Travellink Casa del Sol Travellink

Más de 600 empresas cerraron definitivamente por crisis gemelas

Derecho de réplica, José Luis Montañez, Opinión,

Derecho de réplica

José Luis Montañez

 

  • Pandemia y consecuencias económicas las llevaron a la quiebra en Q. Roo

 

Entre marzo y agosto cerraron definitivamente sus puertas, un total de 637 empresas en Quintana Roo.

 

Entre marzo y agosto cerraron definitivamente sus puertas, un total de 637 empresas en Quintana Roo, esto a consecuencia de las crisis gemelas que enfrenta el mundo, es decir, la crisis sanitaria por Covid-19 y la derivada crisis económica por un paro obligado de labores en este periodo de tiempo y aunque el estado ya está en semáforo amarillo, la lenta recuperación no ha alcanzado para que muchos emprendedores reactiven sus negocios.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la mayoría de los que se fueron a la quiebra eran medianos negocios que tenían entre seis y 50 empleados, lo cual representa una baja de plazas laborales importante.

Los datos del IMSS también revelan que al cierre de agosto sólo había cuatro mil 856 patrones en empresas medianas, cuando en marzo, mes en que inició la pandemia, el número era de cinco mil 348, es decir, que hubo una disminución de 492 patrones, siendo el sector más afectado.

El otro tipo de patrón con mayores bajas fue el de grandes empresas -las que tienen hasta 250 empleados- pues presentaron en agosto 98 registros menos, quedando únicamente 915 activas, de mil 13 que operaban en marzo, también con una baja de plazas laborales bastante significativa.

Por su parte, los micro negocios, -en los que sólo está dado de alta una persona ante el IMSS-, sí presentaron un incremento durante la crisis económica, pues fueron de cuatro mil 381 afiliados a cuatro mil 701 registros, al corte del octavo mes de este año.

Agosto, con menos de 400 mil empleos

Hasta agosto, el reporte absoluto del IMSS es de 16 mil 884 patrones en total en la entidad, que están dados de alta con empresas formales y establecidas y que en su mayoría son de los sectores servicios y comercio, mientras que el número de empleos cerró agosto con menos de 400 mil.

La situación del cierre de empresas consideradas como medianas o grandes ya lo había vaticinado el Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE), al estimar el cierre de 22 mil negocios durante 2020, esto ante el paro de labores forzado por la pandemia que fue de casi cuatro meses y la reactivación económica que ha sido lenta, pues la mayoría se dedican a servicios turísticos, hotelería o restaurantes, es decir, que al no haber gran flujo de turistas, esta recuperación no será notoria.

Marcy Bezaleel Pacheco, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), confirmó que los restaurantes son los más afectados y más aún aquellos que tienen más sillas, pues incluso en la reactivación el aforo de 30% no les permitió salir con los gastos y terminaron por cerrar, algunos definitivamente y otros con la esperanza de que la situación mejore a finales de año y entonces se puedan reactivar con un mayor aforo.

Por Covid-19, la vacuna contra influenza se aplicará de forma exprés

Esta semana se informó que la Secretaría de Salud de Quintana Roo incrementará el número de dosis de vacunas contra la influenza estacional, esto, ante el riesgo de infección en la temporada invernal y por las condiciones a las que nos enfrentamos por Covid-19, no obstante, dado el segundo punto y la nueva normalidad, la vacuna contra la influenza deberá aplicarse en menos tiempo de lo estimado en años anteriores.

Alejandra Aguirre, titular de la dependencia, explicó que este año la vacuna contra la influenza incrementará de 393 mil 282 a 445 mil 371 dosis y que la campaña de vacunación se implementará entre los meses de octubre y diciembre de este año. Cuando normalmente se hacia entre octubre y marzo, no obstante, debido a la contingencia sanitaria y para evitar complicaciones, se hará de forma exprés.

Afirmó que el reto para el sector salud no es solamente contar con las dosis, sino que la gente vaya a recibirlas de forma ordenada, que no se den aglomeraciones y que atiendan los protocolos de sanidad durante su estancia en los centros de salud. “Debido a la emergencia sanitaria derivada del Covid-19, es importante proteger a la comunidad de otras enfermedades respiratorias. Ahora tenemos un desafío mayor, necesitamos la colaboración de todos para aplicar todas las dosis antes de que finalice el año 2020, es decir, solamente tenemos tres meses y debemos cumplir al 100 por ciento”, comentó.

Asimismo, destacó que hay un sector de la población que debe tener prioridad durante la campaña, “embarazadas, adultos mayores, niños menores de cinco años y personas con padecimientos como obesidad, asma, cáncer o VIH. Son los primeros que deben aplicarse la vacuna contra la influenza, al pertenecer a un grupo de mayor riesgo de contraer enfermedades respiratorias durante la temporada invernal”.

Que lleven a los niños a vacunarse contra el sarampión

De igual manera, la Secretaría de Salud invitó a la población a que lleven a sus hijos a vacunarse contra el sarampión, pues hay un fuerte rezago en este tipo de prevención, ya que sólo se han aplicado 22 mil dosis, cuando actualmente Quintana Roo dispone de 43 mil vacunas SRP, que protegen contra sarampión, rubéola y parotiditis. “Esta vacuna es segura y gratuita. Necesitamos el apoyo de padres y madres de familia, es una responsabilidad que estamos obligados a cumplir. Disponemos de vacunas, disponemos de personal médico capacitado, solo falta que vayan a recibir las dosis. Tenemos abasto de la vacuna, necesitamos que lleven a sus hijos”, declaró.

Finalmente, recomendó que cuando se acuda a los centros de salud para solicitar las vacunas. “Usen correctamente el cubrebocas y no se lo retiren en ningún momento, procuren respetar la sana distancia y la señalética que estará disponible en cada centro de salud, tanto para evitar aglomeraciones y en consecuencia prevenir contagios de cualquier tipo”, concluyó la titular de la Secretaría de Salud.

Denuncias contra “combis” de Cancún no proceden por falta de pruebas

Con el avance al color amarillo en el semáforo epidemiológico estatal, las quejas en contra de transportistas de Cancún se fueron al alza, pues si bien, ahora se permite una mayor capacidad de pasaje a bordo de las unidades, los choferes siguen sobrepasando el cupo permitido y aunque son denunciados por los usuarios en redes sociales, estas denuncias no proceden por falta de pruebas.

Rodrigo Alcázar Urrutia, director de Transporte y Vialidad en Cancún explicó que la mayoría de las denuncias que se reciben a través de redes sociales o WhatsApp carecen de los elementos necesarios para proceder en contra de algún operador, pues envían fotografías, pero sin la ruta donde fueron tomadas. “Nos llega una foto de una combi llena de gente, pero no sabemos de qué empresa es, ni qué número de combi, ni qué día o en que horario fue. Sin esos datos, es imposible sancionar a nadie, porque con un procedimiento administrativo te tiran la multa que les pudiera ser imputada”.

Para evitar que los choferes sigan operando en la impunidad y poniendo en riesgo a la ciudadanía, Alcázar Urrutia, enumeró los datos que se deben presentar en una denuncia para poder proceder contra los responsables de saturar las “combis” de Cancún. “Las denuncias deben contar con cuatro elementos básicos: el lugar, la hora del sobrecupo o falta cometida, la compañía concesionaria de transporte público a la que pertenece el vehículo y el número de unidad o combi. Si se tiene una foto donde se vea llena de gente y que además se vea el número de la combi, todavía mejor, porque es una prueba fidedigna de que el sobrecupo sucedió”, manifestó.

Asimismo, reiteró que cuando se comprueba el sobrecupo de alguna unidad de transporte público, la multa a la que se hacen acreedores los operadores es de casi 900 pesos, además de que todos los pasajeros son bajados de la unidad sin que se les devuelva el costo del pasaje, pues los usuarios son corresponsables en este tipo de faltas. “Los usuarios también son responsables y deben hacerse cargo de su falta, porque nadie los obliga a subirse a la unidad, por eso el sobrecupo es responsabilidad tanto del operador como del usuario”, dijo y recomendó que si los usuarios ven una unidad con sobrecupo, en vez de abordarla, mejor denuncien, pues se ponen en riesgo la salud propia y la de los demás .

Alcázar Urrutia también reveló que en un mes se han impuesto 40 multas contra choferes del transporte público de Cancún, sin embargo, éstos continúan violando las disposiciones sanitarias, pues circulan con sobre cupo fuera de las horas pico, situación que ha incrementado el número de multas por parte de la autoridad municipal. “Ahora en semáforo amarillo les estamos permitiendo que en horarios pico aumenten su capacidad hasta en 75 por ciento, porque la demanda ha sobrepasado la oferta de camiones, pero es una cifra que también han rebasado y los choferes siguen subiendo más gente”.

Aclaró que más de la mitad de las unidades sancionadas por sobrecupo son “combis”, por lo que invita a poner más atención a este tipo de transporte. “Hay que poner más atención en estos vehículos (Combis) porque en éstos es más difícil de detectar el sobrecupo, que en los camiones donde los pasajeros van parados y es notorio”.

Los tres horarios-pico establecidos, en los que los choferes tienen permitido trabajar al 75% de capacidad son: de 5 a 8 horas, de 12 a 15 horas y de 17 a 23 horas.

montanezaguilar@gmail.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil