Marín Mollinedo no va

Corre la voz

Jorge Castro Noriega

 

Rafael Marín Mollinedo, el poderoso director del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y personalísimo amigo del presidente López Obrador —“hermano”, lo llama éste—, ha quedado definitivamente fuera de la posibilidad de ser considerado candidato de Morena a la gubernatura de Quintana Roo.

Este lunes trascendió la versión -que él mismo confirmaría después- que tanto el Comité Ejecutivo Nacional de Morena, como el presidente y el propio Marín Mollinedo, habían finalmente acordado que éste último no participara en la contienda en la que, si bien no se inscribió dentro del plazo legal, se especulaba que pudiera entrar por otra vía.

La dirigencia nacional del partido anunció hace unos días que aparte de los cuatro aspirantes aprobados: Mara Lezama, Luis Alegre, Marybel Villegas y José Luis Pech, podrían ser inscritos a dos más, de acuerdo a sus perfiles, por lo que se rumoraba que uno de ellos sería el funcionario federal, uno de los más influyentes miembros de Morena en Quintana Roo.

De igual modo y luego de la declinación que en su favor hiciera la senadora Marybel Villegas, en caso de que fuera propuesto como “candidato de unidad” en la suposición de que se diera alguna fractura en el partido por la disputa de la candidatura, la posibilidad de crear esta figura en la competencia quedó también descartada. “Rafa” Marín, se supo, no entraba ya a la competencia, ni por su perfil competitivo, ni como candidato de unidad.

Fuentes cercanas a la dirigencia nacional de Morena revelaron que a pesar de que grupos políticos, empresariales y de militantes trataron de incluir a Marín Mollinedo, vía selección, y establecer una nueva valoración como posible aspirante a la candidatura a gobernador, el cercano colaborador del jefe del Ejecutivo federal fue descartado definitivamente desde el fin de semana del proceso interno.

Ayer lunes, en un adelanto al descarte de su participación que se habrá de oficializar muy pronto, Rafael Marín Mollinedo negó estar en campaña o en precampaña, durante un foro que tuvo con el sector empresarial de la Coparmex en Cancún, donde expuso la obra y los alcances del Corredor Interoceánico que tiene bajo su responsabilidad y en el cual AMLO le pidió concentrarse y terminar la encomienda. Lo prefirió a su lado, que haciendo “grilla” en Quintana Roo.

Llanamente, ante los empresarios que lo convocaron, Marín dijo: “Yo no voy; no estoy buscando la candidatura”. Y aseguró sentirse “entusiasmado” con el proyecto que dirige y que es una de las obras emblemáticas del gobierno federal.

De igual modo, el gurú de Morena en el estado rechazó haber pactado alguna alianza con la senadora Marybel Villegas, quien la semana pasada amagó con renunciar al partido si la candidata era Mara Lezama y adelantó que de ser así, declinaría sus aspiraciones a favor de “Rafa”, con quien poco después se tomaría una polémica foto —lambisconería, la llamó el Presidente— en Palacio Nacional, dejando entrever que entre ambos ya había un pacto sellado. Pero no fue así y Marín Mollinedo lo desmintió ayer también.

Por último, descartó volver a emitir declaraciones sobre el proceso electoral y mantenerse al margen de las decisiones de la dirigencia nacional. La suerte, su suerte, ya estaba echada.

Sin la sombra de “Rafa” Marín en el camino, Lezama, Alegre, Villegas y Pech quedan con el camino despejado para ser evaluados y encuestados por el Consejo Nacional de Elecciones en las primeras semanas de diciembre, cuando se espera que surja el candidato que irá por la gubernatura del estado.

Y entonces, agárrense todos que los golpes y porrazos apenas van a empezar.

www.jorgecastronoriega.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.

Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2021


Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil