A Enrique Peña Nieto se la van a cobrar el 1 de julio

La Ley de Herodes

José Luis Montañez

 

Carlos Slim, Elba Esther Gordillo, Emilio Azcárraga Jean y Ricardo Salinas Pliego.

 

Ninguno de los incondicionales del presidente, Enrique Peña Nieto, se imagina cuáles serán los capítulos siguientes de la telenovela que el 1 de julio arrancará su segunda temporada, con temas que mantendrán en el filo de la butaca al espectador.

Se imagina usted la escena cuando uno de sus hombres de confianza entre al despacho del primer mandatario y le informe que las primeras encuestas de salida dan un triunfo irreversible al candidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

Ni el mejor genio de las telenovelas mexicanas, que tienen fama mundial, puede imaginar en estos momentos los guiones que se escribirán en esas horas, cuando el equipo de Enrique Peña Nieto sienta que el mundo se les viene encima.

Habrá muchos personajes que jugarán papeles muy importantes dentro del drama político, que esta vez mantiene ya la atención de millones de compatriotas, unidos por el hartazgo de una mala administración, como el aumento a la gasolina, la devaluación del peso en tan sólo 5 años, en un 80% de su valor, que mantenía por allá en el 2012, cuando nuestra moneda se cotizaba entre 10 y 11 pesos por dólar.

Slim, Elba Esther, Azcárraga, Salinas Pliego, etc.

Y es que justo en la acera de enfrente están ya bien pertrechados los enemigos políticos y comerciales que el Presidente fue coleccionando -uno a uno- desde el primer día de su gobierno, en el que inauguró una sui generis forma de manejar al país, rodeado de un grupo de incondicionales, que no fueron capaces de hacerle ver sus errores y que no lastimara tanto a quienes en su momento le sirvieron de escalón para llegar precisamente a la Presidencia de México.

Lejos quedaron aquellos tiempos en los que el joven brillante, Enrique Peña Nieto, hacía gala de su carisma e inteligencia. En foros internacionales, como el de Davos, Suiza, se le llegó a catalogar como uno de los de los chavos de la nueva generación, con un potencial admirable para desarrollar proyectos inteligentes, que llevarían a México a los grandes niveles de las economías en el mundo.

Pero se dejó atrapar por un grupito selecto, integrado por Gerardo Ruiz Esparza, Luis Videgaray, Luis Miranda Nava, Eruviel Ávila Villegas, Alfonso Navarrete Prida y, por supuesto, por el señorito Aurelio Nuño, que no conforme con haber armado un berenjenal en la Secretaría de Educación Pública, ahora hunde el barco de la campaña de José Antonio Meade, candidato del Partido Revolucionario Institucional, Verde Ecologista y Nueva Alianza a la Presidencia de México.

Carlos Slim, Elba Esther Gordillo, Emilio Azcárraga Jean y Ricardo Salinas Pliego experimentaron en carne propia, como muchos otros, cómo se les hizo a un lado en los negocios. Además, que se les afectó de manera importante en los que ya manejaban por décadas, simple y sencillamente porque el grupo que encabezaba Peña Nieto traía a sus preferidos, a quienes los llenó de negocios multimillonarios, con empresas armadas al vapor, sin ninguna capacidad de operación en las grandes ligas.

Elba Esther Gordillo

Uno de los casos más patéticos y viscerales que se dieron en estos años contra uno de los actores políticos más conocidos y reconocidos en el país, fue sin lugar a dudas el encarcelamiento de la profesora Elba Esther Gordillo, a quien se le armó un expediente o carpeta de investigación, con acusaciones que fueron echadas abajo por inconsistencias jurídicas, lo que quiere decir que el asunto de la maestra, no fue otra cosa más que una vendetta política, instrumentada desde la misma residencia oficial de Los Pinos.

Y así por el estilo, se hizo a un lado a políticos, empresarios y líderes sociales que estorbaban a la camarilla del presidente Peña Nieto, donde por supuesto, ocupa un primerísimo lugar su esposa, la ex actriz de Televisa, Angélica Rivera.

Todos estos enemigos que el presidente Peña fue sembrando a ciencia y paciencia a lo largo de su administración, están esperando el momento preciso para pasarle la factura y qué mejor día que el primero de julio, cuando se celebran en México elecciones presidenciales.

Para que me entienda bien usted de lo que le estoy hablando, todos estos personajes que resultaron lastimados por el mexiquense, aliados de alguna forma con el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, quien ahora sí se puso trucha y armó bien una estrategia, para que en su tercer intento llegue a ocupar la Presidencia de México.

La Profesora

Hay quienes piensan que Doña Elba Esther está en su casita cuidando a sus nietos y leyendo novelas de Agatha Christie.

No lo crea usted así, esa mujer tiene todavía un poder descomunal y nada más le recuerdo que a Roberto Madrazo, candidato del PRI a la Presidencia del país en 2006, se la sentenció, y se la cumplió, cuando el tabasqueño se negó a entregarle la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional.

Con la profesora se cometió rudeza innecesaria, pues se le mandó a la cárcel como el peor de los delincuentes, sin tomar en cuenta las décadas que ella sirvió a un sistema de gobierno que cuando la etiquetó como un personaje peligroso, simple y sencillamente la eliminó de la manera más sucia.

Así, pues, prepárese usted a ver interesantísimos capítulos de la serie “Enrique se Queda Solo en Palacio”, pues ya desde ahora el mexiquense empieza a tener momentos de soledad, tristeza y angustia, como los que vive cuando se refugia en Ixtapan de la Sal, con unos palos de golf y un whisky, para huir de sus fantasmas.

montanezaguilar@gmail.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.



Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2017



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil