Travellink Casa del Sol Travellink

Los partidos y el chapulineo político

Por la Derecha..!

Luis Ángel García

 

Inició el proceso electoral 2021 y los partidos se aprestan a seleccionar y nominar a sus candidatos a los más de 21 mil puestos de elección popular que están en juego a nivel nacional. Institutos políticos tradicionales y de nueva cuña hacen proselitismo para convencer a los suspirantes de contender bajo sus siglas.

Curiosamente no buscan a los mejores hombres o mujeres de gran trayectoria partidista o política, correligionarios o gente que comparta principios ideológicos, cumpla con los requisitos estatutarios o comulgue con la declaración de principios. Eso es cosa del pasado, lo actual es buscar entre el cascajo que dejan otros partidos, improvisados artistas, ex deportistas y hasta cómicos de la vieja guardia —tal vez para emular a Jimmy Morales de Guatemala—, pretenden gobernar o legislar sin ninguna experiencia, cuya curva de aprendizaje le saldrá muy cara a los votantes.

Esta práctica no es novedosa, pero más corriente. El PRI utilizó a deportistas y artistas para servirse de su popularidad como con el Ratón Macías, Felipe El Tibio Muñoz, Enriqueta Basilio, Jaqui Nava, Bernardo Segura, el taekwondoín Víctor Estrada y el futbolista Roberto Ruiz Esparza o Silvia Pinal, Carmen Salinas y muchos miembros de la ANDA. Después fueron otros partidos con Ana Gabriela Guevara, Cuauhtémoc Blanco, Carlos Hermosillo o actores como Sergio Mayer.

Pero ahora sí se volaron la barda los partidos grandes y la chiquillada con personajes impresentables como Carlos Villagrán Kiko, Gabriela Goldsmith, Paquita la del Barrio o Lupita Jones. La política tiene espacio para cualquiera. La competencia electoral ya no es cuestión de principios o de ideologías sino hoguera de vanidades.

Hay algo todavía peor, los trapecistas y chapulines de la política, gente sin escrúpulos que va de un cargo a otro y cambia de partido con una desfachatez impresionante. Tan sólo hay que recordar que los dirigentes y mucha de la militancia de Morena fue primero priista y luego perredista, o los del sol azteca que surgieron del tricolor para formar la Corriente Democrática, la cual se fusionó con partidos de izquierda para crear un híbrido -hoy casi en extinción-, y migrar, la mayoría, a “la esperanza de México”.

Y empezó el chapulineo. Gente de Morena que abdicó porque no le dieron una candidatura o “hueso” y regresó a sus orígenes o con los antagónicos; priistas que pulularon por todas las corrientes; panistas que se volvieron morenos; dinosaurios de la política que -como desecho-, son recibidos por la chiquillada, partidos de efímera existencia que buscan posiciones o el usufructo del financiamiento público, y así un interminable desfile de enroques y alianzas; a todos los une un común denominador: la ambición de poder. La democracia hoy vive uno de sus peores momentos, porque ya no protagoniza una lucha de clases o la confrontación de ideas, es un circo mercantil y mediático que nada aporta al fortalecimiento político de los partidos y solo es hoguera de vanidades.

Pero el valor del voto es mucho más que el triste espectáculo de personajes de la farándula o de políticos venidos a menos que no quieren soltar la ubre del presupuesto, aunque nada aporten a las tareas parlamentarias ni sepan de políticas públicas ni conozcan su estado, menos su municipio. Los futuros legisladores no tienen idea de cómo hacer leyes o ejercer la función de gestionar. Quienes pretenden ser gobernadores o alcaldes son legos en las responsabilidades de la administración pública, y los viejos políticos -que ya no tienen vocación de servicio-, sólo van a servirse del cargo. Nuestra democracia merece un mejor futuro, por eso razonemos el voto. Hagamos que a la política no arriben la farándula, los payasos o comediantes, mucho menos viejas glorias del deporte o burócratas venidos a menos. Erradiquemos las cuotas de poder y el trapecismo o el chapulineo político. Somos más los ciudadanos que deseamos vivir en un país democrático con un sistema de partidos fuertes, de políticos con visión de Estado, y no franquicias que reciben cascajo.

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil