“Pese a gritos y sombrerazos, va consulta sobre termoeléctrica”

 

Andrés Manuel López Obrador se confrontó ayer domingo con pobladores de Morelos, que se oponen a la construcción de la termoeléctrica La Huexca.

El Presidente acudió a esta localidad para proponer una consulta sobre la realización de la obra, con una inversión aproximada de 22 mil millones de pesos.

Sin embargo, fue recibido por ciudadanos que rechazan el proyecto con el argumento de que puede generar un impacto en el medio ambiente y un desabasto de agua.

Los inconformes lanzaron gritos de protesta prácticamente durante todo el discurso del tabasqueño, quien también elevó la voz desde el micrófono para criticar a quienes lo increpaban. “Bueno, ¿me van a dejar hablar?”, cuestionó primero.

Ante la insistencia de los manifestantes, ubicados en una orilla de la carpa gigante que cubrió el sillerío, el jefe del Ejecutivo gritó: “¡Escuchen radicales de izquierda, que para mí no son más que conservadores, escuchen!”.

Acompañado de algunos integrantes de su gabinete y del gobernador morelense, Cuauhtémoc Blanco, el Presidente aseguró que la decisión final se tomará con base en la consulta pública que se realizará los días 23 y 24 de febrero en municipios de esta entidad, Puebla y Tlaxcala.

“Aunque griten, aunque haya gritos y sombrerazos, es el pueblo el que va a decidir sobre este asunto”, dijotó. Además, recordó que muchos de los que se oponen al proyecto ni siquiera lo apoyaron en las elecciones presidenciales. “Muchos de los que se oponen ahora, les recuerdo que, cuando estábamos en la lucha, muchos no nos apoyaban”, advirtió.

“Ahora que llegamos nosotros resulta que se levantan los de la extrema izquierda contra el gobierno”.

López Obrador anunció que integrantes de su gobierno un recorrido por las comunidades impactadas por el proyecto con la finalidad de entregar la información previa a la consulta.

Aunque advirtió que algunas organizaciones no gubernamentales representan intereses económicos, llamó a los ambientalistas a hacer su propia labor e informar a la ciudadanía sobre la obra.

El mandatario recordó que, a través de la Conagua, pidió a la Unesco que certifique la calidad del agua y adelantó que él mismo firmará un compromiso para garantizar el cuidado de líquido.

“Si es menos de la que se tiene ahora, no va la termoeléctrica, y si se contamina, mucho menos. Sería yo incapaz de hacer algo en contra del pueblo de Morelos, por eso vengo a dar la cara”, manifestó.

Mientras hablaba, algunos de los inconformes denunciaron que la consulta está amañada, acusaron corrupción e incluso amenazaron con tomar medidas extremas.

Tras recordar que cada año se pierden 4 mil millones de pesos sin la operación de la planta, López Obrador acusó al gobierno anterior de dejarle un entuerto.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.



Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil