putin dijo que no se conformarán con nada menos que la victoria

 

El Kremlin responde a la contraofensiva ucraniana con bombardeos masivos a objetivos e infraestructura civil en el noreste del país invadido.

 

Más de 30 asentamientos en el noreste de Ucrania, incluidos Kramatorsk y Dnipro, sufrieron ataques aéreos y con misiles rusos, dijo el Estado Mayor de Ucrania en su actualización periódica en Facebook en el inicio de semana. Kharkiv, una de al menos dos plantas de energía alcanzadas por cohetes, informó Interfax-Ukraine, citando al alcalde de la ciudad.

Kiev acusó a Rusia de llevar a cabo estos ataques como represalia por la retirada de las fuerzas del Kremlin del noreste de Ucrania, mientras las tropas locales prosiguen la más importante contraofensiva en el frente en seis meses. Mientras que el Ministerio de Defensa ruso confirmó que su aviación está atacando la región de Járkov, de acuerdo con la agencia estatal rusa RIA.

“Debido a los bombardeos, las instalaciones de infraestructuras críticas han quedado inutilizadas, por lo que Járkov está sin electricidad y se ha interrumpido el suministro de agua. Los ingenieros eléctricos, los socorristas y los empleados de los servicios públicos están trabajando para contrarrestar las consecuencias del bombardeo”, informó el alcalde Terekhov. Otra autoridad local, Natalia Popova, asesora del presidente del Consejo Regional de la urbe, explicó que al menos una persona murió y otra, un transeúnte, resultó herida por el impacto de una de las bombas que ha estallado en una carretera.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, denunció en su cuenta de Twitter que, en los lugares bombardeados por Rusia “no hay instalaciones militares. El objetivo es privar a la gente de la luz y calefacción”.

Járkov ya había quedado parcialmente a oscuras en la tarde del domingo debido a los proyectiles que dejaron muy dañada la estación eléctrica número cinco del suburbio de Podvirky, en el suroeste de esta capital regional, situada a menos de 50 kilómetros de la frontera con Rusia. La urbe trataba este lunes de recuperar la normalidad al amanecer del día 201 desde que Rusia invadió Ucrania, antes de que el nuevo ataque ruso impidiera ese propósito.

El portavoz del presidente Vladimir Putin, Dmitry Peskov, dijo que Rusia no se conformará con nada menos que la victoria en su invasión del estado vecino, ahora en su semana 29. Aun así, las pérdidas marcan un revés estratégico importante e inesperado en Ucrania que podría marcar un punto de inflexión en el conflicto, dijeron dos personas cercanas al Ministerio de Defensa y los servicios de seguridad en Moscú.

La embajadora de Estados Unidos en Ucrania, Bridget Brink, acusó a Rusia en un tuit el domingo por la noche de “enviar misiles para intentar destruir infraestructura civil crítica”, en una aparente respuesta a la liberación de territorio ocupado por las fuerzas rusas en Kiev.

Los ataques insinúan los esfuerzos para tomar represalias después de un avance repentino de Ucrania que envió a las tropas rusas a huir y puso a Moscú a la defensiva. El máximo comandante de Ucrania dijo que 3 mil kilómetros cuadrados de territorio perdido han sido devueltos al control de Kiev desde principios de septiembre.

Peskov restó importancia a las preocupaciones sobre la precipitada retirada en el noreste cuando Putin presidió una reunión del gobierno en Moscú en la que aseguró que la economía está volviendo a la normalidad y ha repelido las sanciones occidentales impuestas por la guerra. El hombre fuerte checheno, Ramzan Kadyrov, anunció que enviaría un nuevo destacamento para luchar en Ucrania.

Van al menos 20 pueblos recuperados

Mientras, Ucrania ha confirmado que la contraofensiva de sus tropas continúa. Las fuerzas ucranianas han recuperado unos 500 kilómetros cuadrados de territorio en el sur del país, según nla portavoz del comando militar del sur de Ucrania, citada por Reuters.

Sólo en el último día, de acuerdo con el Estado Mayor de Kiev, el Ejército ucranio ha recuperado 20 pueblos o aldeas de manos rusas. “Se están tomando bajo control total y aplicando medidas de estabilización [en esos lugares]”, informó ese mando militar.

Con esas 20 localidades reconquistadas, ya son medio centenar los pueblos o aldeas arrebatados desde principios de septiembre al control de Rusia en el sureste de la provincia de Járkov, de acuerdo con los datos proporcionados por Kiev. Entre esas plazas que en los últimos meses estaban en manos de Moscú, hay algunos puntos estratégicos para la logística de las tropas invasoras, como Izium o Kupiansk.

Bienvenida de habitantes con flores y abrazos

Las autoridades locales, los vecinos y los propios militares graban videos de las localidades que van liberando del invasor. En dichas grabaciones, se ve a los ciudadanos, que en muchos casos han vivido más de seis meses bajo el yugo de las tropas rusas, dando la bienvenida hasta con ramos de flores, besos y abrazos a los soldados. Con la zona cerrada al paso de los reporteros, esa es en gran medida la única muestra que hay hasta el momento del avance sobre el terreno del ejército ucranio.

La región de Járkov es estos días la punta de lanza desde la que las tropas locales lanzaron a primeros de septiembre la mayor contraofensiva en el campo de batalla en lo que va de guerra. Un funcionario del Kremlin que supuestamente desarrolla sus funciones en esta región ha reconocido que el número de soldados ucranios supera en la actualidad en ocho veces a los rusos y los milicianos prorrusos, informa la agencia Reuters. En declaraciones al canal de televisión estatal ruso Rossiya-24, este funcionario, Vitaly Ganchev, explicó, además, que unos 5.000 civiles habían sido evacuados hacia el lado ruso de la frontera después de que las autoridades de Moscú pidieran a los ciudadanos de las zonas que Kiev iba liberando que se fueran de Ucrania.

El domingo, el Ministerio de Defensa ruso publicó un mapa que mostraba cómo sus fuerzas se habían retirado de casi toda la región de Járkov. La víspera, esa misma institución había asegurado que el repliegue de sus militares formaba parte de su plan. “Para lograr los objetivos de la operación militar especial para la liberación de Donbás, se tomó la decisión de reagrupar las tropas rusas desplegadas en Balakleya e Izium para intensificar los esfuerzos en la dirección de Donetsk”, afirmó su portavoz, Ígor Konashenkov, que calificó la retirada como “medidas de distracción”.

Central nuclear apaga su último
reactor para evitar desastre radiactivo

Mientras tanto, la central nuclear más grande de Europa, de Zaporiyia, volvió a conectarse a la red eléctrica ucraniana, lo que permitió a los ingenieros apagar su último reactor operativo en un intento de evitar un desastre radiactivo en medio de los combates en la zona.

La planta de seis reactores se desconectó de la red en la última semana después de que todas sus líneas de transmisión quedaran cortadas por combates y llevaba varios días operando en “modo isla”, produciendo electricidad para los cruciales sistemas de refrigeración del único reactor que seguía en marcha.

La operadora nuclear Energoatom indicó que esas líneas eléctricas se habían restablecido a “su capacidad operativa” el sábado 10 de septiembre por la noche, lo que permitía que los sistemas de seguridad de la planta, entre otros, funcionaran con la energía de la red ucraniana.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil