Cambio climático, desafío global para 2019

“Hora 14”

Mauricio Conde Olivares

 

 

“El futuro del planeta está en riesgo y por ende el de la humanidad”, ésta no es una frase exagerada ni tomada de una película, es una realidad que nos ha alcanzado, razón por la que hoy muchos terminan el 2018  trabajando para encontrar soluciones.

Respondiendo a la problemática del cambio climático, a finales de noviembre, el Programa de Investigación sobre Cambio Global de Estados Unidos, presentó su último informe sobre la 4ta. Evaluación Nacional del Clima, en el que se destaca las implicaciones económicas y sociales que enfrentará la máxima economía del mundo, Estados Unidos, al no realizarse acciones inmediatas en esta materia.

Esta advertencia del gobierno federal estadounidense se presentó tan solo un par de semanas después de que las Naciones Unidas publicó su 6to. informe del grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) destacando que solo se tiene una década para reducir la contaminación por carbono y evitar así peores catástrofes climáticas.

Sin afán de ser alarmistas, debemos entender que el cambio climático será el causante de grandes pérdidas económicas para la humanidad, ya que afecta cada año la tasa de crecimiento económico de todas las naciones por diversas razones.

El empeoramiento del cambio climático comenzará a dañar muchos aspectos de nuestra vida. Los cambios extremos de temperatura, la seguridad de las comunidades y la salud en general, no serán nuestras únicas afectaciones.

Con el cambio climático en progreso se desarrollará una mayor desigualdad económica y social y una pérdida de infraestructura en las ciudades.

Los impactos extremos relacionados con el clima pueden resultar en mayores riesgos o fallas en otros sistemas críticos, los cuales incluyen los recursos hídricos, la producción y distribución de alimentos, la energía y el transporte, la salud pública, el comercio internacional y la seguridad nacional.

Por si esto fuera poco, las economías e industrias regionales que dependen de los recursos naturales y las condiciones climáticas favorables, como la agricultura, el turismo y la pesca, son vulnerables a los crecientes impactos del cambio climático.

Además, se espera que los impactos del cambio climático más allá de nuestras fronteras afecten cada vez más nuestro comercio y economía, incluidos los precios de importación y exportación, así como a las empresas con operaciones en el extranjero y cadenas de suministro.

Por ejemplo, en Estados Unidos la organización Latino Decisions dio a conocer en las pasadas elecciones una serie de encuestas realizadas a la comunidad latina, relacionadas con la importancia que tiene la atención oportuna en el tema de cambio climático.

Estos son algunos de los datos arrojados, en los cuales se puede notar la relevancia del tema de cambio climático en la comunidad:

El 65% de los encuestados indicaron que habían experimentado los efectos del cambio climático en los últimos 5 años.

Casi la mitad, 49% de los encuestados, indicó que es extremadamente importante que el nuevo Congreso apruebe una legislación para combatir agresivamente el calentamiento global.

El 4 por ciento de los encuestados indicó que es “extremadamente importante” o “muy  importante” que el Congreso de Estados Unidos tome medidas para reducir el smog en el aire. El 90% de los encuestados demócratas y el 61% de los encuestados republicanos indicaron que era muy importante o extremadamente importante que el nuevo Congreso aprobara una legislación para combatir agresivamente el aumento de temperatura.

Las acciones del gobierno estadounidense, relacionadas con el clima, deben ser inmediatas.

La ciencia nos dice que tenemos que parar de generar gases de efecto invernadero en los sectores de energía, transporte, uso de tierras y sistemas alimenticios, en particular.

Es el momento de evitar un futuro sombrío, ya que la comunidad latina está preocupada e interesada en que se legisle en el Congreso y máxime cuando el titular del Poder Ejecutivo, Donald Trump, va a contrepelo de las políticas ambientalistas.

De ahí el llamado a las organizaciones civiles de todo el mundo  a darle la cara al cambio climático y propongamos soluciones que ayuden a aminorar sus estragos. Antes de que sea tarde, hagamos algo inteligente por el bien de nuestras generaciones futuras.

Por otra parte, es un hecho que los encargados de la política de seguridad nacional del Gobierno de México, principalmente el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, tienen el reto de establecer y liderar una estrategia integral que atienda de manera eficaz las necesidades de la ciudadanía en la materia, por encima de acciones aisladas o de los discursos políticos y los posicionamientos públicos.

“Hasta hoy los mexicanos hemos sido testigos de una narrativa que no se estructura por completo, acompañada de actos públicos que nos dejan con la sensación de que hace falta seguir trabajando para generar una estrategia puntual en el modelo de seguridad pública del Gobierno de México”, opinó Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe replantearse un modelo mucho más enfocado en la generación de inteligencia, en la coordinación y en el desarrollo de cuerpos de seguridad sólidos, que además sean cercanos a la gente.

No es posible mejorar la seguridad en el país, simplemente desapareciendo o generando nuevas  instituciones o protocolos.

Tal es el caso del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), del Estado Mayor Presidencial (EMP), del Cuerpo de Granaderos en la Ciudad de México, la despenalización del uso de la mariguana, la promulgación de una eventual Ley de Amnistía, entre otras propuestas, aseveró Raúl Sapién Santos.

El modelo de seguridad  nacional que debe buscar el nuevo Gobierno de México requiere considerar ciertos pilares estratégicos como la inteligencia y la innovación; una policía de proximidad que integre y genere confianza en la gente; trabajar de manera coordinada y articulada con la policía nacional; así como una formación especializada y remuneración adecuada a los elementos que la integran.

“Atacar las causas de los problemas de seguridad puede dar resultados concretos, sin embargo, aún parece una tarea de muy a largo plazo”, finalizó Raúl Sapién Santos; empero, lo anterior será motivo de posterior análisis en otra entrega de Hora 14.

mauricioconde59@outlook.com
@mauconde007
https://mauriciocondeblog.wordpress.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil