Devastación brutal de selva

Al tiempo..!

Vladimir Galeana Solórzano*

 

Sin lugar a dudas, los excesos del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, le han estado costando muy caro a la naturaleza del sureste del país. La devastación de la naturaleza ha sido brutal con tal de cumplir el capricho de construir vías férreas para el Tren Maya, que de turístico no tendrá nada, ya que lo que verán sus usuarios será una selva devastada.

Pese a lo que diga acerca de su honestidad en sus conferencias mañaneras, no se termina de entender el por qué de realizar obras sin razón lógica, más que las enormes utilidades que se obtendrán de la deforestación de la selva del sureste del país.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional han estado dinamitando terrenos de comuneros para la continuación del trayecto del Tren Maya. El defensor de los afectados, Joel Aguillón Padilla, ha señalado que realizarán acciones legales y el bloqueo en los caminos por donde los efectivos de la Sedena ingresan para realizar sus labores de explotación de material pétreo.

Lo peor es que los militares hayan entrado en tierras comunales sin previo aviso violentando los derechos de aquellos que por más de cuarenta años han cuidado siendo posesionarios, aun cuando existe una suspensión de amparo contra una invasión a la propiedad privada en un terreno denominado “Camino del sol”.

Y ahora resulta que los comuneros no pueden entrar a la zona porque la Sedena, que es la garante de la seguridad del país, les ha prohibido siquiera acercarse a la zona, pese a la demostración de los derechos que les asisten por los documentos que poseen desde hace más de cuarenta años.

Para colmo de males habrá que señalar que en ese tramo el acuífero está a menos de dos metros de profundidad, pero eso poco le importa al inquilino de Palacio, pese a que habrá un grave impacto al acuífero local, ya que ambas comunidades se ubican a unos veinte kilómetros del centro de Playa del Carmen, del lado poniente de la carretera federal 307, a la altura de complejos turísticos como son Punta Maroma y Vidanta.

Poco le importan los daños ecológicos al Presidente de la República y si se tiene que devastar la selva lo seguirá haciendo. Sin lugar a dudas, López Obrador será recordado durante mucho tiempo por esa forma de utilizar al gobierno que representa. Al tiempo.

vladimir.galeana@gmail.com

* Lic. en Derecho por la UNAM. Lic. en Periodismo por la Carlos Septién. Conferencista. Experto en Procesos de Comunicación. Ex presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión, Miembro del Consejo Nacional de Honor ANPERT, con 50 años de experiencia en diversos medios de comunicación.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil