Los pepenadores, un mal necesario para el reciclaje

  • Wilbert Esquivel Zanogera reconoció que hay líderes que protegen a decenas de pepenadores; esos dirigentes o patrones tienen enormes predios en las zonas del camino a Rancho Viejo y ahí es donde depositan los productos
Alejandro Garduño

Siresol será un organismo descentralizado encargado de la selección y reciclaje de productos considerados como “oro sucio”, que es la manzana de la discordia entre los “patrones”.

Cancún.- “El problema de la explotación laboral sobre los pepenadores de Cancún, y la disputa por los productos reciclables es  grave y se va a poner una solución”, señaló Wilbert Esquivel Zanogera,  quien está al frente del proyecto SIRESOL Sistema Integral de Residuos Sólidos de Cancún, el cual estará funcionando en septiembre a más tardar.

Agregó que para construir el centro de residuos que será administrado por SIRESOL Cancún se requiere de la firma de los regidores, el costo será de 124 millones de pesos, los cuales servirán para la compra de las bandas de separación y el relleno sanitario. Aclaró que el recurso ya está destinado y corresponde a los 137 millones que se recaudan por parte del municipio por concepto de recoger basura.

Se empleará a los mismos trabajadores de servicios públicos municipales y para “la talacha” de la separación, se les dará trabajo a los pepenadores que son los que mejor conocen cuales son los residuos sólidos reciclables, habrá una creación de empleos, ya que se requiere de 160 trabajadores para operar las bandas; además se les beneficiará con mejores condiciones de trabajo, el pago de un sueldo, y prestaciones.

Con este proyecto se pretende crear una empresa u organismo descentralizado municipal, que se encargue junto con los pepenadores de escoger la basura y los productos reciclables, aluminio, cobre, vidrio, latas, cartón, pet, y otros considerados de valor para cientos de personas que viven de la pepena, actividad que de acuerdo al entrevistado está prohibida, y es posible que sea castigada con pena corporal.

Agregó que desde hace tres meses se han implementado operativos con la policía, para pedirles a los pepenadores que se retiren y no vuelvan, pero al parecer no han hecho caso. Reconoció que si hay líderes que protegen a decenas de pepenadores, esos mismo líderes o patrones tienen enormes predios en las zonas del camino a Rancho Viejo y en ellos depositan los productos de reciclaje; al mismo tiempo Wilbert se declaró rebasado por los pepenadores y sus patrones, quienes por décadas han adoptado la pepena como su forma de vida.

El entrevistado señaló que SIRESOL será un organismo descentralizado municipal  encargado de la selección y reciclaje de los productos considerados como “oro sucio” que se han convertido en la manzana de la discordia entre los “patrones” del relleno sanitario municipal.

Wilbert fue cuestionado sobre el financiamiento de dicho proyecto donde al parecer algunos regidores municipales están apoyando dicho plan, el cual está garantizando les puede reportar buenas ganancias; al respecto dijo que es falsa la versión y dijo que cualquier grupo que pretenda comercializarlos desechos deberá pasar por un proceso de licitación y cabildeo.

Insistió en que existen empresarios con permisos expedidos por el gobierno estatal, dedicados a la compra y comercialización de los productos que los pepenadores recogen en el relleno sanitario y en las calles, pero no es la finalidad de SIRESOL Cancún fungir como empresa comercial.

Comentó que las autoridades municipales que él representa, han tomado medidas para evitar que los pepenadores entren al relleno sanitario sobre todo cuando se está operando con maquinaria pesada en los trabajos de compactación, agregó que están respaldados por la norma 023 de la SSA Salud Ambiental, y apoyados con la policía se llevan a cabo lo operativos.

Reconoció que el problema de la pepena de productos reciclados está también en las calles, y son cientos de pepenadores los que en las madrugadas revisan las bolsas para rescatar aluminio, vidrio, y pet principalmente; añadió que al respecto las autoridades no pueden actuar en contra de quienes no han cometido delito, “su pecado es salir a buscar la papa”, aunque si dejan desorden en las banquetas y  puntualizó.

Aceptó que hay cientos de personas desempleadas que viven de la pepena, debido a que las fuentes de trabajo son pocas o bien porque es una manera fácil de ganarse la vida; agregó que “Los pepenadores son un mal necesario” por que ayudan a la selección y reciclaje de muchos productos que terminan enterrados; ejemplificó que diariamente son 800 toneladas de desechos los que llegan al relleno sanitario, de los cuales 150 son desechos sólidos reciclables, y de esa cantidad, lo más que llegan a juntar diariamente de productos reciclables son 10 toneladas.

Finalmente comentó Wilbert Esquivel que las chatarrerías, centros de acopio, y patios de almacenaje, no están controladas, ni tampoco se tiene un registro o padrón oficial, pero van a trabajar sobre ello.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.





Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil