“Mano negra en selección de candidatos”

“Hora 14”

Mauricio Conde Olivares

 

Gregorio Sánchez Martínez.

Gregorio Sánchez Martínez.

El efecto Ayotzinapa empezó a repercutir de manera aún incierta en los procesos de selección de candidatos de los partidos políticos, toda vez que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) enarboló la necesidad de blindar estos procedimientos con auxilio del CISEN y la PGR, de tal manera que los aspirantes a puestos de elección popular no tengan vínculos con el crimen organizado. Además, intenta cerrar la pinza a la propuesta del PAN para crear el Sistema Nacional Anticorrupción, que garantice eficiencia en el quehacer público, pero también en la impartición de justicia.

Mientras tricolores y blanquiazules buscan desesperadamente abatir el descrédito que se han ganado a pulso los partidos políticos de cara a la nación, es un hecho que en el interior del país los llamados partidos satélites aún ven en candidatos externos de oscuro pasado, pero reconocida solvencia económica un verdadero botín, “una tabla de salvación” para que subsistan electoralmente al ofrecer las candidaturas al mejor postor.

En este sentido, César Camacho Quiroz, presidente nacional del PRI dijo: “Que CISEN y PGR puedan ayudarnos a verificar no sólo que ha hecho cada persona, sino como lo ha hecho y cuáles son sus vínculos y asociarnos en esta tarea con los ciudadanos que sobre todo en el ámbito municipal conocen todos los detalles de la vida de las personas”.

Empero, el Partido del Trabajo en Quintana Roo, que dirige el diputado local Hernán Villatoro, ha encontrado la manera de sobrevivir con escasa membresía e inocua presencia política bajo el cobijo de polémicos personajes que han sido sujetos de, por decir lo menos, controversiales campañas proselitistas, como las que ha tenido Gregorio Sánchez Martínez, el famoso “Greg”, quien logró llegar a la presidencia municipal del principal destino turístico de México, Cancún, y hasta aspiró a ser gobernador antes de que lo privaran de su libertad en el penal de máxima seguridad de Nayarit, por supuestos nexos con el narcotráfico.

A “Greg”, quien anunció su afiliación al PT, recientemente le decomisaron propiedades en Cancún por un juicio mercantil que perdió, derivado de un adeudo de 10 millones de dólares que le facilitó el empresario Steve Santander, como financiamiento al último tramo de su campaña por el ayuntamiento de Benito Juárez, donde firmó como deudor principal Alfredo Achard Carretero, su coordinador de campaña y él como deudor solidario, al ser directamente beneficiado por el préstamo, según un juez en materia de lo civil.

De esta forma, le embargaron propiedades en Cancún, entre ellas el salón “Ashanti”, inmueble que una parte funcionaba como salón de fiestas y otra era la Fundación Todos Somos Quintana Roo, brazo filantrópico usado por “Greg” para ganar adeptos, dirigido por su hija Karina.

Ahí mismo se encontraban las oficinas de campaña de su yerno, Alejandro Luna, quien contendió el año pasado como candidato a la presidencia municipal de Cancún, misma que perdió frente a Paul Carrillo de Cáceres.

Luna, actual regidor, trasladó sus oficinas ahora de gestión, desde las instalaciones del salón “Ashanti”, a un inmueble frente a la Junta Distrital del INE, donde también ya despacha la Fundación Todos Somos Quintana Roo.

Hora 14 recuerda que “Greg” regresó este año a Cancún para recorrer los medios de comunicación y denunciar que sufre persecución política con la revelación de millonaria compra inmobiliaria en Argentina, donde puso nombre de su hijo a un terreno valuado en 2 millones de dólares; después se fue el pasado 31 de julio “para atender sus negocios en el extranjero”.

Al respecto, rodeado de la dirigencia del PT en la entidad y algunos perredistas, Alejandro Luna junto con la hija de “Greg” reinauguró las oficinas de la Fundación Todos Somos Quintana Roo y anunció el retorno de su suegro a la vida política local programado para el mes de noviembre.

Ello, justamente en los momentos en que el PT deberá cumplir con los procedimientos internos para la definición de sus candidatos en el actual proceso electoral en marcha, toda vez que estarán en juego tres diputaciones federales.

Como segundo frente político gregoriano se cuenta la dirigencia estatal del Partido Humanista, en manos de Daniel Romero Gómez, formado en el grupo empresarial “Jaguar”, que comandaba “Greg” y hombre de todas sus confianzas, al cual colocó como director de Fiscalización en cuanto asumió la presidencia municipal de Benito Juárez.

Su pupilo infiltrado en el Partido Humanista en Quintana Roo, por su parte, ha llamado la atención por el actual dispendio en el alquiler de anuncios espectaculares y de publicidad a favor de los diputados locales priístas en el informe de sus actividades, así como a favor del diputado federal del tricolor, Raymundo King de la Rosa.

Declaró Romero Gómez: “lo que pedimos es piso parejo para todos, sólo hay que salir a las calles para ver el dispendio en espectaculares y publicidad, creemos firmemente en las autoridades, tenemos mucha confianza en que ellos puedan definir si son o no actos anticipados de campaña”.

El millonario mesías “Greg” tiene así más que metidas las manos en el proceso local de selección de candidatos en al menos dos partidos políticos, y en consecuencia, puede influir en las decisiones que tomen sus adversarios políticos. ¿Intervendrá el CISEN?; en realidad ¿es esta la calidad de representantes populares que se merecen los habitantes de Quintana Roo? La capacidad del estado y la gobernabilidad estarán nuevamente poniéndose a prueba pero esto será motivo de análisis en otra entrega en punto de la Hora 14.

mauricio_conde@msn.com

Deje un comentario

Máximo un link por comentario. No use BBCode.




Archivos

.:: Diario Imagen On Line ::.


Queda expresamente prohibida la reproducción, parcial o total, de los contenidos de DIARIO IMAGEN QUINTANA ROO © 2011-2019



Acceder - Desarrollado por Atelier du Soleil