El delito de pornografía infantil ha crecido en los últimos 18 meses

 

Cifras de la Fiscalía para los Delitos de Violencia contra las Mujeres

 

  • Se han logrado rescates de menores de edad y varias detenciones 

 

De acuerdo con la Fevimtra, durante el último año y medio, el delito de pornografía infantil tuvo cifras al alza en Quintana Roo.

 

Chetumal.- De acuerdo con la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), durante el último año y medio, el delito de pornografía infantil tuvo cifras al alza en Quintana Roo, con tres carpetas de investigación abiertas, ocho personas detenidas y siete menores rescatados; mientras que en los trece años anteriores sólo se registraron cuatro casos.

Explicaron que este delito consiste en la exhibición, almacenamiento y reproducción de cualquier material de contenido sexual explícito, en el que participe un menor de edad, conducta que generalmente se encuentra relacionada con otros delitos, como la trata de personas y corrupción infantil, por lo que se trata de un delito bastante grave.

Fevimtra, refiere que desde que inició la pandemia, los delitos de índole sexual han aumentado en el estado; es decir que, de agosto del 2020 a la fecha se han judicializado tres casos de pornografía infantil en Quintana Roo, dos de ellos con fines comerciales y ambos en la zona norte del estado; mientras que el tercer caso ocurrió en la comunidad de Calderitas, en el sur.

El primero de los tres casos ocurrió en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso en Cancún, donde elementos ministeriales detectaron una vivienda en la que se grababan y almacenaban videos de contenido sexual explícito con menores de edad. En la vivienda encontraron un disco duro y una computadora con más de 900 videos, asimismo, se rescataron a cuatro niñas, con edades que van de uno a 14 años.

El segundo caso fue en la comunidad de Calderitas, en Othón P. Blanco (Chetumal), donde una mujer identificada como Erika “S” fue detenida por abuso sexual y pornografía infantil; y es que esta persona abusaba sexualmente de sus tres hijos y se grababa, posteriormente le enviaba los videos vía Whatsapp a su pareja sentimental, recluida en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal.

El último caso relacionado con pornografía infantil fue descubierto en Isla Mujeres, donde agentes ministeriales catearon tres viviendas, en dos había equipo de producción y material explícito de menores de edad, mientras que en la tercera encontraron drogas; hasta el momento las autoridades especulan que se podría tratar de una red de trata de mujeres y distribución de pornografía infantil. En el operativo detuvieron a cinco personas, quienes aún no han sido vinculadas a proceso.

No hay fiscalía especializada en este crimen 

Los tres casos citados ocurrieron en el último año y medio; la Fevimtra señala que de 2007 a mediados de 2020 sólo ocurrieron cuatro casos denunciados de pornografía infantil en el estado, en los años 2011, 2014, 2015 y 2016.

Asimismo, refieren que la judicialización del delito de pornografía infantil generalmente deriva de una investigación previa por otros delitos, ya sea trata, abuso sexual, estupro o prostitución de menores, pero no existe una Fiscalía especializada en contra de este crimen, lo que indica que no hay una investigación formal contra las personas que producen este tipo de contenidos.

En este contexto, los criminales que se dedican a producir pornografía infantil, se han movido rápidamente con la tecnología, mientras que el sistema burocrático de justicia en el estado se queda sin investigar este tipo de delitos. Se ha denunciado que la Fiscalía General de Quintana Roo (FGE), se mantiene hermética con los datos derivados de estas investigaciones. En el estado se han suscitado casos en los que se deja en evidencia la existencia de redes de trata de personas, los ejemplos más claros son los ocurridos en el norte con el caso Lydia Cacho y en la ciudad de Chetumal con el caso Pepín.

El primero de estos hechos ocurrió en el año 2005, la periodista publicó su libro “Los Demonios del Edén”, en el que relata cómo funcionaba una red de trata de menores operada por Kamel Nacif en la ciudad de Cancún, donde la prostitución y las acusaciones llegaron a altas esferas de gobierno. Sin embargo, la periodista fue detenida por la Fiscalía del Estado de Puebla, por el supuesto delito de difamación contra el ahora ex gobernador Mario Marín.

La mujer fue encarcelada pero a los dos años la liberaron y sólo se procedió contra Kamel Nacif y Mario Marín, el primero se encuentra detenido en Líbano, mientras que el exmandatario de Puebla está en el Cereso de Cancún.

La trata es un delito que va de la mano con la pornografía infantil, en su gran mayoría los menores son sustraídos de sus hogaresy son obligados a prostituirse o a participar en contenido de material explícito.  Desde enero de 2020, en el estado se han detectado 24 niñas víctimas del delito de trata de personas. Veinte de ellas en 2020 y cuatro en la primera mitad de 2021, según datos de la Fevimntra.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil