Alemania recibió a sus héroes

  • Al bajar del avión abordaron un autobús descubierto  que los llevó a la Puerta de Brandenburgo, donde los esperaban miles de aficionados
Los jugadores alemanes Mario Goetze y Andre Schuerrle celebran su victoria sobre Argentina en la Copa del Mundo Brasil 2014, frente a miles de aficionados que los vitorearon en la emblemática Puerta de Brandenburgo.

Los jugadores alemanes Mario Goetze y Andre Schuerrle celebran su victoria sobre Argentina en la Copa del Mundo Brasil 2014, frente a miles de aficionados que los vitorearon en la emblemática Puerta de Brandenburgo.

Berlín, Alemania.- Alrededor de 250 mil personas se congregaron desde primeras horas de ayer en Berlín para recibir a los triunfadores de Copa del Mundo Brasil 2014.

Tras haber despegado de Río de Janeiro con retraso, el avión de la ahora selección tetracampeona aterrizó poco antes de las 10:00 horas (tiempo local) en el aeropuerto de Berlín-Tegel.

El capitán Philipp Lahm, con el trofeo en mano, fue el primero en descender del avión, seguido por sus compañeros, mientras que el seleccionador Joachim Löw apareció vestido de negro y con lentes de sol.

Los campeones del mundo abordaron un autobús rumbo a la Puerta de Brandeburgo, donde miles de aficionados se reunieron para continuar la celebración.

Ahí fueron recibidos por el alcalde, Klaus Wowereit, quien los agregó en el libro de oro de la ciudad.

“Debo agradecer a todos los hinchas en Alemania. Sin ustedes no estaríamos acá. Todos somos campeones del mundo”, afirmó el director técnico Joachim Löw desde el escenario montado delante de la Puerta de Brandeburgo, frente a más de 250 mil personas emocionadas con la llegada de sus estrellas.

Vestidos con pantalones deportivos y camisetas negras con un gran número uno delante, los jugadores de la Nationalmannschaft se presentaron luego sobre un escenario de unos 30 metros de largo instalado delante de la Puerta de Brandeburgo.

Bastian Schweinsteiger apareció envuelto en una bandera alemana, dijo unas palabras y luego fueron pasando sus otros compañeros, hasta que por fin salió a escena el capitán, Philipp Lahm, quien levantó el trofeo delante de una multitud que vibró como nunca en los últimos 24 años, desde aquel último título mundial en Italia-1990.

“Desde que era un niño que sueño con esto”, declaró Lahm, agradeciendo al público por su enorme apoyo.

Los jugadores también rindieron homenaje a Miroslav Klose, quien a sus 36 años se convirtió en el máximo artillero de la historia de los mundiales (16 goles). “Miro Klose, Miro Klose”, cantaron frente a un público que les festejó todo tipo de bromas que hicieron los futbolistas en el escenario.

En un autobús ubicado a la izquierda del escenario, se había escrito: “Somos el jugador número 12”.

Se burlan de Argentina

Jugadores de la selección alemana de futbol se burlaron de Argentina, el rival que derrotaron en la final del Mundial de Brasil, en un acto ante cientos de miles de hinchas que celebraron el título en Berlín.

La escena se produjo cuando Mario Götze, autor del único gol en la final, Miroslav Klose, Toni Kroos y otros tres jugadores fueron presentados al público que esperaba ante el escenario colocado junto a la emblemática Puerta de Brandeburgo.

“Así caminan los gauchos, los gauchos caminan así”, cantaron los futbolistas con voz apesadumbrada mientras caminaban encorvados sobre la gran pasarela. “Y así caminan los alemanes”, entonaron ya erguidos con gesto de celebración.

La broma ya se había visto entre algunos hinchas ante victorias de Alemania en otros torneos, pero que la llevaran a cabo los propios jugadores disgustó a los propios comentaristas alemanes.

“No fue muy agradable: en plena euforia festiva, algunos internacionales alemanes se burlaron de la Argentina vencida en la final”, comentó en su web el influyente semanario “Der Spiegel”. “Al parecer la fiesta no sentó bien a algunos”.

También en las redes sociales hubo comentarios a favor y en contra. “¿Dónde quedó el respeto?”, se preguntó un usuario en Twitter. Otro calificó la broma de “racista, de borrachos y lamentable”.

“Der Spiegel” también interpretó como una burla a Brasil que otro grupo de alemanes integrado entre otros por Bastian Schweinsteiger, Manuel Neuer y Benedikt Höwedes entrara a la pasarela en una fila y con la mano sobre el hombro del jugador de delante. Así ingresó al campo la selección de Brasil en la semifinal que Alemania ganó con una histórica goleada por 7-1.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.





Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil