Círculo cercano de Putin exige “movilización total para la guerra”

 

Ante el avance de Kiev

 

  • Advierten que cualquiera que critique la gestión del Kremlin será juzgado

 

Diputados locales, que se pronunciaron por la destitución del presidente Vladimir Putin por la guerra de Ucrania, enfrentan una probable disolución de su consejo.

 

El avance de las fuerzas ucranianas ha incomodado a Rusia. “Es una guerra, no una operación especial. Hace falta una movilización general”, sentenció el líder del Partido Comunista, Guennadi Ziugánov, partido histórico que ha apoyado a Vladimir Putin en todas sus acciones a lo largo de su mandato en Rusia.

La ofensiva lanzada por Kiev ha ocasionado que partidarios y opositores del gobierno ruso se lancen a criticarlos, cuestión que no le gusta a los autoritarios y por tal, uno de sus portavoces ha salido a lanzar una advertencia: cualquiera que critique la gestión del Kremlin será juzgado y podrá enfrentar cuantiosas multas o incluso la cárcel.

“La guerra y la operación especial son de raíces diferentes. Puedes detener la operación especial, pero no puedes detener la guerra aunque quieras. Esta tiene dos resultados: la victoria o la derrota. La de vencer en Donbás es la cuestión de nuestra supervivencia histórica. Todos en este país deberían valorar de manera realista lo que está sucediendo”, afirmó el político de 78 años ante el Parlamento.

El discurso de Ziugánov ha sido llamativo. El líder de los comunistas desde 1993 ha pronunciado una palabra que ha sido prácticamente vetada de Rusia: “guerra”. Esa que utilizó el diario independiente Nóvaya Gazeta, dirigido por Dmitri Murátov, para reafirmar lo que pasaba en Ucrania y que fue obligado a retirar ante las amenazas del Kremlin.

Al círculo cercano del Kremlin tampoco le ha gustado que tras la ofensiva rusa, las fuerzas hayan sido retiradas de la zona. Razmán Kadírov, presidente checheno, afirmó que se han “regalado ciudades”, mientras que responsables del aparato de propaganda instaban a “castigar o ejecutar” a los comandantes responsables.  En cualquier caso, por ahora el gobierno ruso descarta una movilización general ante la contraofensiva de los ucranianos. “En estos momentos no, está fuera de la conversación”, señaló Peskov. El mundo mira con cautela a Rusia y sus próximos movimientos; es conocido que una muestra de debilidad no es del gusto de Putin.

Rusia acusa a Alemania de “cruzar una
línea roja” al enviar armas a Ucrania

Por su parte, el embajador de Rusia en Alemania, Sergei Nechayev, renovó sus críticas contra las autoridades alemanas en una entrevista con el diario ruso “Izvestia”, en la que ha hecho alusión a la “responsabilidad moral e histórica de Alemania por los crímenes cometidos por los nazis.

El embajador de Rusia en Alemania, Sergei Nechayev, acusó este lunes al gobierno alemán de “cruzar la línea roja” al suministrar armas a Ucrania y apoyar a Kiev en el marco de la invasión rusa del territorio.

“La entrega de armas letales al régimen ucraniano, que no son usadas únicamente contra soldados rusos sino también contra su propia población civil en Donbás, supone cruzar una línea roja, algo que no debería haber sucedido”, aseguró.

Así, renovó sus críticas contra las autoridades alemanas en una entrevista con el diario ruso ‘Izvestia’, en la que ha hecho alusión a la “responsabilidad moral e histórica de Alemania por los crímenes cometidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial”.

En este sentido, señaló que la crisis ucraniana ha llevado al gobierno de Alemania a “destruir las buenas relaciones bilaterales con Rusia”, lo que “socava el proceso de reconciliación histórica entre los dos pueblos”.

Nechayev negó que Alemania ejerza un papel de mediador con el objetivo de poner fin al conflicto y ha descrito la actitud de Berlín como uno de los “principales motores” de la política de sanciones puesta en marcha por Occidente contra Moscú.

Putin alista disolución de consejo que pidió destitución presidencial

Un grupo de políticos locales de San Petersburgo que pidieron la destitución del presidente Vladimir Putin por la guerra de Ucrania enfrenta una probable disolución de su concejo de distrito, tras la decisión de un juez el martes, dijo uno de los diputados. Nikita Yuferev dijo que el juez decidió que una serie de reuniones pasadas del consejo habían sido inválidas, allanando el camino para que sea disuelto por el gobernador regional.

Otro miembro del concejo, Dmitry Palyuga, dijo que el mismo tribunal le impuso una multa de 47 mil rublos (780 dólares) por “desacreditar” a las autoridades al pedir la destitución de Putin. No fue posible contactar por teléfono con funcionarios del tribunal.

Otros cuatro miembros del concejo local de Smolninskoye deberán comparecer ante el tribunal en los próximos dos días.

La semana pasada, un grupo de diputados del consejo hizo un llamado a la Duma Estatal para que presente cargos de traición al Estado contra Putin y lo despoje del poder, citando una serie de razones, entre ellas las derrotas militares de Rusia en Ucrania y el daño a su economía por las sanciones occidentales.

Otra diputada local dijo que 65 representantes municipales de San Petersburgo, Moscú y otras regiones habían firmado una petición que se publicó el lunes pidiendo la dimisión de Putin.

Aunque no suponen una amenaza para el poder de Putin, estas acciones son una rara expresión de disidencia por parte de representantes electos, mientras los rusos se arriesgan a sufrir duras penas de prisión por “desacreditar” a las fuerzas armadas o difundir “información deliberadamente falsa” sobre ellas.

Palyuga dijo a Reuters antes de la audiencia del martes que los llamamientos del grupo estaban dirigidos no sólo a los rusos liberales, sino también a “personas leales a las autoridades que empiezan a tener dudas al ver la falta de éxito del Ejército ruso”.

La analista política rusa Tatiana Stanovaya afirmó que el mayor riesgo para el Kremlin no reside en la protesta de los concejales en sí, sino en el peligro de responder con demasiada dureza.

La reacción, o la sobrerreacción, puede causar más daño político al régimen que esta petición. Pero no tengo dudas de que todos los que la firmaron se verán sometidos a presión política”, dijo Stanovaya, fundadora del proyecto de análisis independiente R.Politik.

Se han abierto miles de procesos judiciales contra personas acusadas de desacreditar al Ejército, que suelen acabar en multas la primera vez, pero un concejal del distrito de Moscú fue sentenciado a siete años en julio, tras ser condenado por difundir información falsa. Otros periodistas y opositores han sido acusados y enfrentan posibles penas de cárcel.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil