Guerra en Ucrania es una derrota para la humanidad: Papa Francisco

 

Alista mensaje de “Jornada de la Paz”, del 1 de enero

 

  • “Este virus es más difícil de vencer que los que atacan al organismo humano”

 

El Papa Francisco advirtió que el virus de la guerra es más difícil de vencer que los que atacan al organismo humano.

 

La guerra en Ucrania, junto con todos los demás conflictos alrededor del mundo, representa una “derrota” para toda la humanidad y no sólo para las partes directamente involucradas, señala el papa Francisco en su mensaje que dará en la 56ª jornada de la Paz, que se celebrará el próximo 1 de enero de 2023

“Si bien se ha encontrado una vacuna para el covid-19, aún no se han encontrado soluciones adecuadas para la guerra. Ciertamente el virus de la guerra es más difícil de vencer que los que atacan al organismo humano, porque no viene de fuera, sino de dentro del corazón humano, corrompido por el pecado”, recalca.

Francisco lamenta que cuando se podía esperar que “lo peor de la noche de la pandemia de la Covid-19 había sido superado, un nuevo y terrible desastre cayó sobre la humanidad”. A su juicio, este “otro flagelo”, comparable a la pandemia, que está sin embargo guiado por “elecciones humanas reprobables”. “Cosecha víctimas inocentes y siembra la incertidumbre, no sólo para los directamente afectados por ella, sino de forma generalizada e indiscriminada para todos, incluso para quienes, a miles de kilómetros de distancia, sufren sus efectos colaterales -basta pensar en los problemas de precios de cereales y combustibles”, afirma.

Llamado a sanar el mundo

El mensaje, bajo el título ‘Nadie puede salvarse solo. Recomenzar desde la Covid-19 para trazar juntos caminos de paz’, hecho público el 16 de diciembre, marcará el tono de todas las celebraciones litúrgicas de Navidad. El Pontífice también hace un llamamiento a los gobernantes, a los responsables de las organizaciones internacionales y a los líderes religiosos a un compromiso conjunto para “sanar” el mundo y también desarrollar “políticas apropiadas” para acoger e integrar a los migrantes.

Igualmente, pide retomar la cuestión de “garantizar la sanidad pública para todos” y políticas que luchen “contra el virus de la desigualdad” y que garanticen “la alimentación y un trabajo digno para todos, apoyando a quienes ni siquiera tienen un salario mínimo y atraviesan grandes dificultades”. “El escándalo de los pueblos hambrientos nos duele. Hemos de desarrollar, con políticas adecuadas, la acogida y la integración, especialmente de los migrantes y de los que viven como descartados en nuestras sociedades”, señala.

En todo caso, asegura que “hay luz incluso en la hora más oscura” y recuerda que la pandemia arrastró a la humanidad “en medio de la noche”. Después de tres, años, considera que ha llegado el momento de tomarse un tiempo para cuestionar, aprender, crecer y dejarse transformar -de forma personal y comunitaria-. “De esta experiencia, ha surgido una conciencia más fuerte que invita a todos, pueblos y naciones, a volver a poner la palabra ‘juntos’ en el centro”, añade.

El Papa también critica la “excesiva” fe depositada en el progreso, la tecnología y los efectos de la globalización que se ha convertido “en una intoxicación individualista e idolátrica, comprometiendo la deseada garantía de justicia, armonía y paz”. En todo caso, espera que “en el nuevo año la humanidad pueda caminar junta, atesorando que la historia puede enseñar a los hombres.

Pide ahorrar en regalos de Navidad y
enviar el dinero en apoyo a ucranianos

El papa Francisco pidió ahorrar los gastos en regalos navideños y enviar el dinero que sobre al pueblo ucraniano que “están sufriendo tanto”, en un nuevo llamado de apoyo para los afectados en la guerra y su cercanía con Kiev por el conflicto, rogando por realizar “una Navidad más humilde” y pedir oraciones por “estos hermanos que sufren tanto”.

“Se sufre tanto, tanto en Ucrania y por ello quiero llamar la atención sobre la próxima Navidad y estas fiestas. Es muy bonito festejar, pero bajemos el nivel, el nivel de los gastos de Navidad. Celebremos una Navidad más humilde, con regalos más humildes y lo que ahorremos, lo enviemos al pueblo ucraniano, que lo necesita”, pidió el papa  . “En Ucrania se está sufriendo. Sienten hambre, sienten frío y mueren porque no hay médicos ni enfermeras. Una Navidad en paz y con el Señor, sí, pero con los ucranianos en el corazón. Hagamos ese gesto concreto por ellos”. Hace días, la Limosnería apostólica, la institución que se encarga de realizar las obras de caridad en nombre del papa, pidió la donación de camisetas térmicas para poder enviarlas a Ucrania “ante la situación de emergencia que están viviendo no sólo por la guerra, sino también por la falta de electricidad, de gas y al clima invernal”. Rusia ya entrevió que no dará ninguna tregua en la guerra por las fechas decembrinas.

El cardenal polaco Konrad Krajewski —el titular de limosnas del Vaticano— explicó en una nota que se les puede ayudar con el regalo de camisetas térmicas, adecuadas para mantener la temperatura corporal, para hombres, mujeres o niños

“La Limosnería apostólica ya se está aprovisionando. Quienes lo deseen pueden sumarse a esta iniciativa comprando y trayendo las camisetas directamente a este dicasterio en el plazo de un mes, para que sean enviadas por camión a Kiev lo antes posible”, señala la nota.

El Vaticano, a través de Krajewski, ha enviado ya en varias ocasiones material médico y de primera necesidad desde el inicio de la guerra e incluso el limosnero ha entregado a la población de Ucrania dos ambulancias, conduciendo personalmente los vehículos desde Roma.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil