María Katzarava trasmutará su voz divina en una voz humana

Cantará Piaf en el Lunario del Auditorio Nacional

 

  • El poder de curar el alma a través de los sentidos es un don otorgado a pocos seres humanos, María es uno de ellos, una curandera de almas, aunque realmente ese es un agregado a su talentosa carrera de soprano a la que ahora dará otro plus, al interpretar la chanson française
  • “Será un show de dos horas, donde me van a oír interpretando las canciones de Piaf, dando la más alta calidad de mis estándares musicales, igualmente la de mis músicos, con un sello de calidad, con mi voz natural, sin impostar como ópera”, enfatizó la soprano
Nando Arreguín Rojas

 

“Lo importante es hacerlo con amor, entrega, con alta calidad y eso no faltará en estas presentaciones”,  señaló la soprano. (Foto: Nando Arreguín Rojas).

 

Un mediodía luminoso fue el marco perfecto para conocer detalles y pormenores del show homenaje a Edith Piaf, que ofrecerá una gran mujer mexicana, quien a sus 33 años ha madurado artísticamente hasta conseguir pisar una cantidad impresionante de escenarios operísticos a nivel internacional: María Katzarava. Nos recibió con su encanto natural, demostrando que la admiración provocada por su innegable talento es sólo comparable con su gran sensibilidad, entrega y amor por todo lo que hace.

Jaime Márquez, director de Operaciones Especiales del Auditorio Nacional, acompañó a la soprano durante la presentación del espectáculo que dará este fin de semana en México: “Estamos de manteles largos en esta ocasión gracias a María Katzarava que se presenta por primera vez en el Lunario del Auditorio Nacional, estamos muy contentos de tenerla, los conciertos serán del 10 al 13 de agosto, jueves, viernes y sábado 21:00 y domingo a las 18:00 horas. Estamos muy honrados en un momento de lujo, un concierto en el que se hace la canción francesa, principalmente el ícono de la canción francesa, que fue Edith Piaf, además Jacques Brel, Jacques Prévert y Joseph Kosma, éste es el tipo de repertorio que hará María”, dijo.

El proyecto que tenía en mente desde hace más de dos años surgió gracias a que María siempre ha sido amante de la música francesa, hasta que el Lunario le abrió las puertas para realizarlo. Se había presentado antes en este recinto con Noche de gala María Alejadres,  interpretando arias de ópera; ahora es una nueva faceta de su carrera, como cantante de jazz, todo con arreglos nuevos y con un cuarteto de músicos catalanes.

Desea llevarlo después de México a Europa y presentarlo en diferentes festivales de jazz que ya mostraron interés en el proyecto.

La acompañará un conjunto integrado por batería, bajo, guitarra, piano y acordeón y señala que hay mucha gente que la conoce como soprano, ahora pide se olvide ese chip con el que la identifican y ponerlo de lado y de su parte también es importante cambiarlo (el chip) porque cuando canta otros géneros debe tener esa sensibilidad para interpretarlo no como cantante de ópera y tener esa versatilidad para lograrlo. Ella inició sus estudios de música deseando ser una cantante de rock por lo que siempre ha tenido la facilidad de separar los diferentes géneros, y “dejarse llevar por la palabra, en eso la ópera es muy similar, pues también canta a través de las palabras”.

En Londres, una coach le dijo que escuchara a Edith Piaf, porque ella era la reina de la palabra, que ella sabía como nadie interpretar la palabra, decir las cosas. A partir de eso surgió el gran deseo de cantar sus piezas, pues es una artista a la que admira muchísimo. La voz que escucharemos “será una voz natural, de pecho, una voz como se canta la canción francesa, que no tiene nada que ver con la ópera”.

El director de Operaciones Especiales del Auditorio Nacional, Jaime Márquez, presentó a María Katzarava durante la conferencia de prensa previa a la serie de conciertos. (Foto: Auditorio Nacional)

En su carrera como cantante tuvo la fortuna de estudiar la técnica con la voz natural, dándole la facilidad de separar la impostada de la cantante de ópera de la natural con la que se canta el mariachi, folclore, musicales. Esta es una parte de su carrera que más la ilusiona y es muy interesante revivir la música de la Piaf y la música francesa de esa época con nuevos arreglos que no tienen nada que ver con los originales, siendo muy enriquecedor lo que ahora interpretará, como electro jazz con arreglos especiales del pianista David Samaniego para la ocasión.

Siendo una artista está consciente y abierta a las críticas de que habrá siempre a quien le guste y a quien le disguste lo que hace, por lo que no le preocupan las comparaciones por traer a escena canciones tan memorables de una de las voces más trascendentes del siglo XX, lo importante para ella es hacerlo con amor, entrega, con alta calidad y eso no faltará en estas presentaciones, pues ya es un año de estarse preparando para ello.

Entre sus siguientes proyectos, con roles más dramáticos, está presentarse en el Festival de Verdi en Parma, Italia, interpretando a Lina en Stiffelio al lado del tenor Luciano Ganci, del 30 de septiembre al 21 de octubre en el Teatro Farnese, a Rosalinde en El Murciélago (Die Fledermaus) de Strauss en el Teatro Petruzzelli en Bari, Italia, del 13 al 21 de diciembre.

Con once años de trayectoria, ha logrado llegar a los más grandes escenarios con primeras figuras, como en su debut en Bellas Artes con Roméo et Juliette al lado de Rolando Villazón y Anna Netrebko. Ganadora de competencias como el Premio Maritza Alemán, Premio Carlo Morelli, en el 2008 se hizo acreedora al Primer Premio y el Premio Zarzuela de Operalia del tenor Plácido Domingo, llamando con esto la atención internacional; galardonada también con el Premio Carlo Bergonzi de la Competencia Internacional Francisco Viñas, el Oscar della Lirica, en la Arena Verona en 2010 y el premio como Mejor Cantante Femenina de los Premios Miami Life en 2014.

Roméo et Juliette, Violetta, La Traviata, La Muette de Portici, L’Amico Fritz, Rigoletto, Pagliacci, Manon, Turandot, La Bohéme, Les Contes D’Hoffmann, Cuatro Últimas Canciones, Carmen, Requiem, Fidelio, Il Duca d’Alba, Otello, Fausto, Novena Sinfonía, Madama Butterfly, Stiffelio han sido algunas de las obras donde ha participado en escenarios tan diversos de Suiza, Estados Unidos, Italia, Japón, Abu Dabi, India, Tokio, Seúl, Filipinas, España, Alemania.

El año pasado Katzarava estuvo en dos obras en México, en octubre con Florencia en el Amazonas, en el Auditorio Elisa Carrillo de Texcoco en el Estado de México y en el Centro Nacional de las Artes de la Ciudad de México. De entonces recordamos sus palabras sobre la pieza del también mexicano Daniel Catán, que fue comisionada por la Grand Opera de Houston, la Ópera de Los Ángeles y la Ópera de Seattle: “Es en español porque su autor es mexicano, de pronto la interpretación es más fácil, la acentuación, el énfasis porque es nuestro idioma, cantar así se hace más orgánico y natural, creo que todos mis compañeros coincidimos en ello, aunque vocalmente exige lo que cualquier ópera exige, y en este caso es mucho. Es un privilegio y honor que se nos tome en cuenta para estar haciendo eso”, señaló la soprano.

Anterior a ésta, tuvo una única presentación en Bellas Artes de La voix humaine, de Francis Poulenc con libreto de Jean Cocteau, acompañada del virtuoso pianista Abdiel Vázquez y con la dirección de Paolo Giani Cei.

Durante la conferencia de prensa, DIARIOIMAGEN intervino para conocer algo más de sus trabajos futuros.

—María, es un placer tenerte tan cerca, el año pasado nos deleitaste con La voz humana, después Florencia en el Amazonas, son obras bastante difíciles, progresistas de alguna forma, es una manera diferente de ver la ópera; este espectáculo que presentas ahora no es ópera, aunque también es totalmente diferente para una cantante de tu talla; ¿Qué viene después y cuándo le vas a dar el sí al MET?

A mí siempre me ha gustado mucho cantar cosas que no se suelen montar tanto como La voix humaine, precisamente es un monólogo de 45 minutos difícil además por la melodía armónica es muy difícil, pero a mí siempre me ha gustado mucho la música contemporánea, me gusta incursionar en ese mundo y bueno, por lo del MET no es un teatro que yo esté pensando ni sea mi deseo, cuando llegue, llegará, creo que cada teatro es importantísimo, todos los que he pisado tienen su talla, su calidad y cuando llegue el MET va a llegar con el rol indicado, de eso depende mucho, porque también estoy abordando roles muy nuevos en el cual yo soy muy joven, como Il Trovatore, Stiffelio o Butterfly, son muy nuevos para mí, pero me han abierto ahora más mi campo en la ópera, pero soy muy joven para eso, entonces también es como un segundo aire en mi carrera, porque yo comencé cantando roles de lírico ligera como Gilda, Lucía, Juliette quien me abrió muchos teatros también, sin embargo, hoy en día estoy empezando una segunda etapa donde yo ya me siento consolidada, me siento libre, me siento bien de cantar cosas que sí me van, porque yo sufría mucho cantando roles ligeros donde yo sentía que mi voz era más que el rol que me pedían, era como una sufridera infinita, no podía disfrutarlo a tope y ahora sí, por eso cuando lleguen los teatros es porque es el momento justo.

Respecto a la preferencia que se le da a los tenores en México, dando menos atención a las mujeres refirió:

“En algún momento se ha desviado la atención para con los cantantes masculinos y a la gente se le olvida que también hay muchas cantantes femeninas, no sólo soy yo, hay muchas, entre ellas está Rebeca Olvera, que es una supercantante mexicana, que esta en la Ópera de Zúrich y ha hecho una gran carrera, y así también puedo llamar a una mezzosoprano Cassandra Zoé (Velasco), que también ha cantado en el MET, que tiene una buena carrera y creo que es muy importante darle la importancia que las mujeres mexicanas también están haciendo una gran carrera, lo que pasa es que los tenores mexicanos siempre se han dado a conocer por ser una voz preciosa y fácil y siempre ese amor por las voces de tenor es mundialmente conocido, y a veces es como si no existieran los demás, ni las sopranos, ni los barítonos, ni los contratenores, siempre nos olvidamos de los contratenores y hay voces maravillosas, también mexicanos, no nos acordamos nunca, es cuestión de desviar la atención un poquito de los tenores y ver que también hay otros grandes cantantes que están haciendo una carrera muy importante, no solamente yo, también hay que darles la importancia y su mérito a todas las chicas que están allá en Europa”.

Una faceta poco conocida de la gran soprano

“Yo no vivo para los éxitos de mi carrera, eso es una parte de mí, pero lo que más me importa es ser una persona libre, trabajar más por mi interior, es cantar para estar bien y cantar para que la gente esté bien”. (Foto: Lunario | Staff)

Luego de la conferencia, gentilmente la soprano accedió a hablar para los lectores de DIARIOIMAGEN.

—El tenerte tan de cerca y ver que sigues conservando esa humanidad que muchos grandes artistas, y algunos no tan grandes que no han llegado ni a la mitad de tu carrera, ya han perdido, es maravilloso, ¿Cómo conservas ese ser, esa esencia, esa María tan buen hija, buena amiga, aparte de la carrera?

Porque yo no vivo para los éxitos de mi carrera, eso es una parte de mí, pero lo que más me importa es ser una persona libre, trabajar más por mi interior, es cantar para estar bien y cantar para que la gente esté bien, yo no entro a un escenario pensando a ver qué va a pensar la gente, si le gusta o no le gusta, entro y siempre habrá gente que le gustas o no le gustas, eso es algo clarísimo en mi vida, ya con eso me liberé de muchas piedras en el camino, porque hay veces que como artista te vuelves muy temeroso de las críticas, las quieres leer y a ver qué pasa.

Hoy en día ya no, me liberé de esas cosas, hay tanto más allá de eso, cuando te vuelves un artista libre y disfrutas del escenario no para pensar en el éxito y para que te alaben, sino para explotar y la gente lo reciba, esa es mi mejor paga.

—Eso es parte también de ser una artista controversial, aceptar puestas que otras artistas no quieren hacer, por ejemplo La voz humana, que es muy difícil técnicamente y sobre todo es una ópera contemporánea; la puesta que hicieron ustedes en Bellas Artes les costó mucho trabajo para montar, aunque luego la gente les dio una respuesta maravillosa.

Sí, de hecho siempre me encanta probar, experimentar caminos que casi no se han tocado, La voix humaine es una de las óperas que se hacen menos, si lo ves en operabase no son muchas las veces que se ha puesto; sin embargo, es una ópera hermosa, es muy rica y es muy fuerte y muy dramática, tanto el monólogo como la ópera y bueno, sí, por supuesto que nos costó mucho ponerla en Bellas Artes porque ellos no querían, decían que eso no era una ópera para el Palacio de Bellas Artes, que eso era para un festival como el Cervantino, y dije: “cómo, ¿por qué?”, si yo les di diez teatros grandes donde se ha puesto, entonces de qué se trata, y sólo nos dieron una función, tristemente yo tenía ya este año pactadas cuatro funciones de La voix humaine, ya estaba todo listo y Bellas Artes me lo canceló y muy mal, porque nos hicieron perder contratos, tanto a mis directores de escena y a mí, porque bloqueamos esas fechas, entonces eso es algo que no está bien de trabajar así, es falta de profesionalismo.

—Entonces ¿crees que sea mala la dirección, quien está a cargo? ¿Hay gente más capacitada para esto? Pro Ópera sigue siendo una asociación importantísima en México, quizá quien más difusión da a la ópera actualmente en este país, ¿hay alguien de entre ellos que te gustaría ver dirigiendo este escenario a nivel gubernamental? Porque esa es una de las trabas más importantes para el desarrollo de la ópera y para que llegue a las masas.

Mira, Pro Ópera ha sido una gran asociación, de hecho fui becada por ellos cuando empecé mi carrera y les debo muchas cosas gratificantes, porque gracias a ellos es que logré con la beca de Ramón Vargas prepararme mucho, por ejemplo con él mismo muchos años; sin embargo, para un puesto como es la dirección de Bellas Artes no puede estar dirigida por un melómano nada más, yo creo que tiene que ser alguien capacitado que sabe de Derecho y que sabe de música, son muchas cosas, es muy difícil, porque también tienes que pelear ante una burocracia enferma que, sobre todo en México, es muy difícil trabajar contracorriente, yo no puedo echarle la culpa a fulanito o fulanita de que por tu culpa no se hacen las cosas bien, yo estoy muy consciente de que al menos en la ópera de Bellas Artes no puedes avanzar porque se te vienen encima, pero creo que más allá de todo no sólo puedes ser un  melómano y decir “voy a tomar la dirección artística de Bellas Artes”, tienes que tener otra preparación también.

—Saltando un poco de tema, sé que te gusta Mecano, tuve oportunidad de charlar con Ana Torroja el año pasado antes de su concierto Conexión aquí en el Auditorio Nacional y le preguntaba en esa ocasión también acerca de esa esencia de humanidad que para mí es muy importante en un artista, ella hizo conciertos para la lucha contra el cáncer en España y también en México; tú tienes un gran don, eso es innegable, pero también eso te conlleva responsabilidades. Tu fundación es parte de retroalimentar ese don que tienes o de dar algo de lo que has recibido, háblanos un poco de ello porque es muy interesante y que muy poca gente conoce de María Katzarava.

Siempre he tenido en mi mente que todo lo que recibí, que fue mucho, mi misión en esta vida es regresarlo como sea, como pueda y mientras más pueda hacerlo, mejor. Por eso fue que creé la fundación que lleva mi nombre. Primero bequé al Centro Cultural El Tecolote que está en el estado de Guerrero, para chicos que están allí donde es una zona muy fuerte, invadida por el narcotráfico, la violencia, la violencia de género, alcoholismo, todo está allí, es una de las zonas más deprimidas del lugar, pero en el Centro Cultural tienen orquesta, danza, teatro, coro y eso ha ayudado a los chicos a que se alejen del narcotráfico, porque casi todos tienen un familiar que está involucrado en ello, y gracias a Dios, estos niños ya no tienen en el pensamiento de que van a vivir sólo con el narcotráfico, sino que ya cortan con eso y se dedican de serio al arte, tiene ya varios becados en el Conservatorio de las Rosas, también en el Conservatorio del Estado de México en Toluca, y así también becamos a dos chicos para que fueran un mes intensivo a trabajar a Barcelona, una es actriz  y el que vino este año es guitarrista, yo con los conciertos que hice los bequé para que tengan solvencia un año, eso es lo que hago.

También mi fundación la quiero hacer más grande, está en trámite de que sea internacional, pero eso tarda un poquito, unos meses que tarda, y también para ayudar a jóvenes cantantes que entiendo que muchas veces no tienen el apoyo ni la solvencia, porque es una carrera cara, tienes que pagar las clases, vuelos de avión para audiciones, no es fácil y eso como joven no lo tienes, de dónde lo sacas. Eso es lo que yo hago, becar a los chicos de canto y también a centros culturales que no tienen apoyo del gobierno, como lo es en Arcelia (Guerrero) con El Tecolote.

—Por último, tus tatuajes (en los brazos) ¿qué partituras tienes allí?

En ésta (derecho) tengo, de Juliette, Je veux vivre y en ésta (izquierdo) Non, je ne regrette rien, la primera es la que me abrió las puertas en la ópera y la otra a este mundo, por eso me las tatué.

Je veux vivre… (Foto: Nando Arreguín Rojas)

Non, je ne regrette rien… (Foto: Nando Arreguín Rojas)

 

Nando Arreguín Rojas

 


 

María Katzarava Canta Piaf en el Lunario del Auditorio Nacional, del jueves 10 al sábado 12 de agosto a las 21:00 horas y el domingo 13 a las 18:00 horas. Boletos: $800 a $2,100 en taquillas del foro sin cargo extra, y en Ticketmaster, www.ticketmaster.com.mx, teléfono 5325 9000.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

Sitios de interés

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2017



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil